Revisando Jueces 7:4 me encuentro con un Dios selectivo, determinado e intencional. Le dice a Gedeón “todavía hay demasiada gente” y “si digo este irá contigo, este irá, pero si digo este no irá contigo, ese no irá “. Usando un método exclusivo descartó 22 mil, luego segrega 300 de 10 mil y dice: “Con los trescientos que lamieron el agua yo los salvaré… El resto que se vaya a su casa. ¡Wow ni en American Got Talent he visto algo así! Conozco la frustración de quienes quedan fuera por veredicto del jurado y la furia de sus desconsolados fans, más ahora es entendible que la primera batalla se gana con la actitud hacia quien me llama. ¿En un proyecto divino vas de calle o te vas para tu casa?

La entrada Dime ¿pa’ dónde? se publicó primero en Periódico El Caribe.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *