febrero 2, 2023

“Para ser actor hay que estar decidido”


En preparación del rol de Aiden en The Runner, llevó su cuerpo hasta los límites; es su primer protagónico

Con 23 años, Edouard Phillipponnat (mitad francés mitad finlandés) tiene madera para llegar a ser una gran estrella. Es un actor políglota con una extraña madurez intelectual. Ha venido por primera vez a República Dominicana, invitado a presentar The Runner, donde hace de Aiden un estudiante de secundaria arrestado por posesión de drogas. Mientras lucha contra los demonios de la adicción, reúne información para exponer a un narco.

¿Qué importancia tiene en su carrera el papel de Aiden en The Runner?
Buena pregunta. Es muy importante porque es mi primer protagónico en Hollywood. Muchas cosas deben cambiar después de esta película, porque es un papel muy importante en mi carrera. ¡Muy, muy importante!

¿Qué le atrae más; el cine comercial de Hollywood o el cine de autor, independiente?
Para mí cuando hice The Runner fue una gran experiencia porque todos los que estaban involucrados en la película, el equipo técnico, los actores, éramos una gran familia. Es por esto por la que en las películas independientes uno se siente una gran familia, aunque las comerciales tengan una gran producción. Es en el cine independiente donde haces lo que quieres hacer. Porque las comerciales eso son. El cine independiente es diferente.

Ud. es políglota. ¿Cuál de los idiomas que aprendió le costó más trabajo?
Probablemente el italiano y el ruso. Para una película tuve que estudiar ruso durante cinco meses, y mientras duró el rodaje me fue bastante fácil. Una vez que terminó, lo olvidé completamente todo. Lo entiendo muy bien, pero me siento tímido al hablarlo. El italiano fue más fácil, pues ya había estudiado español en la escuela. Y en tres semanas becado aprendí. La verdad es que los actores siempre van a hacer lo que tengan que hacer para obtener un papel. Es un trabajo muy difícil. Para un serie de televisión pensaron que yo era italiano. Al director de casting le gustaba hablar en francés para poder practicarlo y pensaba que yo era italiano. Así que cuando me pusieron delante las líneas eran en italiano sin traducción. Imagínate, si decía que no era italiano me iban a echar los productores. No iba a obtener el papel. Así que me fui a una escuela a estudiar italiano, mientras tanto rodaba. Y además tenía un profesor privado que me daba clases particulares en cuatro semanas. Increíblemente logré hacerlo y quedó bastante bien.

Entre las cosas que un actor tiene que hacer, está el ejemplo de que Ud bajó más de 30 libras de peso para el papel de Aiden…
Treinta y cinco libras. Muchísimo peso que tuve que perder.

¿Es Ud. tan bizarro como el personaje de Aiden?
Soy exactamente todo lo contrario. Esas libras tuve que perderlas en ocho meses, poco a poco. Solamente consumía unas 350 calorías al día. Como no tenía energía despertaba y estaba como ocho horas en cama. Naturalmente tu personalidad también se convierte en Aiden. Yo adoro las películas, son mi vida. Para mí estar en Los Ángeles y hacer esta película era una bendición. Cuando decían corte yo soltaba una sonrisa de felicidad. Pero no como Aiden, sino como yo.

¿Con qué director francés le gustaría rodar?
¡Luc Besson! He trabajado con Sasha Luss (actriz rusa protagonista de la película Anna, de Luc Besson) y cuando llegábamos al hotel yo le decía, ‘dime, dime, dime de Luc Besson’. Es que es interesante no porque sea Luc Besson, sino porque es un genio.

¿Ud. se siente más francés que finlandés?
No, me siento internacional. Hablo francés, inglés y sueco. Son quizás los idiomas que más domino. He viajado mucho y he aprendido varias lenguas.

He leído por ahí que quiere dirigir. Y producir. Y escribir.
Es una buena pregunta. Yo escribo para mí. Escribo ideas de historias que quisiera desarrollar. Escribo proyectos. Si quiero llevarlos a cabo debo pensar como un productor. Dirigir es una cosa que incluye un poco de todo: escribir, producir, y muy pasional. En The Runner yo trabajaba y constantemente iba a ver la cámara, miraba los tiros.

¿Qué es lo principal que se necesita para hacer todo eso, además de talento y voluntad??
Tengo solamente 23 años. Así que mi respuesta va a resultar más corta en relación con alguien que tenga una larga experiencia. Pienso que no es una sola cosa. Cuando perdí el peso necesario para hacer The Runner, no me hizo bien para escribir, no me hacía bien para nada. Pero tenía que ser un todo. Para hacerlo todo tienes que estar decidido a darlo todo en un cien por ciento. Así que cuando perdí ese peso tuve que ir al hospital. Y tuve que decidir ser o no actor. Mi familia me decía que regresara a casa. Hay que tener decisión, hacer lo necesario para lograrlo

¿Y su mamá qué piensa ahora?
Me ama. Está muy feliz por mí. Mis padres me apoyan en todo. Están muy al tanto y felices por lo que estoy logrando.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *