Una manatí pare mellizos en Florida, un hecho “extremadamente raro”


Miami, EFE.- Una manatí dio a luz mellizos en las aguas de un parque natural de Florida, un hecho «extremadamente raro» entre estos mamíferos marinos, según señaló la organización Save the Manatee Club y recogieron medios locales este jueves.

El nacimiento ocurrió en el parque natural Blue Spring, en el centro de Florida (EE.UU.), y «ambas crías parecen estar bien», según dijo la organización defensora de estos animales en un mensaje en sus redes sociales, donde informaron además de la próxima celebración de un «baby shower» (fiesta de nacimiento) y subieron fotografías de los bebés manatíes junto a su madre.

Save the Manatee Club ha puesto en marcha una campaña de recaudación de fondos a favor de estos animales nativos y emblemático de Florida que, según los científicos, están sufriendo el deterioro de su hábitat a causa de la acción humana.

Ochocientos manatíes murieron en el sureño estado durante el año 2022, una cifra preliminar por debajo del récord de 1.100 fallecimientos del año anterior, pero todavía alta y superior a la media de los últimos cinco años, según las autoridades estatales.

De acuerdo a la Comisión de Pesca y Vida Silvestre de Florida (FWC), desde 2017 se ha producido un promedio anual de 741 decesos de manatíes.

En lo que va del presente año, entre el 1 y el 13 de enero han muerto 45 manatíes, según la FWC.

Debido a la escasez de los pastos marinos de los que se alimenta se han presentado muertes por inanición y casos de manatíes con desnutrición crónica, los que ha obligado a las autoridades a poner en marcha desde 2022 un programa de alimentación suplementaria en los meses de invierno, a base principalmente de lechugas.

Evento de mortandad inusual

Son estos meses en los que ocurre lo que FWC llama «evento de mortandad inusual», ante lo cual Florida mantiene un centro de respuesta con aguas cálidas en Cabo Cañaveral, en la costa este del estado, en el que se atiende a manatíes rescatados.

Funcionarios estatales se mostraron este miércoles «cautelosamente optimistas» en vista de que las cifras de mortandad del pasado mes de diciembre estuvieron registrado como inferiores a las de años pasados, al igual que las de aquellos que murieron por inanición.

Esta especie nativa dejó de estar oficialmente en peligro y protegida en 2017, pues su población aumentó en los últimos años hasta llegar a más de 7.500 ejemplares gracias a medidas para establecer zonas de protección de manatíes y de velocidad reducida para barcos y campañas de concienciación.

En la situación actual los conservacionistas piden que vuelvan a incluirse en la lista de especies en peligro.

Por lo pronto, el gobernador estatal, Ron DeSantis, firmó este mes una orden ejecutiva que autoriza una partida de 3.500 millones de dólares para la restauración de los pantanos de los Everglades y de otros recursos naturales de Florida, y que incluye 100 millones de dólares para mejorar la calidad del agua en Indian River Lagoon, donde opera el centro de respuesta y atención de manatíes.





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *