Protestas se sienten en el 17 % del territorio peruano, sin enfrentamientos


Lima, Perú.– Las movilizaciones y los bloqueos de vías por las protestas antigubernamentales en Perú se sintieron en 33 provincias del país, lo que equivale al 16,9 % del territorio nacional, según datos de la Defensoría del Pueblo, que no registró enfrentamientos entre manifestantes y las fuerzas del orden.

De acuerdo con el último reporte de este organismo autónomo, las movilizaciones sociales siguen concentradas en el sur del país, en regiones como Cuzco, Apurímac, Madre de Dios, Puno, Arequipa y Tacna.

También en esta zona del territorio nacional continúan con mayor intensidad los bloqueos de carreteras, que mantienen el «tránsito interrumpido» en 100 puntos de todo el país.

Además, la Defensoría informó que durante la jornada de este sábado se registraron en las regiones de Moquegua y Cuzco «marchas por la paz o en rechazo a la paralización de actividades económicas» debido a las protestas, que solo en la última semana han dejado un saldo de 21 personas fallecidas.

Esta mañana, el aeropuerto de Cuzco, la puerta de entrada a la ciudadela inca de Machu Picchu, reanudó sus operaciones, tras permanecer cerrado desde el jueves ante los intentos de los manifestantes de ocupar las instalaciones aeroportuarias.

Hasta el momento, la Defensoría no ha registrado enfrentamientos en ninguna de las protestas, que vivieron su día más mortífero el lunes pasado en la ciudad de Juliaca, ubicada en la sureña región de Puno, donde fallecieron 17 manifestantes.

Desde que arrancaron las manifestaciones en diciembre pasado, tras el fallido autogolpe del expresidente Pedro Castillo, 41 manifestantes han muerto en enfrentamientos directos con las fuerzas del orden y un agente de policía fue asesinado por una turba, mientras que siete personas más han perdido la vida «por accidentes de tránsito y hechos vinculados al bloqueo», siempre según la Defensoría del Pueblo.

Los manifestantes exigen la renuncia de la presidenta Boluarte, el cierre del Congreso, el adelanto de elecciones generales a 2023 y la convocatoria a una asamblea constituyente, entre otras demandas.

La mandataria pidió perdón el viernes si su Gobierno «se equivocó en encontrar la paz y la calma» y afirmó en un mensaje a la nación que no renunciará y seguirá «promoviendo el diálogo y la paz social» para superar la crisis social y política que vive el país. EFE





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *