Afirma materias primas y fletes comienzan a bajar de precios en mercado


El presidente de la Federación de Asociaciones Industriales (FAI), Ramón Porfirio Báez, afirmó que los precios de las materias primas en el mercado internacional y los fletes están bajando, pero el coste del dinero está aumentando.

Entrevistado por el periodista Federico Méndez, en el programa Esferas de Poder, que se transmite los domingos de 8:00 a 9:00 de la mañana, por RNN Canal 27, planteó, sin embargo, que el sector de las micro, pequeñas y mediana empresas podrá compensar esa situación con la producción.

“Los precios de las materias primas están bajando, los fletes están bajando, pero el costo del dinero está subiendo, entonces vamos a poder compensar, no creo que en el 2023 sea un año con el mismo nivel de crecimiento que tuvimos en el 2022, por falta de capital, pero eso es normal en política monetaria”, subrayó.

Báez considera que no le sorprendería que el aporte de las Mipymes al Producto Interno Bruto se mantenga este año igual que en el 2022.

El dirigente empresarial sostuvo que al sector industrial Mipymes le fue bien en el 2022, porque logró sacar la cabeza y producir.

“A la industria nos fue bien, la pandemia nos hizo más eficiente, conseguimos dinero para importar maquinarias y para mejorar la capacidad de producción, eso fue en el 21 (2021), y entonces en el 2022 ya los resultados se vieron”, adujo.

Afirmó que en el país la inflación, que viene desde afuera por el precio del petróleo y la materia prima, no fue más alta gracias a la producción nacional.

“No nos fue mal, para como pudo haber sido la cosa, nos fue bien, en el 2022 mucha gente sacó la cabeza, pudo producir, paliar las alzas de los fletes, las alzas de la materia prima”, insistió.

Destacó que la producción nacional es el escudo protector en contra del embate de la inflación externa que recibe el país.

Manifestó que muchas de las materias primas que utilizan las Mipymes vienen desde la India y Turquía, y los fletes desde China, que son proveedores de textiles, metales, plásticos y otros, los cuales volvieron a su normalidad.

“Los tiempos están largos, pero los precios están a los niveles de pre pandemia, están casi regresando a la normalidad”, apuntó.

FAI plantea creación de tasas diferenciadas

El presidente de la Federación de Asociaciones Industriales (FAI), Ramón Porfirio Báez, planteó la creación de un sistema de tasas de interés diferenciado para los sectores productivos del país.

“Nosotros somos los que mantenemos el empleo, entonces el crecimiento en el sector productivo implica crecimiento en el empleo”, adujo.

Indicó que si se logra un tratamiento diferenciado, a través del Consejo Nacional de Promoción y Apoyo a la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (Promipyme), que se enfoque en el sector industrial, se puede mantener la tasa de crecimiento de las Mipymes industriales del país.

Argumentó que se está privilegiando a nivel de tasas de interés a sectores de consumo y que producen impuestos, cuando al industrial los mantienen penalizados.

“Nosotros siempre hemos sido penalizados, como sector industrial, por el régimen de evaluación de activos, no hay forma que una industria sea clasificación A, hay raras excepciones”, significó.

Báez proclamó que las Mipymes industriales son las que mejor pagan impuestos, todas son formales, tienen gran rendimiento y proveen la mayor parte del empleo.

El mercado haitiano es errático porque de repente se produce un cierre

El presidente de la FAI, Ramón Porfirio Báez, calificó el mercado haitiano como errático, porque de repente un día se le ocurre cerrar la frontera y cuando se produce la apertura, la situación impacta en los precios en un ambiente difícil de controlar.

“El gran problema del mercado haitiano es que es errático, un día a ellos se les ocurre que van a cerrar la frontera, por H o por R, y se quedan los huevos y bajan de precios”, acotó.

A seguidas manifestó que de repente abren la frontera, se disparan los precios y demandan abundante producción nacional y aumenta el precio a nivel local.

El dirigente empresarial comentó que, al ser un mercado informal, en su gran mayoría, el haitiano es muy difícil de controlar.

“Cuando hablo de controlar no es de cobrar impuestos ni prohibir la entrada ni salida, no, es asegurarse que sea estable, ellos tienen sus problemas y nosotros el nuestro”, agregó.

Observó que a veces hay problemas de este lado de la frontera que impide abrir un mercado bilateral, lo cual implica que cualquier cantidad de mercancías se quede pendiente de vender y algunas se deñenalgunas se dañen por su carácter perecedero.

Báez dijo que eso puede originar que al día siguiente, cuando se abre el mercado, se consume hasta casi el doble de lo que puede ocurrir normalmente.

El dirigente empresarial indicó que el sube y baja constituye un proceso desestabilizador que impacta en el precio del mercado local, en algunos rubros.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *