Retomando la secuencia de publicaciones sobre Iván Tovar, ha sido revelador consultar el catálogo “Surrealism: Two Private Eyes. The Nesuhi Ertegun and Daniel Filipacchi Collections” de la exhibición presentada en el Solomon R. Guggenheim Museum de Nueva York del 4 de junio al 12 de septiembre de 1999, donde se registra la obra “Fenêtre peinte”, autoría de Iván Tovar.

Entre los textos que integran la publicación, hemos centrado la mirada en: “To Be or Not To Be Surrealist” (Ser o No Ser Surrealista) del crítico de arte francés José Pierre, quien apunta lo siguiente: “Prueba de que el surrealismo no es francés lo da el hecho de que, de sus principales artistas, sólo dos tenían nacionalidad francesa: André Masson e Yves Tanguy. Se podría ampliar el número a cinco añadiendo al eminente precursor Marcel Duchamp, el asombroso Jean Arp de Alsacia y el fogoso Pierre Molinier de Burdeos”.

Continúa Pierre expresando que “(…) esto sigue siendo un recuento pequeño en comparación con los innumerables artistas no franceses que contribuyeron a la gloria de la pintura y la escultura surrealistas: alemanes como Hans Bellmer, Max Ernst, Konrad Klapheck, y Richard Oelze; americanos como Alexander Calder, Joseph Cornell, Arshile Gorky, David Hare, Gerome Kamrowski, Man Ray, Kay Sage, and Dorothea Tanning; británicos como Leonora Carrington, Stanley William Hayter, Conroy Maddox, Henry Moore, Gordon Onslow-Ford, y Roland Penrose; australianos como Wolfgang Paalen; belgas como René Magritte; brasileños como Maria Martins; canadienses (o más bien quebequenses) como Jean Benoît y Jean-Paul Riopelle; chilenos como Matta; cubanos como Jorge Camacho, Agustín Cárdenas y Wifredo Lam; daneses como Vilhelm Bjerke-Petersen y Wilhelm Freddie; DOMINICANOS COMO IVÁN TOVAR; españoles como Salvador Dalí, Oscar Domínguez, Esteban Francés, Eugenio Granell, Joan Miró y Pablo Picasso; italianos como Giorgio de Chirico; mexicanos como Alberto Gironella, Frida Kahlo, y Remedios; rumanos como Victor Brauner y Jacques Hérold; suecos como Max Walter Svanberg; suizos como Alberto Giacometti, Meret Oppenheim, y Kurt Seligmann; checos como Jindřich Heisler, Jindřich Štyrský, Toyen; y más”. (La traducción del texto del inglés al español, así como las mayúsculas y negritas son nuestras. Ver: pp. 34-35 del catálogo de referencia).

La entrada Tovar|Surrealismo Vivo XLI se publicó primero en Periódico El Caribe.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *