Francia tendrá dos millones de personas con pensión mejorada


París.-El portavoz del Gobierno francés, Olivier Véran, afirmó ayer que con la reforma de las pensiones presentada el martes las pensiones mínimas aumentarán en 100 euros brutos al mes a partir de septiembre para dos millones de personas.

Además, también se beneficiarán “200.000 nuevos jubilados cada año”, destacó Véran en una entrevista a la emisora France Info, en la que se esforzó por tranquilizar sobre las consecuencias de la reforma, sabedor de que las encuestas de los últimos días afirman que dos tercios de los franceses están en contra.

Uno de los principales argumentos utilizados por el Gobierno para defenderla es que además de equilibrar el régimen de pensiones en el horizonte de 2030 desde el punto de vista financiero, permitirá elevar la remuneración de los que reciben las pagas por jubilación.

En concreto, los que han cubierto el periodo completo de cotización recibirán al menos el 85 % del salario mínimo, lo que equivaldría a unos 1.200 euros mensuales (en 13 pagas) actualmente.

La última reforma
El eje central de la reforma es el retraso progresivo de la edad mínima de jubilación de los 62 años actualmente a 64 en 2030. Aunque no cambiará el tiempo de cotización necesario para recibir una pensión completa, sí que se acelerará la aplicación de la última reforma, que prevé aumentarlo de los 42 años actuales a 43.

Todos los sindicatos están frontalmente en contra de la reforma y van a movilizarse, con una primera jornada de huelgas y manifestaciones el 19 de enero.

Laurent Berger, secretario general de la Confederación Francesa Democrática de Trabajadores (CFDT), primer sindicato del país, considerado reformista, subrayó este miércoles que el Gobierno intenta ocultar, insistiendo en medidas anexas, que lo principal es el retraso de la edad mínima a 64 años.

“Para las personas afectadas, es una medida brutal”, afirmó Berger en una entrevista a la emisora France Inter, en la que hizo hincapié en que eso concierne en particular a los que empezaron a trabajar pronto, entre 19 y 21 años, “a aquellos a los que se aplaudía durante el covid”, como repartidores o cajeras y que al final “van a trabajar dos años más”.

Descontento social
Aseguró que “el descontento es extremadamente fuerte” y que aunque no sabe si se traducirá en las protestas anunciadas, “si ese descontento no se manifiesta en la calle, se manifestará en otra parte, en las urnas”.

En concreto, el dirigente sindical advirtió del “riesgo” de que quien salga ganando sea “la extrema derecha”.

Entre las nuevas disposiciones, ninguna persona que haya comenzado a trabajar -de manera formal- antes de los 20 años se verá obligada a trabajar, en total, más de 44 años, ha prometido la primera ministra, Élisabeth Borne, sobre una reforma que, al aumentar la edad mínima de jubilación, perjudica sobre todo a quienes hayan comenzado a trabajar a edades tempranas.

Contempla aumento de las pensiones mínimas para los nuevos jubilados, hasta los 1,200 euros netos mensuales en 13 mensualidades, como había prometido en campaña el presidente, Emmanuel Macron. Esa cifra representa un 85 % del salario mínimo interprofesional francés, que será el nuevo indicador de referencia.

El paso del tiempo

—1— Edad
El gobierno argumenta que los franceses viven ahora más que antes.
—2— Jornada
Tienen que trabajar más tiempo para que el sistema de pensiones sea financieramente sostenible.
—3— Protesta
Habrá una primera jornada de protesta contra los cambios en las pensiones.




Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *