Raisi busca apoyo en un gran foco de las protestas en Irn


Actualizado

El presidente iran acude a la Universidad de Tehern por el Da del Estudiante sin lograr aplacar el amplio malestar entre los jvenes

Ibrahim Raisi, presidente de Ir
El presidente iran, Ibrahim Raisi, en la Universidad de Tehern, este mircoles.AFP

El auditorio de la Universidad de Tehern estaba a rebosar. Segn los opositores, aquella nutrida presencia masculina tena mucho que ver con una convocatoria de los clubes universitarios vinculados al movimiento paramilitar basiy. Fuera del campus donde el presidente Ibrahim Raisi compareci para celebrar el Da del Estudiante, as como en los de otros centros del pas, las protestas de jvenes alumnos exigiendo a su Gobierno que escuche sus demandas prosiguieron. Al igual que los arrestos.

“Este da debe simbolizar la expresin de crecimiento, y siempre se debe respetar el conocimiento de las condiciones del pas por parte de las universidades”, recalc el dirigente durante su discurso. “Un Irn fuerte no es del deseo de los estadounidenses, y estn intentando destruir Irn igual que hicieron con Afganistn, Siria, Libia y otros pases que han invadido. Pero Irn, a diferencia de otros territorios, tiene hombres y mujeres con honor y dignidad que nunca permitirn las conspiraciones de EEUU“, asegur.

Lo que sonaba a palabras de concordia del poltico de lnea dura, del papel central de los universitarios en el movimiento que recientemente pide ms libertades en la esfera pblica y mejoras econmicas, sonaba a hueco para sus crticos. Sentadas estudiantiles en los das previos, en algunos casos denunciando el arresto de aquellos profesores que se han puesto del lado de las protestas, evidencian que el descontento persiste. Muchos jvenes siguen entre rejas acusados de altercados graves.

El malestar se ha contagiado a aquellos negocios que, a pesar de las serias dificultades de cerrar en medio de sanciones y la presin del Gobierno para que abran, decidieron sumarse a los tres das de huelga convocados. Segn testigos presenciales, en ciudades como Tehern los cerrados no fueron mayora, si bien es difcil verificar el seguimiento de las convocatorias y su incidencia en localidades de provincia. En la regin occidental, de donde era originaria Mahsa Amini, los parones fueron mayores que en la capital.

En medio de este escenario, ni siquiera el sorpresivo anuncio del domingo pasado de la suspensin de las patrullas de la Polica Moral, bajo cuya custodia muri Amini, parece haber calmado los nimos. No en vano, las autoridades se han apresurado en desmentir que aquella decisin, no confirmada por la Polica, vaya a suponer el fin de la obligatoriedad del velo. Este martes, Husein Yalali un diputado prximo a Raisi declar que “los velos volvern a la cabeza de las mujeres en dos semanas”.

Testigos destacan, de las ltimas semanas, que las iranes han comenzado a dejarse caer el velo con ms asiduidad por la calle, en un intento de crear condiciones de facto para que el velo sea voluntario. Sin embargo, Yalali, jefe del comit parlamentario de Cultura, sugiri la posibilidad de recurrir a mtodos ms sutiles para hacer cumplir con la Ley: “Es posible que las mujeres que no respeten el velo reciban un SMS de advertencia”, explic. Al tercer aviso, “su cuenta bancaria podra bloquearse”.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *