así puedes hacerlo de forma segura


El desarrollo de las tecnologías que permiten nuevos métodos de pago, como las tarjetas ‘contactless’ -que permiten pagar con solo acercar la tarjeta al datáfono- o pagar con el móvil permiten al usuario comprar de forma más cómoda. Aunque, como todo lo nuevo, al principio puede generar confusión o incertidumbre sobre si realmente es un método de pago seguro.

Desde la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) plantean una serie de consejos para garantizar que los interesados en pagar con sus dispositivos móviles lo hagan de forma segura.

Pagar con el móvil: paso a paso

En primer lugar, los móviles deben de contar con un chip NFC para hacer estas operaciones, la tecnología que permite hacer los pagos como si se tratase de una tarjeta ‘contactless’. Una forma de comprobarlo es acceder al menú de ajustes del dispositivo y ver si entre las opciones de conexión -donde también se encuentra el WIFI o el Bluetooth- para ver si aprarece la conexión NFC (y activarla).

El siguiente paso es contar con la ‘app’ de pagos acorde al móvil (Apple Pay, Samsung Pay o Google Pay), donde se debe configurar la tarjeta de débito o crédito donde se cargarán los recibos. La mayoría de entidades bancarias como Santander, Bankia, Sabadell o BBVA también permiten configurar las tarjetas para pagar con el móvil a través de su ‘app’ para usuarios.

Por último, desbloquear la pantalla del teléfono y utilizarlo en un comercio donde disponga de un dispositivo TPV (datáfono) para efectuar el pago.

¿Es seguro pagar con el móvil?

La seguridad a la hora de pagar con el móvil es similar -si no superior- a la de pagar con tarjeta, ya que cuenta con las mismas garantías , además de tener que desbloquear la pantalla antes de pagar.

  • Mantener actualizado el sistema operativo.

  • Instalar un antivirus.

  • Desactivar el NFC cuando no se esté utilizando.

  • No conectarse a redes WIFI públicas y sin contraseña de acceso

  • Desactivar el sistema y quitar las tarjetas en caso de reparación

  • Utilizar un sistema de bloque de pantallas con PIN o huella dactilar

En caso de robo o pérdida del teléfono, el procedimiento es el mismo al de perder una tarjeta, por lo que es necesario ponerse en contacto con la entidad financiera emisora de las mismas para comunicarlo y que las bloqueen.

Además, el nuevo límite máximo la responsabilidad del titular por la utilización fraudulenta de un instrumento de pago antes de la comunicación del robo o la pérdida es de 50 euros.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *