Xi Jinping dice al presidente del Consejo Europeo que China y la UE deben “oponerse a una nueva Guerra Fra”


Actualizado

Amos lderes hablaron sobre la guerra de Ucrania. “Debemos evitar una escalada y trabajar por la paz”, dijo Xi Jinping.

El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel.
El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel.Olivier MatthysAP

La Unin Europea est navegando por aguas agitadas en medio de la nueva Guerra Fra entre las dos superpotencias mundiales. Hay das en que los pases del bloque van de la mano de Estados Unidos lanzando crticas veladas a la agresividad de China sobre Taiwan, su avanzada militar en la regin de Asia-Pacfico o su turbulenta relacin con los derechos humanos. Pero luego, en cuanto Xi Jinping sale de su autoaislamiento, tras casi tres aos encerrado dentro de la Gran Muralla, los lderes europeos parece que hacen cola para reunirse con el presidente chino, como se vio en la pasada cumbre del G20, y tratar de cerrar con l visitas a Pekn para sellar nuevos acuerdos comerciales que estiran an ms la dependencia europea a todo lo que viene de China.

Este jueves ha sido el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, quien lleg a Pekn para reunirse con Xi Jinping en un momento en el que China atraviesa sus mayores protestas sociales en dcadas por las extremas polticas de confinamientos bajo el Covid cero.

“No hay ningn conflicto estratgico entre China y la UE”, dijo Xi Jinping segn declaraciones citadas por la cadena estatal china CCTV. “Ambos debemos oponernos a una nueva Guerra Fra y al proteccionismo. China se mantendr abierta a las empresas europeas y espera que la UE elimine interferencias y provea de un ambiente de negocios justo y transparente para las empresas chinas”.

En la lectura de la UE de la charla no aparece mencin a las manifestaciones de estos das en China, pero s destaca las posiciones en la guerra en Ucrania. “Michel subray que la UE cuenta con China, como miembro permanente del Consejo de Seguridad de la ONU, para pedirle a Rusia que respete los principios fundamentales de la Carta de la ONU y contribuya a poner fin a la destruccin brutal de Ucrania”. El escrito tambin seala que ambos lderes “enfatizaron que las amenazas nucleares son irresponsables y altamente peligrosas”.

“Resolver la crisis ucraniana a travs de medios polticos va en el mejor inters de Europa y en el inters comn de todos los pases en Eurasia. Debemos evitar una escalada y trabajar por la paz”, respondi Xi.

Reanudar el dilogo sobre los derechos humanos

Sobre la regin asitica, en el tema de Taiwan, Michel reiter el compromiso del grupo con su posicin de larga data de “una sola China”, que reconoce que todo territorito de habla mandarn, incluido la isla autnoma, est integrado en el Gobierno de Pekn, por ello la UE no mantiene relaciones diplomticas formales con Taiwan. Michel tambin dijo que “cogi con satisfaccin” la “disposicin de China para reanudar el dilogo sobre derechos humanos”, roto desde que varios pases europeos acusaron a Pekn de crmenes de lesa humanidad por la represin documentada contra la minora uigur de Xinjiang.

Michel apunt que a la UE le gustara relanzar el Acuerdo Integral de Inversin para mejorar la estabilidad de la cadena de suministro. “La parte europea est dispuesta a seguir impulsando el proceso para llegar a un acuerdo de inversin entre ambas partes”, dijo el representante europeo.

La visita de Michel llega un mes despus de que los lderes de la UE mantuvieran una reunin de tres horas para calibrar la relacin con China y la suma dependencia del bloque en cuanto a tecnologa y materias primas, con un dficit comercial cada vez ms prolongado. Sobre la mesa tambin estuvieron las inversiones chinas en infraestructuras energticas por toda Europa, la postura ambigua que Pekn mantiene en la guerra en Ucrania, con su negativa a condenar el ataque ruso, y cmo la rivalidad entre Estados Unidos y China estaba salpicando al viejo continente.

Desde la delegacin de la UE en Pekn reconocen a este peridico la creciente presin de Washington a Bruselas para que le acompae en una lnea ms dura hacia China y que sus aliados se adhieran a su cruzada contra los chips del gigante asitico, con una rfaga de controles a las exportaciones para evitar que Pekn desarrolle los semiconductores avanzados que se pueden usar en la industria militar.

Las presiones de Washington, segn contaba esta semana el Financial Times, tambin se han extendido a sus socios de la OTAN para que endurezcan su retrica sobre China y que comiencen a trabajar en acciones concretas para contener a Pekn. En octubre, la administracin Biden public su estrategia de seguridad nacional, que dej en claro que China era la prioridad de seguridad.

Este mircoles, los ministros de Relaciones Exteriores de la alianza discutieron los controles de exportacin y las formas de proteger la infraestructura estratgica de la inversin china. Aunque la semana pasada, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, quiso precisar que Pekn “no era un adversario” a pesar de enfatizar que la alianza tena que responder a “la modernizacin militar de China, la colaboracin con Rusia y los intentos de controlar la infraestructura crtica en Europa”.

“No queremos un mundo dividido en dos bandos”

Un da antes, en el Foro Indo-Pacfico de Bruselas, el mximo diplomtico de la UE, Josep Borrell, expuso su punto de vista sobre la autonoma europea. “Debemos ser claros sobre la posicin de la UE, defendiendo nuestros propios puntos de vista e intereses. Pero no somos equidistantes. Compartimos con EEUU un sistema poltico de democracia, responsabilidad, derechos individuales y mercados abiertos. China, mientras tanto, est endureciendo su poltica exterior y hay un mayor componente ideolgico en general”, dijo Borrell.

El ex ministro espaol, como ya ha reiterado en otras ocasiones, seal que nadie debera nunca verse a obligado a elegir un bando entre las dos potencias mundiales. “La gran mayora de los pases del Indo-Pacfico y de Europa no quieren verse atrapados en una eleccin imposible. No quieren tener que elegir entre Estados Unidos o China. Nosotros, como ellos, no queremos un mundo dividido en dos bandos”, sentenci.

Un mes antes del viaje de Charles Michel a Pekn, el canciller alemn Olaf Scholz se convirti en el primer lder occidental que estrechaba la mano a Xi Jinping despus de que el lder chino revalidara un tercer mandato en el congreso del Partido Comunista (PCCh). Para principios de 2023, est previsto que el francs Emanuel Macron y la italiana Giorgia Meloni pisen la moqueta roja del Gran Palacio del Pueblo de Pekn.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *