Bolivia y Chile resuelven la disputa sobre el ro Silala ante la CIJ


Actualizado

El tribunal estima que La Paz ejercer los derechos que tiene sobre las aguas, mientras las autoridades chilenas tendrn derecho a un uso “equitativo y razonable” de ellas

Gabriel Boric, presidente de Chile
Gabriel Boric participa va teleconferencia en la audiencia de la CIJ, desde Santiago.EFE

Chile y Bolivia llegaron a un acuerdo sobre el estatuto de las aguas del ro Silala, indic este jueves la Corte Internacional de Justicia (CIJ), que puso as fin a la disputa legal entre ambos pases.

De acuerdo con la CIJ, durante el procedimiento en La Haya las posiciones entre los dos pases sudamericanos se aproximaron al punto de tornar innecesario que la ms alta jurisdiccin del sistema de Naciones Unidas se expida en un sentido u otro.

As, la corte constat por abrumadora mayora que en seis de los ocho puntos en discusin hubo coincidencias evidentes que eliminaron la necesidad de un pronunciamiento, ya que “no hay dudas” de que el Silala es un curso de agua internacional y que las partes estn de acuerdo en ello.

En los puntos restantes, la CIJ rechaz una denuncia de Chile sobre supuesto incumplimiento boliviano de su obligacin de cooperar, as como otra de Bolivia sobre el acceso a las aguas superficiales del Silala.

La postura de la CIJ permiti a los dos pases considerarse favorecidos por el fallo.

“Pasar la pgina”

“Ha concluido la controversia sobre la naturaleza y uso de las aguas del Silala, y a partir de ahora en base al Fallo, Bolivia ejercer los derechos que tiene sobre las aguas del Silala“, expres en una nota el ministro boliviano de Relaciones Exteriores, Rogelio Mayta, que sigui la audiencia.

La agente (principal representante) de Chile ante la CIJ, Ximena Fuentes, consider por su parte que el fallo era “bueno”, porque ahora los dos pases podran “pasar la pgina” y profundizar la cooperacin en materia de recursos hdricos.

“Lo importante es que la CIJ resalta cmo gracias al procedimiento fue cambiando la naturaleza de las respuestas de Bolivia, terminando en un allanamiento por parte de Bolivia a la demanda chilena”, dijo Fuentes.

“La Corte ha sealado que eso que vino a buscar Chile, ya lo ha obtenido a travs del reconocimiento de Bolivia, y por eso apunta que no es necesario que ella lo seale”, apunt.

Chile reclamaba que la CIJ declare al Silala como un ro internacional y que como tal se sujeta al derecho internacional del uso equitativo y razonable. El Silala nace en bofedales (humedales de altura) en el departamento boliviano de Potos y en su trayecto atraviesa la frontera con Chile.

Largo proceso judicial

El caso lleg a la CIJ en 2016, cuando Chile pidi a esa corte que declare al Silala formalmente como un curso de agua internacional, sujeto a normas especficas, para garantizar sus derechos sobre el uso de ese recurso hdrico en su territorio.

Bolivia respondi en 2018 con una contrademanda para que la corte le reconozca sus derechos sobre el flujo artificial del ro, por el sistema de canales construidos para reunir agua de manantiales, y exigi que Chile pague una indemnizacin por uso de esos recursos.

Las ltimas audiencias por el caso se realizaron en abril de este ao, cuando las partes formularon sus alegatos y tuvieron oportunidad de interpelarse mutuamente.

En esas audiencias, el agente de Bolivia ante la CIJ, el diplomtico Roberto Calzadilla, pidi que se reconozca la soberana boliviana sobre el “flujo artificial” de las aguas del Silala en su territorio y que “Chile no posee derechos adquiridos” sobre ese flujo.

Para la delegacin de Bolivia, los canales construidos sobre el Silala en su territorio aumentaron artificialmente el caudal y por ello Chile no puede alegar derechos adquiridos para su acceso a esas aguas. Chile aleg que la exposicin boliviana careca de base legal al hacer una diferencia entre cauces naturales y artificiales.

Las relaciones diplomticas entre los dos pases estn rotas desde 1978, cuando fracas el ltimo intento de negociar un acceso de Bolivia al ocano Pacfico.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *