El Twitter de Elon Musk ya no persigue los bulos sobre el Covid-19


El nuevo Twitter de Elon Musk no seguirá combatiendo la desinformación sobre el Covid-19. Así lo ha reconocido la red social en una publicación a través de su blog en la que se anuncia que las medidas de moderación adoptadas al calor de la pandemia, hace ya cerca de tres años, dejaron de ser efectivas hace unos días.

«A partir del 23 de noviembre de 2022, Twitter ya no aplica la política de información engañosa de COVID-19», ha afirmado la red social en una escueta nota compartida en la misma publicación en la que informaba sobre la medidas que había puesto en marcha para moderar este tipo de contenido.

ABC se ha puesto en contacto con la red social para preguntar la razón que ha motivado la eliminación de esta política. Como siempre desde hace semanas, desde la plataforma no se ha querido realizar ninguna aclaración al respecto.

Antes de la llegada de Musk a la aplicación, Twitter, como otras tantas redes sociales, adoptó nuevas normas enfocadas a controlar la desinformación sobre el virus y conducir a los usuarios a contenido confiable.

Durante el tiempo que las políticas sobre el virus fueron efectivas, la aplicación aplicación del pajarito eliminó 100.000 publicaciones que buscaban desinformar sobre el Covid y bloqueó 11.000 cuentas. Cuentas que, probablemente, serán recuperadas próximamente por sus usuarios gracias a la amnistía anunciada recientemente por el propio Musk.

Como señala ‘CNN‘, primer medio en reportar la noticia, el flamante dueño de Twitter, a inicios de 2020, ya puso a prueba las políticas sobre el Covid instauradas por la red social, que por entonces seguía estando dirigida por su cofundador, Jack Dorsey. Entonces, puso en duda el riesgo real de la crisis sanitaria, entre muchas otras cosas. «El pánico por el coronavirus es estúpido», llegó a compartir en un tuit.

El magnate también se mostró en contra en numerosas ocasiones de las políticas de distanciamiento social para el control del virus. «Lo llamaría ‘encarcelar a la fuerza a las personas en sus hogares’ en contra de todos sus derechos constitucionales, en mi opinión, y romper las libertades de las personas de maneras que son horribles e incorrectas», afirmó el ejecutivo en una charla con los inversores de Tesla en abril de 2020.

Cabe recordar que, desde que Musk se hizo con el control de la aplicación, e incluso antes, ha garantizado que en su Twitter cualquier persona podrá expresar sus pensamientos siempre y cuando estos no infrinjan la ley. La mano blanda en lo que respecta a la moderación de contenido y a la persecución de la desinformación ha provocado que muchas empresas renuncien a mostrar publicidad en la aplicación. Algo que está teniendo un duro efecto en las cuentas de la plataforma, según ha reconocido el propio ejecutivo, que sigue trabajando para conseguir que la herramienta sea rentable.

Para ello, Musk quiere conseguir convencer a los usuarios para que paguen la suscripción al servicio premium Twitter Blue, que, por un coste de ocho dólares, permite al usuario acceder a funcionalidades que no están disponibles de forma genérica. Entre ellas, el polémico signo de verificación, que debería volver a entrar en funcionamiento el próximo viernes 2 de diciembre.





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *