febrero 2, 2023

Probamos el DJI Avata, un dron accesible para todo el mundo


DJI Avata es un pequeño dron FPV con unas gafas DJI Goggles 2 para el vuelo en primera persona. Este dron está enfocado sobre todo al vuelo rápido y acrobático. Esas tomas que hemos visto a ras de suelo a alta velocidad son tomadas por este tipo de drones.

Hablando del diseño del DJI Avata, éste es muy compacto, no puede plegarse como otros, pero la marca ha reducido el chasis del dron para que sea más ágil y veloz. Las hélices cuentan con protecciones para poder soportar caídas o colisiones con objetos. Sobre todo, está pensado para las personas que se están iniciando en el mundo de los drones FPV donde los accidentes son muy comunes.

La cámara va integrada en el Avata y sirve tanto para grabar como para transmitir a las gafas. Es decir, no tiene dos cámaras independientes, como estamos acostumbrados a ver en drones para aficionados, una que emite y otra para grabar, lo que hace que el cuerpo sea más reducido, y no se nota una peor calidad de las imágenes o la transmisión.

Como elementos de seguridad, como otros drones de DJI, el Avata incluye GPS y el sistema ADS-B Airbense de DJI para avisar si tenemos aviones o helicópteros cerca de nuestro espacio. No cuenta con sensores anticolisión, por lo que hay que volarlo con máxima precaución.

Los 20 GB de memoria interna, además de la ranura microSD que esconde en uno de los protectores de las hélices, permiten almacenar horas de video. También cuenta con un puerto USB-C y las baterías son propias de este modelo, no sirven las del resto. La batería puede durar en plena acción de vuelo unos 18 minutos, mientras que las Googles 2 tienen aguantan entorno a 2 horas con una batería.

Tres modos de uso

DJI Avata cuenta con tres modos: por un lado, el modo normal permite volar 8 metros por segundo manteniendo un vuelo estacionario. El modo manual permite volar 14 metros por segundo permitiendo llevar a cabo un control más personalizado. El modo sport permite volar 27 metros por segundo mezclando los dos modos anteriores, es decir, libertad de control con la seguridad del modo normal.

Probablemente la clave del éxito del Avata sea el DJI Motion Controller que resulta muy fácil e intuitivo de dirigir, ya que no precisa de botones, sino que se dirige con el movimiento de la mano, exceptuando el botón de frenado. Al llevar las gafas puestas al volar los drones FPV no se pueden ver los mandos, lo que hace que el vuelo requiera de mucho entrenamiento con los botones. DJI ha hecho que Avata sea más accesible y fácil de volar sin experiencia previa.

Así son las gafas

Las gafas DJI Goggles 2 son muy ligeras y cómodas gracias a que la batería externa y se puede enganchar a otro lugar, cuentan con dioptrías regulables para no tener que usar gafas o lentillas. La pantalla de las gafas micro-OLED nos permiten seguir el movimiento con una nitidez muy clara del entorno, y nos ha sorprendido el refresco y nitidez de las imágenes. Al volar un dron FPV a alta velocidad un segundo de retraso entre la cámara del dron y las gafas puede ser fatal. Gracias a que las DJI Goggles 2 se conectan al dron usando la transmisión DJI O3+, la experiencia de pilotarlo es excelente, y parece realmente que estamos volando.

La calidad de las grabaciones es muy realista, con colores muy naturales y agradables. Y es capaz de tomar imágenes 4000×3000 y video 4K, gracias a su sensor de 1/1.7 pulgadas y 48 MP.

En cuanto al precio, resulta algo elevado, aunque hay que tener en cuenta que es muy completo. se puede adquirir por partes, aunque para su mejor uso y rendimiento, lo ideal es comprar el pack completo.

DJI Avata Pro-View incluye el dron, las Goggles 2 y el controlador de movimiento, todo por 1.429,00 euros. Si estás buscando un dron ágil, con imágenes de calidad y de fácil uso, este es muy buena opción, aunque claro, el precio puede que no esté al alcance de todos los bolsillos.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *