El coche volador autónomo con el que la Policía española se ha adelantado a toda Europa


Los coches del futuro está en camino. La Policía Nacional ha estado recientemente probando su flamante vehículo aéreo autónomo, conocido como eVTOL, con el que se ha adelantado al resto de países de su entorno.

«Despega el Megadrón. Primer vehículo aéreo autónomo de su categoría en Europa perteneciente a un cuerpo policial«, ha afirmado la Policía en un tuit en el que se puede ver a la máquina elevándose desde el suelo gracias a las hélices alojadas a sus lados.

El vehículo, con forma de dron, es un EH216, fabricado por la empresa china EHang, que lleva siendo propiedad de la Policía Nacional desde finales del año pasado. El dispositivo, que funciona gracias a electricidad, tiene, de acuerdo con el fabricante, una altura de 1,85 metros y una anchura de 5,63. Puede cargar con hasta 220 kilogramos.

La velocidad máxima y la autonomía del dispositivo está algo limitada. Puede alcanzar, como máximo, los 130 kilómetros por hora y puede mantenerse en el aire, aproximadamente, 30 minutos. En su interior cuenta con capacidad para transportar a dos personas como máximo.

De acuerdo con la Policía, su eVTOL puede permitir que los agentes lleguen «a espacios reducidos en los que no pueden acceder otro tipo de aeronaves como los helicópteros convencionales, como a zonas contaminadas por agentes NRBQ»: «Además los estudios de I+D+I llevados a cabo por la Policía Nacional abren un abanico nuevo de posibilidades en las que se podrá utilizar este tipo de dron».

Por el momento, los dispositivos como el EH216 de la Policía siguen en fase de pruebas, a la espera de que se desarrolle una regulación con la que puedan comenzar a operar con cierta normalidad. Muchas empresas, entre ellas varias españolas, consideran que los eVTOL pueden llegar a convertirse en una medio de transporte presente en todas las ciudades en el largo plazo.

A su favor cuentan con que se trata de dispositivos completamente eléctricos y que pueden ayudar a aligerar el tráfico en las ciudades. No obstante, también cuentan con sus puntos débiles; entre los más importantes, la necesidad de desarrollar nuevas baterías que ayuden a aumentar la autonomía de los vehículos.





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *