TikTok aparca los bailes para ser un gigante de la publicidad y hacerle sombra a Elon Musk


Alejandra tiene 23 años y, desde hace tiempo, no se imagina la vida virtual sin pinchar en el icono de esa aplicación de origen chino llamada TikTok. En conversación con ABC, señala que, a día de hoy, prefiere matar las horas que pasa con los ojos pegados a la pantalla en esta que en Instagram, y ya ni hablamos de Facebook o Twitter, sitios que nunca la han interesado lo más mínimo. Lo mismo ocurre con Carlota, de 13, que apenas comienza a dar los primeros pasos en redes sociales. «Uso TikTok para casi todo. Para buscar series y pelíoculas, vídeos de viajes o ideas para conjuntar ropa, tutoriales para cocinar. De todo».

La juventud de parte importante de la base de usuarios que emplea la plataforma, sumada al gran funcionamiento del algoritmo de la aplicación, esa suerte de fórmula de la Coca-Cola que dirige al internauta a contenido que lo mantenga enganchado, está siendo clave para que TikTok se esté viendo menos afectada por la explosión de la burbuja tecnológica y el descenso de los ingresos. Mientras que las cuentas de sitios como Twitter y Meta, empresa propietaria de Instagram y Facebook, llevan meses a la baja, la aplicación china, que cuenta con más de 1.000 millones de usuarios, va camino de generar 10.000 millones de dólares en ingresos publicitarios, más del doble de lo que facturó durante todo el año pasado, según estimaciones de la empresa de investigación Insider Intelligence de las que se hacía eco recientemente ‘The New York Times‘.

La magia del algoritmo

El mismo medio apunta que, aunque el negocio de la compañía seguirá siendo inferior al de las plataformas de mayor tamaño, como las herramientas de Meta o Google, sus resultados superarán a los de herramientas como Twitter o Snapchat. La aplicación china, además, sigue engordando sus datos de uso. De acuerdo con la firma de análisis Sensor Tower, los internautas que la emplean pasan 96 minutos diarios haciendo ‘scroll’ en su interior. Consumiendo un vídeo detrás de otro. El triple de lo que el usuario medio de la ‘app’ del pajarito pasa en su interior. Evidentemente, las empresas son conscientes de esta situación, por lo que cada vez tienen más interés en lanzar sus campañas en esta red social a la que, efectivamente, no parece que la esté afectando, ni mucho menos, la desaceleración del negocio. Y eso, a pesar de las sospechas sobre el posible espionaje de datos de internautas por parte del Gobierno de China, que existen desde hace años.

Ramón Rodríguez, director ejecutivo de la agencia digital ROI, dedicada en concreto al desarrollo de campañas publicitarias en redes sociales, apunta que «desde el mes de junio se ha estado observando un creciente interés por parte de las compañías en compartir anuncios en TikTok».

«Con Twitter se está notando mucho la caída en el interés a nivel publicitario. Seguramente por las dudas que despiertan las nuevas políticas de Musk. Con Facebook también se nota algo de caída, especialmente desde que el año pasado comenzó a ser mucho más difícil medir las ventas que se hacen gracias a los anuncios debido a las nuevas herramientas de seguridad que ha lanzado Apple», apunta Rodríguez.

En la misma línea se mueve Carlos García, responsable en España de la agencia de publicidad COSMIC, especializada, en concreto, en el desarrollo de campañas publicitarias en TikTok. También remarca que la aplicación ya no es el sitio de bailes en el que antes solo estaba la Generación Z, que actualmente incluso utiliza la ‘app’ como si de un buscador se tratase. Con el tiempo, a golpe de democratización, la herramienta ha conseguido hacerse un hueco en las pantallas de usuarios con edades muy diversas. Y eso ha provocado que, a día de hoy, empresas de todo tipo quieran promocionarse en su interior.

«La aplicación va como un cohete. Es 100% entretenimiento. Han conseguido ser diferentes al resto de redes sociales y tienen un algoritmo muy potente, que es capaz de mostrar al usuario exactamente lo que le gusta y le interesa. Independientemente de lo que compartan sus amigos», remarca el ejecutivo. En este caso, la aplicación, además, se aprovecha de que los anuncios publicitarios en muchas ocasiones ni siquiera se diferencian de los vídeos normales. Esto, sumado a que, además, todo el contenido es grabado, ha motivado que las empresas tengan que esforzarse para compartir contenido en línea con el resto de creadores de TikTok. Utilizando los mismos códigos. Algo a lo que las redes sociales de Mark Zuckerberg se están intentando sumar gracias a la incorporación de los vídeos Reels, por el momento con poco éxito.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *