La oposicin tacha de “insuficiente” el acuerdo con el Gobierno de Maduro


Actualizado

“El fondo de emergencia es un primer paso positivo pero las necesidades de Venezuela son muy superiores”, matiza un economista

Fotos con im
Fotos con imgenes de presos polticos venezolanos, durante un concierto, en Caracas.EFE

Nicols Maduro, aprovechando que en la tercera dimensin de la propaganda revolucionaria el Pisuerga pasa por Caracas, compar el acuerdo social alcanzado el sbado en Mxico con un captulo histrico protagonizado por Simn Bolvar. El Libertador sell “con audacia” en 1820 el Tratado de Trujillo con uno de sus enemigos, Pablo Morillo y Morillo, conde de Cartagena, y ambos “brindaron por la paz”.

Ese es el estado de nimo en las filas revolucionarias, que han sumado la denominacin de “arquitecto de la paz” a las de “presidente pueblo” y “conductor de victorias” para su jefe de filas, tras alcanzar con auspicio internacional el Segundo Acuerdo Parcial para la Proteccin Social del Pueblo Venezolano. “Victoria popular!”, como gritaban sus delegados en la capital azteca, o “un nuevo captulo para Venezuela”, como presumi desde Caracas el hijo de Chvez.

El habitual jolgorio de la revolucin contrast con las reacciones en la oposicin y en la sociedad civil, que en su mayora piensan que se trata de un acuerdo necesario, pero a la vez insuficiente, slo un punto de partida. “El acuerdo es un paso adelante importante. La ONU administrar recursos para enfrentar temas urgentes de la vida nacional. Todo lo que sea mejorar la vida de los venezolanos lo aplaudo”, resumi el historiador Rafael Arraiz.

“El fondo de emergencia es un primer paso positivo pero insuficiente. Las necesidades de la reconstruccin de Venezuela son muy superiores”, matiz el economista Asdrbal Oliveros, quien particip en la elaboracin del plan pas de la oposicin. Segn este estudio, seran necesarios 38.000 millones de inicio, el 60% del PIB actual.

Los 3.000 millones de dlares mejorarn servicios pblicos si se cumple el acuerdo y no caen en garras de la corrupcin, pero persisten los mismos nubarrones oscuros en el horizonte del pas criollo en lo referente a elecciones democrticas o la libertad de los 251 presos polticos, no incluidos en el texto final. Algo de lo que indirectamente se hizo eco ayer el gobierno espaol en su comunicado, al subrayar que “animamos a los negociadores a continuar por este camino y a incluir en sus conversaciones cuestiones polticas fundamentales para la convivencia”.

“El aspecto humanitario no afecta al chavismo”

“No vamos a perder el foco, debemos avanzar a lo que nos lleva la posibilidad de un acuerdo integral: una solucin a travs de una eleccin presidencial”, destac en el mismo sentido Juan Guaid, presidente encargado y uno de los lderes de la Plataforma Unitaria.

“Al chavismo no le importa ceder en algunos aspectos que para ellos son intrascendentes como el humanitario, pues eso no les afecta en su proyecto, que es la perpetuidad en el poder, mientras que a la oposicin s les afecta, pues terminan cediendo lo poco que tienen a cambio de apenas promesas que luego el poder puede romper, como siempre ha hecho. No se puede olvidar que el 100% de los horrores que existen y han existido en 20 aos han sido un diseo poltico de quienes estn en el poder”, explic a EL MUNDO el politlogo Walter Molina.

Las crticas del sector ms radical de la oposicin, como casi siempre, fueron contundentes. “Qu puede salir de una mesa de negociacin que en la prctica fue una mesa de extorsin? Una buena tajada para cada uno de los representados, incluyendo la ONU. Quin representa all a los venezolanos? Nadie”, protest Mara Corina Machado, pese a que EEUU, la UE, Canad, Espaa y Gran Bretaa mostraron su respaldo a los acuerdos.

“Esas ilusiones de oposicin y comunidad internacional espero que no se vean contrariadas por la dura realidad del juego que tiene el gobierno. La solicitud de elecciones libres es un concepto que no est dispuesto a aceptar, porque elecciones libres son elecciones competitivas. El gobierno va a jugar como en 2018, cuando adelant a mayo las elecciones tras ilegalizar la Mesa de la Unidad, por lo que la posicin, si hubiera deseado participar, no hubiera podido.. La cuestin es que permitan a la oposicin llegar a ese mnimo minimorum, ms abajo solo hay una auto eleccin de Maduro”, sentenci para este peridico Luis Salamanca, antiguo rector del Consejo Nacional Electoral (CNE).

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *