El chavismo y la oposicin democrtica venezolana firman en Mxico un “acuerdo social” histrico


Actualizado

El pacto libera fondos estatales bloqueados en el extranjero por sanciones para destinarlos a ayuda humanitaria tras 13 meses de negociaciones

La mesa de di
La mesa de dilogo aplaude despus de firmar el acuerdo, en Ciudad de Mxico.AP

Tan importante es el ftbol en Amrica Latina que la fumata blanca de este sbado en Mxico, la que confirmaba el acuerdo entre la revolucin bolivariana y la oposicin democrtica tras 13 meses de constantes tiras y aflojas, se “elev” sobre los presentes a toda velocidad y en tiempo rcord. Todos queran ver el trascendental duelo entre Argentina y el equipo azteca.

El tema central del Segundo Acuerdo Parcial para la Proteccin Social del Pueblo Venezolano se conoca en Caracas desde hace das: fondos bloqueados en el exterior por las sanciones, alrededor de 3.000 millones de dlares, sern administrados por las agencias de Naciones Unidas para asistir hospitales, escuelas y mejorar distintos servicios pblicos, destruidos por la gestin bolivariana.

Con la intervencin de la ONU se asegura, en parte, que los fondos no sern esquilmados por el chavismo, tal y como ha ocurrido con 500.000 millones de dlares desde la llegada de Hugo Chvez al poder.

Slo faltaban la firma y la letra pequea, los detalles, los que nunca ha cumplido el chavismo en las distintas negociaciones desde hace una dcada. La oposicin ha impuesto la constitucin de un fondo para realizar proyectos y obras recomendadas por expertos, con la mxima transparencia posible en su ejecucin.

Una fumata blanca que se prolong hasta Washington. Nada ms conocer la rbrica entre las partes en el pas vecino, la administracin de Joe Biden emiti la licencia necesaria para que la multinacional estadounidense Chevron reanude la extraccin de petrleo en Venezuela. Una decisin que se negociaba desde que en marzo los enviados estadounidenses viajaran por sorpresa a Caracas para iniciar un acercamiento diplomtico.

La licencia nmero 41 autoriza la venta y exportacin del oro negro exclusivamente para Estados Unidos. “La sorpresa para m es que no permite pagos de regala e impuestos o dividendos a Petrleos de Venezuela (Pdvsa). No genera demasiados incentivos para Maduro, aunque un beneficio para Maduro es la nueva inversin que genera nuevos barriles y esos barriles la mayora son de Pdvsa”, precis Francisco Monaldi, uno de los principales expertos petroleros de Venezuela, cuyas estimaciones actuales son que las empresas mixtas donde participa Chevron producen 50.000 barriles por da, pero que pueden llegar a casi 100.000 en poco tiempo. Para superar los 200.000 sera necesario invertir durante dos aos.

A la administracin estadounidense se sumaron de inmediato la Unin Europea, Reino Unido y Canad, en declaracin conjunta, no slo para saludar el acuerdo, tambin para instar a alcanzar otro pacto para llevar a cabo unas elecciones libres y justas en 2024, “la restauracin de las instituciones democrticas y el fin de la crisis humanitaria”.

Todos ellos estn dispuestos a revisar sus sanciones si se logran avances en la negociacin “que alivien sufrimientos al pueblo y lo acerquen a la democracia”.

Una comisin de seguimiento y verificacin, integrada por cinco oficialistas y cinco opositores ms un observador del Gobierno noruego, se encargar de la supervisin de este acuerdo social, incluso contar con un portal en Internet para informar de los avances.

Hoy hemos signado un acuerdo histrico. Es una parte de los recursos que nos han robado, pero van a la infraestructura de escuelas, dispuestos para la salud y dotacin de vacunas. Todos estos recursos estarn en un fondo”, destac Jorge Rodrguez, jefe de la delegacin chavista y presidente del rgano legislativo revolucionario. Junto a l, Nicolas Maduro Guerra, “Nicolasito”, el hijo del lder bolivariano, enviado por su padre para confirmar que le tiene absoluta confianza.

Y entre la delegacin, su nueva estrella: Camilla Fabri, la mujer del magnate colombiano Alex Saab, considerado el testaferro de Maduro y principal operador financiero de la revolucin. Fue precisamente su extradicin a EEUU desde Cabo Verde lo que provoc hace 13 meses la suspensin de las negociaciones. Convertida ahora por Maduro en defensora de derechos humanos y “delegada plenipotenciaria”, la modelo italiana firm el acuerdo ante la expectacin de los presentes. En su pas de origen es acusada de lavado de dinero.

“El acuerdo busca atender lo urgente: la crisis humanitaria compleja que atravesamos los venezolanos, productos de aos de un proyecto poltico que fracas”, se congratul la delegacin de la Plataforma Unitaria tras la firma, a sabiendas de que “no resolver los problemas de fondo”.

Liderados por el ex alcalde Gerardo Blyde, los opositores insistieron en que el sbado se inici una nueva etapa, “que busca conseguir condiciones polticas que garanticen alternabilidad democrtica y el cambio del modelo poltico que ha arruinado a nuestra nacin”.

Ms all de los beneficios para un pas semiderruido, los acuerdos de Mxico se suman a la “normalizacin” del rgimen de Maduro y a cierta legitimacin internacional alcanzada en los ltimos meses, sobre todo una vez conseguida la hegemona izquierdista en la regin como en los tiempos de Chvez y Lula da Silva.

Su poderoso aparato de propaganda ya se prepara para exprimir al mximo el relato de que la crisis se origin por culpa de las sanciones internacionales y de esos fondos bloqueados en el exterior. De momento, los ltimos acontecimientos apuntalan an ms la narrativa chavista y sus objetivos de mantenerse en el poder “hasta el 2000 siempre”, como le gustaba decir al “comandante supremo”.

“Ningn anlisis que obvie la naturaleza autocrtica de una de las partes de la negociacin ser correcto. Todos, salvo el poder y sus siervos, queremos que de Mxico surja un camino hacia la transicin democrtica venezolana, pero el deseo y las expectativas son cosas diferentes”, sentenci el politlogo Walter Molina Galdi.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *