Castillo busca disolver el Congreso de Perú con el cambio de su primer ministro


Actualizado

El presidente peruano intenta aprovechar una segunda negativa de la cámara legislativa sobre el nombramiento de un nuevo primer ministro para renovar el gabinete

Manifestantes protestan afuera del Congreso peruano, en Lima, este lunes.
Manifestantes protestan afuera del Congreso peruano, en Lima, este lunes.PAOLO AGUILAREFE

Pedro Castillo aceptó en plena medianoche la renuncia de su primer ministro favorito, Aníbal Torres, y adelantó que elegirá a un nuevo premier y también a un nuevo gobierno. En principio, a nadie sorprende que en el país de las turbulencias políticas sea necesario nombrar al quinto primer ministro en sólo 16 meses. Pero en el actual capítulo de la crisis eterna peruana, la “caída” de Torres, el mejor aliado que ha encontrado Castillo en su deriva presidencial, tiene truco.

Previamente, Torres intentó que el Congreso, con quien el gobierno mantiene una pugna estéril de espaldas al país, aceptara una moción de confianza que según el Tribunal Constitucional no se contempla en sus ordenanzas. El rechazo (la declararon inadmisible) desencadenó la dimisión, todo ello con la misión de alto nivel enviada por la Organización de Estados Americanos (OEA) como testigo.

“Luego de este rehusamiento expreso de la confianza, con la expresión de rechazo de plano, y habiendo aceptado la renuncia del premier, a quien le agradezco su preocupación y su trabajo por el país, renovaré el gabinete“, aseguró Castillo, que tiene como hábito pelearse con las palabras.

La declaración pública de Castillo confirmó cuál es su estrategia: si se produjera una segunda negativa del Congreso a confirmar a su primer ministro, podría disolver el Parlamento, pese a las certezas de que se estaría incumpliendo la Constitución. De esta forma, el choque sería histórico, ya que el artículo 117 de la Carta Magna otorga la facultad a los diputados de destituir al presidente que lo intente. “El gobierno actuará como si se hubiese negado la confianza, el Congreso hará como si no. Sería hasta gracioso si no abriera escenarios inciertos y peligrosos. Si bien ambos lados juegan un papel lamentable, esta crisis la produce el Ejecutivo y merece un rechazo contundente”, avizoró el sociólogo Eduardo Dargent.

Ambos poderes son rechazados por la mayoría de los peruanos, hartos de sus políticos. “Lo que está haciendo Castillo es un suicidio, que está exacerbando la crisis y el desgobierno. O se adelantan las elecciones o se suspende a Castillo. El presidente irá preso en algún momento. Está casi herido de muerte, lo que abre el camino a un asilo político. Creo que estamos cada vez más cerca del final de esta historia lamentable”, subrayó Maite Vizcarra, catedrática en la Escuela de Gobierno.

Castillo cuenta con el respaldo de varios de los gobiernos izquierdistas de la región, incluso el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador ha denunciado que en Perú persiguen a su amigo Castillo por racismo. La realidad, en cambio, es muy distinta: la Fiscalía mantiene abiertas seis investigaciones contra Castillo y contra varios miembros de su familia, incluida su esposa, por distintos casos de corrupción. Los investigadores consideran al abanderado del partido marxista Perú Libre (PL) el jefe de una banda organizada para delinquir y enriquecerse con la extorsión alrededor de las contratas estatales.

Este viernes se hicieron públicas las últimas detenciones, en este caso del asesor presidencial Henry Shimabukuro y del empresario Samir Abudayeh. La orden de detención también afecta a Hugo Chávez, ex presidente de Petro Perú, que está en paradero desconocido.

Precisamente López Obrador decidió la suspensión de la cumbre de la Alianza del Pacífico, prevista en México, ante la negativa del Parlamento a conceder permiso de viaje a Castillo. El viernes se confirmó que el evento se celebrará próximamente en Lima.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *