diciembre 5, 2022

Rueda tacha al BNG de «cobarde» por no «condenar» la ley del ‘sí es sí’


Como sucedió la víspera, durante la comparecencia de la conselleira de Igualdade, los efectos de la ley del ‘solo sí es sí’ han vuelto a crispar el debate en el Parlamento de Galicia; en esta ocasión, durante la sesión de control, con la que se ha reanudado este miércoles el pleno en O Hórreo. Muy duro, el presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, ha censurado la «cobardía» del BNG por no atreverse a condenar las consecuencias de la ley aprobada por el Gobierno, y que contó con el apoyo «sin fisuras» del único diputado del Bloque, Néstor Rego.

La portavoz nacional del BNG, Ana Pontón, ha abierto fuego con un clásico: acusando al PP de «ir de ganchete con la extrema derecha negacionista» de la violencia machista; «una vez más se sitúa del lado equivocado y no defiende los derechos de las mujeres», ha dicho del Partido Popular, antes de reclamar que los Orzamentos de la Xunta -como ya hizo el martes su segunda en la Cámara, Olalla Rodil-, destinen a esta materia el 1%.

Rueda ha lamentado que apenas hubieran transcurrido 40 segundos antes de que Pontón dejara un lado el «tono conciliador», y ha contraatacado criticando el apoyo de Rego a la ley del ‘solo sí es sí’ y que quienes secundaron la norma hicieran «oídos sordos» a las advertencias sobre sus ejemplos, porque consideran que «no nos enteramos absolutamente de nada» y al Bloque «nadie les da lecciones de lucha contra la violencia machista», con sus «orejeras ideológicas» y supremacismo radical, de «consecuencias dramáticas»; algo que no ven porque prefieren tildar de «fachas» a los jueces y de «propaganda de la ultraderecha» las reclamaciones de que se asuma el error de haber aprobado esta ley.

A renglón seguido, ha retado a Pontón, con una «pregunta muy clara», a que diga «si se arrepienten o se reafirman» tras votar y apoyar «entusiásticamente» la norma y si insisten en que ésta es «magnífica» y la culpa es de los jueces, «fachas» y «retrógrados». Pontón se ha revuelto acusando a Rueda de «carroñerismo político con el dolor de las víctimas de agresiones» sexuales y ha tildado la actitud del PP, en varias ocasiones, de «indecencia política». Un PP, ha dicho, que «calló ante la sentencia de la manada» y ahora quiere «usar» ese dolor para «hacer una campaña» contra la ley del ‘sí es sí’ impuesta «en Madrid».

Pontón: «Claro que es un avance»

El ambiente se ha caldeado, con el presidente de la Cámara, Miguel Santalices, instando a guardar silencio a la viceportavoz del Grupo Popular, Paula Prado, mientras Pontón ha insistido en hablar de «irresponsabilidad» porque, ha dicho, el PP quiere «crear alarma social»; algo achacado también la víspera a la propia Prado, por decir que se está produciendo una «salida masiva» de agresores sexuales de las cárceles. Ante la pregunta de Rueda, ha replicado que la norma «claro que es un avance», y que «si hay fallos que se corrijan», pero en ningún caso «volver atrás» como ha afirmado que «quiere» el PP, «porque siempre están en contra de cualquier avance en los derechos de las mujeres, y tenemos que impulsarlo, con su voto en contra, en las calles y Parlamentos». «El PP es un freno y una rémora para los avances de las mujeres», ha remachado.

Rueda, en el cierre, ha explicado que en la bancada del PP se habían alzado voces para recordar a Pontón que en su momento el Parlamento impulsó una declaración institucional de condena que incluía el caso de la manada, y ha lamentado que la líder nacionalista «ni siquiera prestó atención a lo que se estaba aprobando». A partir de ahí, se ha mostrado especialmente duro, al cargar contra el «fariseísmo» y la «cobardía» del Bloque, por «no ser capaz de condenar» la ley del ‘solo sí es sí’ y limitarse a decir que se «mejore» lo que sea necesario.

El titular de la Xunta ha preguntado a su interlocutora si no se da cuenta de que «está todo el país escandalizado» con las reducciones de condenas y puestas en libertad por culpa de la ley, que «apoyaron» en el BNG: «¿No es capaz de reconocer que se equivocaron? ¿Cómo puede ser?». De paso, ha advertido de que «mientras sigan pensando» que la lucha por la igualdad y contra la violencia machista «tiene que tener una estrella roja en el centro», «no entenderá nada».

A colación de la reclamación de Pontón de más recursos, ha recordado que el bipartito dedicaba a luchar contra la violencia machista algo menos de 14 millones, por los 44,5 de la Xunta en los próximos Orzamentos, «cuatro veces más». «De qué me viene a hablar, tiene que colocar aquí el eslogan del 1%», ha criticado, para rechazar «lecciones» del Bloque en un repaso de todo lo impulsado por el PP en esta materia ya con gobiernos de Manuel Fraga, de quien este miércoles se cumplen 100 años de su nacimiento.

Para cerrar, ha vuelto a atacar el «discurso maniqueo y absurdo» del BNG, que es «cobarde» por «no condenar leyes con efectos perjudiciales», y que sigue con el mantra de que «ustedes hacen todo y los demás no hacemos absolutamente nada» por las mujeres. Un partido, el nacionalista, que ha dicho que se retrata como «inútiles», «poco eficaces» y «lo que es peor, cobardes», ha reiterado, ante la violencia machista.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *