diciembre 1, 2022

El Sergas habilita este sábado los hospitales para vacunar de la gripe a niños de 6 meses a 5 años


La Xunta va un paso más allá en su estrategia para combatir la gripe. El presidente Alfonso Rueda anunció este miércoles, durante la sesión de control con la que se reanudó el pleno del Parlamento de Galicia, que el próximo sábado, 26 de noviembre, el Sergas ofrecerá la posibilidad a los padres, madres y tutores de niños de entre 6 meses y 5 años de vacunarlos contra la gripe en todos los hospitales públicos gallegos, también comarcales. Desde San Caetano se concretó que las citas, comunicadas por SMS, se darán el sábado, en todas las áreas sanitarias, en horario de 10.00 a 14.30 y de 15.30 a 20.00; además, en el caso del área de La Coruña y Cee también se citará a la población diana en la jornada del domingo, en el mismo horario.

Rueda puso esta decisión de extender la vacunación pediátrica frente a la gripe como «ejemplo» de «cómo se blindan los servicios públicos», preguntado al respecto por el portavoz del Grupo Socialista, Luis Álvarez. El mandatario incidió en que esta medida prolonga el «éxito» de la experiencia «piloto» del pasado fin de semana en el área sanitaria de Santiago y Barbanza; el Sergas citó entonces, a través de SMS, a 3.293 niños entre los cinco y los 59 meses, para que acudieran al Hospital Clínico compostelano.

Desde la Xunta se informó de que un total de 532 niños —un 16% de los citados— fueron llevados a inmunizarse. Y que, de esta forma, la cobertura de la gripe entre este segmento poblacional, en el área de Santiago —algo más de 11.000 menores—, aumentó en 5 puntos, saltando del 36% al 41%. De ahí el «éxito» al que aludía Rueda y la decisión de ampliar la estrategia. El objetivo de la Consellería de Sanidade, con la prueba piloto, pasaba por incrementar los niveles de vacunación contra la gripe entre la población infantil, que hace justo una semana se situaban en el 27% —alrededor de 20.000 niños—.

En sede parlamentaria, Rueda dijo que en que en la Xunta son «conscientes de la preocupación de muchos» progenitores ante el alza de las enfermedades respiratorias que se ha registrado este otoño y que está provocando importantes afluencias en Urgencias. Además, recordó que Galicia viene de reforzar el calendario de vacunación infantil, «el más potente de toda España», al sufragar la Xunta los antídotos contra papiloma humano, meningitis B y el citado de la gripe.

Gasto sociosanitario

En el habitual rifirrafe dialéctico, Rueda defendió que «todas y cada una de las partidas» de los Orzamentos «tienen la misma finalidad», la de «mantener, reforzar y preservar los servicios públicos», con el montante más alto de la historia de Galicia, 12.620 millones de euros; de los que tres de cada cuatro irán dedicados a «gasto sociosanitario», con un 74% destinados al «Estado del Bienestar», frente al 68,3%, en «plena bonanza», como pico durante el bipartito. Rueda afeó al PSdeG que reclamaran la devolución de las cuentas cuando, «al mismo tiempo, son capaces de apoyar, jalear y, como siempre, limpiar las vergüenzas» de los Presupuestos Generales del Estado, que «prometen muchas cosas para Galicia», aunque «cada vez menos» y, ahora, «ni promesas hay»; y las que hay, «no vienen respaldadas nunca» presupuestariamente para «poder ejecutarlas», a diferencia de los Orzamentos de la Xunta.

Al hilo, lamentó que, «si votaron en contra de que compensemos la subida» de peajes en las autopistas autonómicas, «son capaces de votar en contra de cualquier cosa». De hecho, puso como ejemplo de refuerzo de los servicios públicos que se vuelvan a congelar los peajes, mientras el Gobierno planea subir más del 9% los de la AP-9. Para Álvarez, que Rueda hablara de autopistas, en lugar de sanidad, era una «afrenta a esta Cámara». «Su propia respuesta evidencia su falta de compromiso en materia de políticas sociales», cargó. «Va en su ADN no primar los servicios públicos», añadió, tras calificar al PP de «herederos» de José María Aznar. «Cuando entra el PP por la puerta, los servicios públicos saltan por la ventana», remachó.

Rueda reclamó seriedad y «rigor» al PSdeG y que lo demuestre con la fase de enmiendas parciales de los Orzamentos, que contienen, reivindicó, 1.200 millones de euros más en sanidad pública que con el bipartito, un 5% por encima de la media nacional, por más que les acusen de «recortes». Tras censurar que el Ministerio de Sanidad se niegue a mover «ficha», con los socialistas «siguen mirando para otro lado», cuando «no todo lo podemos hacer las comunidades autónomas», se comprometió a «seguir por el mismo camino», el de «blindar los servicios públicos».



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *