diciembre 3, 2022

Los disturbios en Irn incendian la casa del lder de la Revolucin del 79


Actualizado

El presunto ataque al hogar del ‘padre’ de la Revolucin Islmica, Ayatol Jomeini, se circunscribe en el creciente malestar popular

Un grupo de manifestantes delante de la casa ardiendo del Ayatol
Un grupo de manifestantes delante de la casa ardiendo del Ayatol Jomeini.REUTERS

Varios vdeos compartidos en los ltimos das mostraron llamas en el hogar del Ayatol Jomeini. La casa se halla en Jomein, villa de la provincia de Markazi que fue la cuna del clrigo que encabez las revueltas populares que acabaron por provocar la cada de la monarqua Pahlav. Ahora, en un nuevo ciclo de protestas sangrientas, que las autoridades achacan a “personas influenciadas por el enemigo” y “grupos terroristas”, los ataques a los smbolos de la Repblica Islmica, celebrados por los opositores, se prodigan. Lo que inicialmente eran manifestaciones largamente pacficas ha dado paso a disturbios y, en algunos casos, a choques armados de grupsculos no identificados con las fuerzas del orden.

Medios gubernamentales negaron el incendio en el hogar de Jomeini. La agencia Tasnim, que tild de “desinformacin” las noticias acerca del ataque de los manifestantes al edificio, asegur que las instalaciones, convertidas en museo para conmemorar al primer Gua Supremo del pas, estn abiertas al pblico. De las fuentes existentes no queda claro el estado de la casa, donde el Ayatol vivi antes de que la persecucin del Sha forzara su exilio a Irak y, posteriormente, a Francia.

El sucesor inmediato de Jomeini, Ali Jamenei, se enfrenta desde el pasado septiembre a uno de los mayores desafos polticos desde el inicio de su veterano mandato. Las protestas por la muerte bajo custodia policial de Mahsa Amini, detenida por contravenir las draconianas normas de recato, no han cesado en dos meses. A la brutalidad policial, que ha dejado decenas de manifestantes muertos y ha exacerbado el descontento, ahora se suma una cada vez ms violenta respuesta de la calle.

El viernes pasado, Tasnim inform de la muerte de dos miembros de la fuerza paramilitar basiy en la provincia oriental de Mashhad. Entretanto, miles de iranes lloran la muerte de Kian Pirfalak, un cro de 10 aos muerto en un turbio tiroteo ocurrido en Izeh. El Gobierno culpa a “grupos terroristas” de matar al cro mientras iba en coche con su padre; una parte notable de la opinin pblica, cada vez ms desconfiada de sus gobernantes ante el curso de los acontecimientos, culpa de los disparos a agentes.

“Odlo de mi propia boca qu pas, para que no puedan decir que fueron los terroristas, porque mienten”, denuncia la madre del cro, en un vdeo compartido en redes sociales. “Quizs creyeron que queramos disparar o algo as, y abrieron fuego contra el coche…fuerzas de paisano dispararon a mi pequeo. Eso es”, llor ella, hablando a los plaideros presentes en el funeral del nio. El padre sobrevivi, aunque est recuperndose de las heridas en el hospital.

Cada muerte en Irn se convierte en una muestra de agravio popular. Tanto las de los miembros de los cuerpos de seguridad como, en mayor nmero, las de los participantes en las protestas. Un vdeo compartido estos das muestra a los antidisturbios cargando contra una multitud congregada en el cementerio para dar el ltimo adis a Aylar Haghi, una joven estudiante de medicina presuntamente abatida por agentes en Tabriz. El Gobierno alega que la chica muri al caerse en una obra.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *