diciembre 8, 2022

Cáncer de pulmón, enfermedad generalmente se diagnóstica tarde


Dentro de los tipos de cánceres más comunes se encuentra el de pulmón, es de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), uno de los cinco más diagnosticados en todo el mundo.

Vanessa Alifonso, neumóloga-internista de los Centros de Diagnóstico y Medicina Avanzada y de Conferencias Médicas y Telemedicina (Cedimat), afirma que en la República Dominicana es el tercer cáncer o neoplasias malignas más frecuente, con un 30 % de incidencia, de acuerdo a los registros hospitalarios de los Institutos Oncológicos Heriberto Pieter y del Cibao.

Alifonso, indica que esta es una enfermedad que casi siempre es de diagnóstico tardío, porque el crecimiento de los tumores en estos órganos provoca pocos síntomas o no manifiesta ninguno, hasta que ya es muy tarde.

La neumóloga refiere que la tasa de supervivencia relativa a cinco años para quienes padecen esta enfermedad es de 16% y de un 50% para los pacientes con la condición en estadio primario o temprano. Al ser detectado en estados avanzados, disminuye la posibilidad de sobrevida.

La médica explica que esta enfermedad comienza con el crecimiento desmedido de las células del pulmón, se puede diseminar a los ganglios linfáticos o a otros órganos del cuerpo, como son los huesos y el cerebro.

Síntomas
Alifonso alerta que por lo general esta condición no presenta síntomas hasta que no está en un estado muy avanzado, entonces presenta, tos que no desaparece o que empeora (puede ser con sangre también), dolor en el pecho que no mejora o aumenta con la respiración, pérdida del apetito y de peso inexplicable, dificultad para respirar y cansancio o debilidad, también infecciones respiratorias recurrentes o en mismo segmento pulmonar.

Diagnóstico
“El diagnóstico definitivo del cáncer de pulmón se hace con una biopsia (examen microscópico de un trozo de tejido o una parte de líquido orgánico que se extrae de un ser vivo), luego de observar una imagen ya sea una radiografía o una tomografía en su preferencia, donde se evidencie un nódulo, o líquido en el pulmón”, manifiesta la especialista al referirse al tema.

Asimismo, sugiere que se le debe realizar estudios preventivos para diagnóstico a tiempo a personas con un antecedente de consumo de cigarrillo de 20 años-paquete (un año-paquete es fumar como promedio un paquete de cigarrillo al día durante un año).

También se le debe hacer a fumadores activos o que han abandonado el hábito en los últimos 15 años y tienen una edad entre 50 y 80 años, y de igual manera, a los que presentan los síntomas de alarmas.

El principal riesgo del cáncer de pulmón es el consumo de cigarrillo. La médica señala que las personas que fuman son 30 veces más propensas a enfermar de este cáncer o a morir debido a la enfermedad que las personas que no tienen ese hábito.

Incluso, consumir unos cuántos cigarrillos al día o de manera ocasional aumenta el riesgo a padecer esa condición. Este se incrementa con el número de años que tiene la persona fumando y con la cantidad de cigarrillos por día.

No obstante, las personas que dejan de fumar tienen menos riesgo de padecer cáncer de pulmón que si continuaran haciéndolo, pero más que las que nunca lo hicieron. Dejar de consumir cigarro a cualquier edad puede reducir el peligro a padecer la neoplasia.

Asimismo, la experta añade que cuando una persona respira el humo secundario, es como si estuviera fumando. La neumóloga también plantea que el peligro de padecer cáncer de pulmón puede ser mayor si los padres, hermanos o hijos tuvieron la enfermedad. A esto se suman los sobrevivientes de cáncer que recibieron radioterapia en el tórax (pecho) ellos tienen el riesgo mayor de sufrir la condición de pulmón.

Tratamiento
Para tratar esta condición se cuenta con la quimioterapia, radioterapia, y la inmunoterapia (tipo de tratamiento contra el cáncer que estimula las defensas naturales del cuerpo para combatir), que permite prolongar la vida de los pacientes y evitar la progresión de la enfermedad.

Sin embargo, resalta que no todos los pacientes aplican, pues cuando a la persona se le ha realizado el diagnóstico se deben luego hacer pruebas que son inmunohistoquímica y marcadores tumorales que permiten al médico ver si es candidato para esa inmunoterapia.

Agrega, que después de realizar la detección al paciente este debe mantener una cercanía con el oncólogo, que es el especialista que trata la enfermedad, y con el neumólogo para tratar las complicaciones que se derivan de esa condición, que pueden ser desde la insuficiencia respiratoria, infecciones, hasta disnea o falta de aire.

La experta dice que es importante conocer acerca de esta y otras condiciones de la misma naturaleza, porque si no se toman medidas para prevenir y controlar el cáncer, se prevé de acuerdo a datos de la Organización Mundial de la Salud que el número de personas que serán diagnosticadas con cáncer aumentará en un 57%, lo que significa aproximadamente 6,2 millones de personas para 2040 en la Región de las Américas.

La detección a tiempo puede ser muy prometedora
Es importante recalcar que la detección a tiempo puede ser prometedora y hoy en día se tiene todas las herramientas para realizar diagnóstico precoz, por esto es esencial acudir a chequeos preventivos donde se puede hacer una detección temprana.




Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *