diciembre 6, 2022

Empleados de Twitter dicen adiós después del ultimátum de Elon Musk


(CNN) — Parece que se producirá otro éxodo de empleados en Twitter, ya que muchos trabajadores rechazaron el ultimátum de Elon Musk de trabajar “extremadamente duro” y optaron por abandonar la empresa, según varios empleados y extrabajadores.

A medida que se acercaba la fecha límite para que los empleados de Twitter respondieran al ultimátum de Elon Musk de comprometerse a trabajar de manera “extremadamente dura” en la empresa o irse, algunos empleados parecieron indicar públicamente que habían elegido la última opción. Este jueves por la tarde, los empleados de Twitter comenzaron a publicar el emoji de saludo, que se ha convertido en una señal de que alguien se va de la empresa. Un empleado de Twitter dijo en un tuit que la decisión de unirse a la empresa fue “una de las decisiones más fáciles que jamás se haya tomado. Decidir irme hoy fue 100% lo contrario”.

Mientras tanto, un canal interno de Slack en la empresa se llenó de empleados que publicaron el emoji de saludo después de la fecha límite de las 5 p.m., que indicaba que habían optado por no firmar el compromiso de Musk y dejar la empresa, dijeron los empleados a CNN.

La fuerza laboral restante de Twitter tenía hasta las 5 p.m. ET de este jueves para decidir si querían ser parte de la cultura que Musk quiere implementar en la compañía de redes sociales, o renunciar efectivamente, según un correo electrónico que envió al personal este miércoles.

Un exejecutivo de Twitter que recientemente salió de la empresa describió las salidas de empleados de este jueves como un “éxodo masivo”.

El jueves por la noche, después de las renuncias, los empleados que permanecían en la empresa recibieron un correo electrónico en el que se les informaba que las oficinas de la empresa se cerrarán temporalmente y que el acceso a las credenciales se restringirá hasta el lunes, según una copia del correo electrónico obtenido por CNN de un empleado actual de Twitter. El equipo de Musk cerró oficinas de manera similar durante los despidos masivos a principios de este mes debido a una preocupación por la seguridad y un aparente temor de que los empleados que salían pudieran intentar sabotear a la empresa al salir.

Dos empleados de Twitter le dijeron a CNN antes de la fecha límite de este jueves que planeaban rechazar el ultimátum, citando un ambiente de trabajo tóxico que dicen que el multimillonario ha introducido en la compañía. Otro empleado de Twitter le dijo a CNN este miércoles que todavía estaban sopesando la decisión, y dijo que el correo electrónico de Musk “se sintió como un puñetazo en el estómago porque no importaba cómo te sintieras sobre querer quedarte o querer irte, te veías obligado a tomar una decisión y sentirte como si estuvieras a contrarreloj para tomar la mejor decisión para ti y tu familia”.

El empleado agregó: “Esas decisiones son más que solo 24 horas”.

Musk dice que trabaja los siete días de la semana 0:32

Musk les dijo a los empleados este miércoles que su objetivo es construir “Twitter 2.0” y que los que elijan quedarse deberán comprometerse a trabajar “largas horas a alta intensidad” y presumiblemente aceptar su demanda de empleados de Twitter, que han trabajado en gran parte de forma remota, para volver al trabajo en la oficina. Hasta el mediodía de este jueves, los empleados aún no tenían claro qué excepciones de trabajo remoto se otorgarían si deciden quedarse, dijo un empleado.

Más tarde este jueves, en medio de una aparente lucha por parte de la gerencia para evitar perder demasiados trabajadores por el ultimátum, Musk envió un correo electrónico al personal tratando de aclarar su posición sobre el trabajo remoto, según el texto del correo electrónico obtenido por CNN de un empleado de Twitter que pidió no ser identificado.

“Con respecto al trabajo remoto, todo lo que se requiere para la aprobación es que su gerente asuma la responsabilidad de garantizar que esté haciendo una excelente contribución”, dijo Musk en el correo electrónico, y agregó que se espera que los trabajadores asistan a reuniones en persona no menos de una vez al mes.

Veinte minutos después, Musk envió un correo electrónico de seguimiento que decía: “A riesgo de decir lo obvio, cualquier gerente que afirme falsamente que alguien que está a su cargo está haciendo un trabajo excelente o que un rol determinado es esencial, ya sea remoto o no, será despedido de la compañía.”

La decisión de emitir un ultimátum se produjo después de que, a principios de este mes, Musk despidiera a la mitad del personal de Twitter, reduciendo su fuerza laboral a alrededor de 3.700 empleados, y también supuestamente despidió a muchos de los trabajadores contratados de Twitter. También echó a sus principales líderes y disolvió la junta directiva. Musk también despidió recientemente a algunos empleados por criticarlo en tuits o en canales internos de Slack.

“No quiero quedarme para construir un producto que está siendo envenenado por dentro y por fuera”, dijo a CNN un empleado actual que planea presentar su renuncia, pero solicitó el anonimato para evitar poner en riesgo la indemnización.

“Todo el mundo tiene un precio pero hasta cierto punto, y este despido me da algo de consuelo para buscar un mejor ambiente a pesar de la economía”, agregó el empleado.

La misma persona dijo que la gerencia parece estar preocupada por la cantidad de personas que planean irse, y agregó que están “luchando” para convencer a los talentos de que se queden. Twitter, que supuestamente eliminó a la mayor parte de su equipo de relaciones públicas, no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

Otro empleado de Twitter, que pidió no ser citado, compartió preocupaciones similares y dijo que también planeaba abandonar la empresa.

Un empleado despedido recientemente que sigue en contacto con excompañeros de trabajo le dijo a CNN que todas las personas con las que habían hablado planeaban rechazar el ultimátum de Musk y abandonar la empresa.

“La gente no puede pasar por alto la burla pública y el despido de otros empleados”, dijo el exempleado a CNN. “Del mismo modo, no pueden pasar por alto ni sentirse cómodos trabajando para alguien que ha manejado las últimas semanas de la forma en que lo ha hecho Elon”, agregó.

“La gente no quiere sacrificar su salud mental y su vida familiar para hacer más rico al hombre más rico del mundo”, agregó el exempleado.

Pero la decisión puede no ser tan fácil para otros. El ultimátum llega durante un período difícil para la industria de la tecnología, luego de despidos masivos y anuncios de congelamiento de contrataciones en muchas empresas importantes, incluidas Meta, Amazon, Lyft y otras. Los empleados que trabajan en Estados Unidos desde otros países también podrían correr el riesgo de perder sus visas de trabajo si dejan la empresa.

Un cuarto empleado le dijo a CNN este jueves que planean quedarse en la empresa “porque el cambio rara vez se ve influenciado desde el exterior”.

La reorganización que probablemente se produzca como resultado del ultimátum será el elemento más reciente de la “reestructuración organizativa fundamental” que sigue a la toma de posesión de Musk, dijo este miércoles en un tribunal de Delaware durante un juicio por su paquete salarial de Tesla.

Musk dijo en el correo electrónico de este miércoles que el “nuevo Twitter” estará “mucho más impulsado por la ingeniería”, lo que hará que algunos trabajadores que no son ingenieros se pregunten si sus trabajos podrían estar en riesgo incluso si optan por quedarse.

“No hay seguridad en esto, solo piensas, ‘Podría ser capaz de defenderme a mí mismo, tal vez no’”, dijo el empleado que expresó su incertidumbre sobre la decisión. “¿Qué hay detrás de esta puerta? no lo sabes. La única puerta que sabes que es segura es la puerta de salida”.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *