diciembre 3, 2022

Investigan a cinco empleados de la oficina del sherif de Georgia por golpiza a un hombre negro bajo custodia


(CNN) — Cinco empleados de la Oficina del Sheriff del Condado de Camden, Georgia, fueron puestos en tareas administrativas en medio de una investigación interna y estatal sobre la golpiza, en septiembre, a Jarrett Hobbs, un hombre negro, de 41 años, mientras estaba bajo custodia, dijo un portavoz del Departamento a CNN este miércoles.

Los empleados fueron asignados a funciones administrativas el 14 de noviembre y cumplen una función no relacionada con la aplicación de la ley mientras se llevan a cabo las investigaciones, según el portavoz Larry Bruce. Cuando se le preguntó por qué los empleados fueron puestos en funciones administrativas más de dos meses después del incidente, Bruce se negó a comentar.

Los empleados en cuestión son “empleados nuevos” del Departamento, dijo Bruce a CNN, pero no proporcionó información adicional.

En una conferencia de prensa este miércoles, la familia y el abogado de Hobbs pidieron que los empleados involucrados en su golpiza sean despedidos y acusados y que el Departamento de Justicia investigue a la Oficina del Sheriff.

Golpiza hombre negro

El abogado pide una investigación criminal después de que un video mostrara a los agentes penitenciarios golpeando a un hombre negro mientras estaba bajo custodia (Crédito: Centro Nacional de Contenido Provisto por un Abogado)

“Estamos aquí apoyando a esta comunidad, con esta familia, no hay forma de que alguien sea golpeado de la forma en que golpearon a este hombre”, dijo el abogado de derechos civiles Harry Daniels, que representa a Hobbs. “No me importa lo que hizo, no me importa si derribó la maldita puerta, no golpeas a una persona así”.

“No hubo [absolutamente] ningún razonamiento, ninguna justificación, ninguna causa, ningún tema discutible, ninguna justificación legal para ir a esa celda con un hombre sentado allí y golpearlo”, dijo Bakari Sellers, otro de los abogados de Hobbs. Sellers también es colaborador de CNN.

La Oficina del Sheriff no hizo ningún comentario sobre los pedidos de los abogados de Hobbs para que el Departamento de Justicia investigue el incidente.

La hermana de Hobbs, Jai’Vian Thomas, dijo después de la conferencia de prensa que quiere que los empleados sean despedidos, arrestados y condenados.

“Solo quiero que sean procesados, acusados para que mi hermano pueda obtener su justicia”, dijo Thomas. “Somos solo otra familia, estamos cansados de ser solo otra familia”.

Cuando se le preguntó cómo le estaba yendo a Hobbs, Daniels dijo: “Está luchando todos los días, al pensar en lo que le pasó, sabes que sus heridas físicas pueden sanar, pero el señor Hobbs quería expresarles a todos que no se trata a las personas con salud mental de esa manera, no los tratas así”.

Hobbs dijo que planean presentar una demanda.

Golpiza a hombre negro

El abogado Harry Daniels habla durante una conferencia de prensa, el 16 de noviembre, en Woodbine, Georgia. (Crédito: Russ Bynum/AP)

Tres videos muestran la golpiza

Los abogados de Hobbs publicaron dos videos del incidente a principios de esta semana y poco antes de la conferencia de prensa de este miércoles, publicaron un tercer video, con audio, que mostraba parcialmente el altercado entre Hobbs y los empleados en el centro de detención del condado. El video parece ser del sistema de vigilancia del centro de detención y se obtuvo a través de un procedimiento legal separado en Carolina del Norte que involucra a Hobbs.

El lunes, los abogados de Hobbs publicaron dos videos silenciosos del incidente, que también parecen ser del sistema de vigilancia de la cárcel. Los videos mostraban a Hobbs solo en una celda del centro de detención. En un video, se puede ver a cinco empleados entrando a la celda de Hobbs y uno agarrándolo por el cuello. Se produjo una lucha dentro de la celda. Pronto, se puede ver al menos a cuatro de los empleados luchando con Hobbs, algunos golpeándolo en la cabeza.

Un segundo video publicado por los abogados de Hobbs muestra a Hobbs siendo sacado de la celda y se puede ver a los empleados derribándolo al suelo. El video parece mostrar al menos a un empleado pateando a Hobbs. Cuatro de los cinco empleados parecen ser blancos; el otro parece ser negro.

Segundos después del comienzo del tercer video, suenan dos fuertes golpes en el pasillo de la cárcel. Un empleado que parece alejarse de la celda de Hobbs se da la vuelta cuando se escuchan los sonidos y luego desaparece por la esquina cerca de la celda de Hobbs, que no se ve en la toma.

Luego, se ve a cuatro empleados caminando hacia la celda de Hobbs. La puerta de la celda se abre y los empleados y Hobbs reaparecen unos 30 segundos más tarde, dando tumbos por el pasillo. Se escucha un fuerte gemido.

Aunque gran parte del audio está amortiguado y es indistinguible, se puede escuchar a un empleado gritando: “Deja de resistirte”. Hobbs grita: “Hombre, me estoy sentando, paren…”, mientras los empleados se amontonan a su alrededor para intentar sujetarlo.

En un momento, un empleado le indica a Hobbs que “nos des la otra mano”.

Hobbs responde gritando: “¿Cómo diablos, estoy sobre una pierna…”

Mientras los empleados trabajaban para sujetar a Hobbs, se escucha a uno decir: “Suéltalo”. Le sigue Hobbs y los empleados yendo y viniendo sobre algo que tiene en la mano. Hobbs dice: “es papel”, justo antes de que los empleados tomen el control de Hobbs y lo coloquen en una silla de sujeción, en su celda.

Unos ocho minutos después, el video muestra al menos a tres empleados interactuando con Hobbs después de sacarlo de su celda mientras aún estaba sujeto a la silla. En el video sin sonido, parece que están hablando con Hobbs; un empleado revisa sus restricciones antes de volver a colocarlo en la celda.

En un comunicado de prensa emitido este lunes, Daniels dijo que Hobbs estaba sufriendo un episodio psicológico y había pedido ser puesto bajo custodia preventiva.

Autoridades de Georgia investigan el incidente

En un comunicado emitido el lunes, la Oficina del Sheriff dijo que el sheriff Jim Proctor “ordenó que se iniciara de inmediato una investigación interna del incidente. Esta investigación incluirá todos los videos grabados desde el momento en que el recluso ingresó a las instalaciones, el 3 de septiembre de 2022, hasta su liberación, el 30 de septiembre de 2022. Si se considera necesario, una agencia adicional ayudará con la investigación”.

“Las investigaciones internas implican la revisión de videos, el interrogatorio de testigos y la documentación de las pruebas recuperadas, lo que lleva tiempo y no se completa de la noche a la mañana”, agregó el comunicado.

No incluía los nombres de los empleados involucrados.

La Oficina de Investigación de Georgia (GBI por sus siglas en inglés) también anunció el martes que llevará a cabo una “investigación independiente y exhaustiva” del incidente luego de una solicitud del fiscal de distrito del circuito judicial de Brunswick, Keith Higgins, dijo la agencia en Twitter.

“Una vez que se complete la investigación, proporcionaremos el archivo a la Oficina del Fiscal del Distrito del Circuito Judicial de Brunswick”, dijo la GBI.

En un comunicado a CNN, Higgins dijo que su oficina le pidió al GBI que “investigara el uso de la fuerza que ocurrió en el Complejo de Seguridad del Condado de Camden el 3 de septiembre de 2022”.

“Una vez finalizada la investigación, la Oficina del Fiscal de Distrito revisará el expediente de investigación y determinará qué acción se debe tomar”, dice el comunicado.

Hobbs violó su libertad condicional en un caso federal fuera de Carolina del Norte al estar en Georgia, donde fue acusado de exceso de velocidad, conducir con una licencia revocada o suspendida y posesión de una sustancia controlada, dijo Daniels.

En los documentos judiciales de Carolina del Norte sobre la revocación de su libertad condicional, su agente de libertad condicional, FJ Carney, que no estuvo presente en el centro de detención de Georgia, narró los hechos ocurridos en la cárcel del condado de Camden.

“Mientras el acusado estaba bajo custodia en el complejo CCSO en Woodbine, Georgia, los carceleros escucharon fuertes golpes en la celda de detención del acusado. Según los informes, el acusado estaba pateando la puerta de su celda y los carceleros le dijeron que se detuviera después de haberle advertido previamente que se detuviera”, dice el documento judicial.

“El agente Carney testificó que el acusado aparentemente continuó pateando, lo que resultó en que los carceleros se le acercaran, le dieran órdenes verbales y le pusieran las manos detrás de la espalda. Sin embargo, el acusado supuestamente no cumplió y respondió a los carceleros diciendo: ‘No estoy haciendo una mie****’. Después de que, según los informes, los carceleros continuaron dándole órdenes y se le acercaron, el acusado se tensó, se alejó y se produjo un altercado físico entre el acusado y los carceleros”, continúa el documento.

“Según el agente Carney, el acusado se resistió a los carceleros y posteriormente golpeó a un agente en la cara mientras golpeaba a otro en un lado de la cabeza. Un agente sufrió un ojo magullado y una mano rota como resultado del incidente. El agente Carney notó que el informe reflejaba que el acusado fue golpeado en la cabeza por uno de los funcionarios correccionales, aunque el agente Carney desconoce la secuencia exacta de los eventos”, dijo.

La semana pasada, en una audiencia final sobre la libertad condicional federal de Hobbs, celebrada en Carolina del Norte, el juez revocó su libertad condicional, pero desestimó una violación relacionada con el arresto y los cargos de agresión, asalto y obstrucción contra los empleados de la cárcel del condado de Camden, que alegaba Carney. Hobbs admitió otras tres infracciones por violaciones de tráfico, posesión de drogas y no informar a su agente de libertad condicional sobre el viaje, según los registros del Tribunal Federal.

Cuando se le preguntó sobre el caso, el portavoz de la Oficina del Fiscal de Estados Unidos, Barry Paschal, dijo que la Oficina “no discute investigaciones activas o si estas existen”.

Hobbs permanece bajo custodia en Carolina del Norte, dijo su abogado.

— Martin Savidge, de CNN, contribuyó a este informe.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *