diciembre 6, 2022

¿Cómo le fue a la economía de Estados Unidos con Donald Trump?


(CNN Español) — Mientras finaliza el conteo de votos tras las elecciones intermedias en Estados Unidos, cuyo resultado final determinará quién tendrá el control del Congreso, muchos esperaban la decisión de Trump sobre sus planes de candidatura.

Una tercera aspiración presidencial para competir en 2024 —luego de ganar la presidencia en 2016 y perder la reelección en 2020—, dará inicio a una nueva fase en su carrera política en la que estará a la defensiva y constantemente bajo asedio, tras unos resultados decepcionantes de su partido en las legislativas.

Durante su presidencia, y también poco después de dejarla, Trump celebró los presuntos logros económicos de su gobierno, y se espera que vuelva a hablar de ellos durante su campaña presidencial, ahora que anunció su intención de postularse.

Pence: Trump decidió ser parte del problema en insurrección del 6 de enero 2:25

¿Cómo le fue a la economía estadounidense con Trump?

Los números duros

Cuando Trump asumió la presidencia, el 20 de enero de 2017, la economía de Estados Unidos se encontraba en un período de crecimiento iniciado después de la Gran Recesión de 2009 y durante el Gobierno de Barack Obama, y en los siguientes 3 años de su mandato esta tendencia continuó.

El Producto Interno Bruto creció un 2,3% en 2017, un 2,9% en 2018 y un 2,3% en 2019, según datos del Banco Mundial. Luego, sin embargo, llegó 2020: en medio de las restricciones por la pandemia de covid-19, la economía cayó un 3,4%.

Se trató de la peor caída de la economía estadounidenses en 74 años, de acuerdo con Reuters.

Y si se mira más de cerca, el 2020 fue verdaderamente una montaña rusa: en el segundo trimestre, cuando el país y el mundo absorbían lo peor de la pandemia, la economía estadounidense se contrajo en forma anualizada un 31,4%, y luego rebotó un 33,4% en el tercer trimestre.

Trump ataca a DeSantis entre disputas de republicanos en el Congreso 5:39

Trump recibió un PIB nominal a precios actuales de US$ 18,7 billones (a diciembre de 2016), y cuando entregó el poder el PIB era de US$ 20,89 billones (a diciembre de 2020). Esto equivale a un PIB nominal per cápita de US$ 57.866 al inicio de su mandato, y de US$ 63.027 al final, y ese resultado favorable, aún con la pandemia, al que se aferra el expresidente.

El desempleo a fines de 2016 ascendía al 4,9%, y descendió al 4,4% en 2017 —el primer año de Trump en el Gobierno—, a 3,9% en 2018 y a 3,7% en 2019. Pero en 2020, como consecuencia de la fuerte caída del PIB durante la pandemia, trepó a 8,1% y las consecuencias se siguen sintiendo: unos 22 millones de empleos creados en los años anteriores se evaporaron (para fines de 2020 se habían recuperado 10,6 millones).

La pobreza en 2016, antes de la llegada de Trump, era de 12,7%, y luego comenzó a descender lentamente: en 2017 fue 12,3%, en 2018 de 11,8% y en 2019 de 10,5%. Mientras que en 2020 la pobreza volvió a subir al 11,5%.

La economía de Trump

En 2018 Trump obtuvo su mayor logro legislativo al lograr que el Congreso aprobara un enorme paquete de recortes de impuestos, la base de su programa económico, que generó inicialmente una aceleración del crecimiento del PIB.

Biden se ríe de Trump en conferencia de prensa 0:34

Pero esta aceleración llegó a un techo al alcanzar el pleno empleo, y luego comenzó a dar marcha atrás debido, en parte, a los muchos conflictos comerciales entablados por Trump con diferentes países del mundo, el más importante con China.

Además, Trump sumó un aumento del gasto —principalmente en Defensa y en los paquetes de ayuda económica frente al covid-19— a su recorte de impuestos: el resultado fue un aumento de la deuda en unos US$ 7 billones durante su mandato.

Al inicio de su presidencia, la deuda constituía un 76% del PIB. Al final, era del 105%.

Los años de Trump son también recordados por la tendencia alcista de los mercados de valores en Wall Street, en gran parte impulsados por las bajas tasas de interés, y estos movimientos generaron enormes ganancias en los estadounidenses más ricos.

De hecho, el índice GINI, que mide la desigualdad del ingreso (donde 0 es perfecta igualdad y 100 perfecta desigualdad), comenzó a subir desde la llegada de Trump al poder: fue de 41,1 en 2016, 41,2 en 2017, 41,4 en 2018 y 41,5 en 2019 (último año con datos).

Con información de Annalyn Kurtz, Tal Yellin, Gabby Orr, Steve Contorno, Matt Egan, John Harwood, y Anneken Tappe.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *