diciembre 7, 2022

La boda de Tiffany Trump reúne a una familia dividida


(CNN) — Después de tres días bajo alerta por huracán, Tiffany Trump dio un suspiro de alivio.

El tiempo en Palm Beach, Florida, por fin estaba mejorando y el pronóstico para el sábado, el día de su boda, parece soleado y cálido. Dos personas familiarizadas con el estado de ánimo de la futura novia le dijeron a CNN que la hija menor de Donald Trump, su única hija con su segunda esposa Marla Maples, había estado “estresada” por la tormenta y lo que podría significar para su celebración en Mar-a-Lago con Michael Boulos, de 25 años, su novio desde hace cuatro años.

tiffany trump boda

Tiffany y Donald Trump.

Pero aunque el ciclón tropical Nicole se está alejando, los Trump todavía se pueden enfrentar algunos tumultos durante el fin de semana. La familia se reune en un momento en que su patriarca avanza hacia una contienda presidencial en 2024, una perspectiva que no entusiasma a todos en la familia. Algunos de ellos señalan que no quieren involucrarse mucho, o nada, dicen fuentes cercanas a la familia a CNN.

Tres personas familiarizadas con las actividades del expresidente afirman que no está del mejor humor. Muchos de los candidatos de alto perfil que respaldó en las elecciones intermedias no lograron una victoria, y ahora algunos republicanos hablan por su pérdida de influencia sobre el partido. Trump está “malhumorado”, dice uno de ellos.

En este momento, según las personas familiarizadas, Trump está más concentrado en su “anuncio especial” del martes, cuando puede, o no, anunciar su planeada tercera candidatura a la presidencia. Su mente está consumida por el panorama político de 2024 y por dónde y cómo encajará en él.

Pero primero tiene que cumplir con otro trabajo: ser el padre de la novia.

A Trump le suele gustar ser el centro de atención en su club privado, que también es su residencia, pero solo si es para recibir felicitaciones o si está de humor para recibir elogios. Los preparativos para el gran día de Tiffany han sido duros y, mientras el cielo se despeja y sus invitados se dirigen a Mar-a-Lago, las fuentes dicen que el expresidente pasa desapercibido.

Dos personas familiarizadas con el estado de ánimo de Trump afirman que también ha estado en desacuerdo con su esposa, Melania Trump, después de que un informe de noticias posterior al día de las elecciones dijera que ella se llevó la peor parte de su ira tras la derrota del Dr. Mehmet Oz en su candidatura al Senado de Estados Unidos. El diario The New York Times informó que Donald Trump reprochó a Melania Trump su apoyo al médico famoso por la televisión; durante un mitin este año, mencionó que su mujer era una gran fan de Oz.

Aparecer en una noticia no es algo que la ultraprivada Melania Trump disfrute, y Trump no tardó en disculparse en Truth Social con ella por lo que llamó historias “inventadas” sobre su participación. El daño, sin embargo, dicen las dos personas, estaba hecho. Además, todo el mundo se aleja del expresidente cuando está de mal humor, incluida su esposa. CNN se puso en contacto con un portavoz del expresidente.

Y como se trata de una boda, no es posible que se eviten los miembros de una familia por completo. Tiffany Trump mantiene una estrecha relación con todos sus hermanastros, según fuentes informadas. Aunque a menudo se referían a ella como la “hija olvidada” de Trump durante los años de la Casa Blanca, cuando la hermana mayor, Ivanka Trump, era el centro de atención, Tiffany, que se graduó en Derecho en Georgetown en 2020, mantiene una estrecha relación con su hermana mayor. Ivanka estuvo presente el pasado fin de semana en la despedida de soltera de Tiffany, celebrada en la casa de una amiga en Palm Beach, una celebración que incluyó una tarta azul Tiffany escalonada junto a su madre, Marla Maples, y su madrastra, Melania Trump. CNN se puso en contacto con un portavoz de Tiffany Trump para obtener comentarios.

Ivanka y Tiffany Trump siguen teniendo una relación cercana, pero en otros lugares la dinámica familiar ha ido cambiando en los últimos dos años. Las interacciones de Ivanka con su padre han cambiado desde que ambos dejaron la Casa Blanca. Ahora que vive en Miami, Ivanka no añora Washington, “ni mucho menos”, dice una de las varias personas que hablaron con CNN bajo condición de anonimato para preservar las relaciones personales y profesionales con la familia. CNN se puso en contacto con un portavoz de Ivanka Trump y no recibió respuesta.

El papel de asesora principal del presidente no es uno que Ivanka Trump desee resucitar.

“(Ivanka) nunca volvería a esa vida”, dice una de las personas familiarizadas con su pensamiento. “Sabe que no es algo que le sirva a ella o a su familia en este momento”.

Otra persona dice que Ivanka “terminó” con Washington “desde el día que se fue” y eso “no ha cambiado”. Una tercera persona sostiene que si Ivanka tuviera algún interés en volver a participar en la política, la gente la habría visto en la campaña electoral, impulsando a los candidatos para las elecciones intermedias. Sin embargo, ella no hizo ninguna aparición o apoyo público, a pesar de las solicitudes de participación de algunos de los que están en contiendas cerradas, dice una persona familiarizada con el asunto.

Todas las personas que hablaron con CNN dicen que la vida de Ivanka Trump está centrada en sus tres hijos pequeños.

Aunque es posible que aún no haya tenido conversaciones directas con Donald Trump sobre su falta de interés en una segunda campaña a la Casa Blanca, él es consciente de que cualquier candidatura no incluiría la asistencia de su hija, dice una de las personas con conocimiento de las discusiones familiares.

Trump tampoco contaría con la presencia de su yerno, Jared Kushner, otrora guardían de Trump en la Casa Blanca y una de las voces más conectadas e influyentes de su gobierno.

“Jared no tiene intención de unirse a la campaña y volver a involucrarse”, dice una fuente familiarizada con los planes de Kushner. CNN se puso en contacto con un portavoz de Jared Kushner y no recibió respuesta.

La persona sostiene que Kushner tiene una buena relación con su suegro y que “se esfuerza por estar con (Trump)”, pero dijo que no haría mucho más que ofrecer algún consejo en caso de que Trump se vuelva a postular.

“Estoy seguro de que (Jared) será puesto a prueba de numerosas maneras diferentes, es su suegro, pero dicho esto, estaría muy lejos de ayudar en la forma en que ayudó antes”, dijo la persona. Kushner, que ahora dirige una empresa de capital privado, ha “superado” los últimos años de una manera que Trump no ha hecho.

Es de suponer que Trump es consciente de la falta de interés de su esposa, Ivanka y Jared en hacer campaña. Melania Trump apenas hizo campaña a favor de su marido durante su primera candidatura a la Casa Blanca y solo celebró tres actos de campaña en solitario en su nombre antes de las elecciones de 2020.

No hay indicios de que Melania Trump vaya a cambiar sus hábitos y a participar activamente en cualquier campaña próxima. “Nunca digas nunca” fue todo lo que dijo cuando se le preguntó durante una entrevista en mayo si podría volver a vivir en la Casa Blanca. En Ohio, la semana pasada, durante un mitin de JD Vance, donde se rumoreaba que Trump podría anunciar su última candidatura presidencial, solo había cuatro sillas dispuestas para la familia Trump. Estaban designadas para Eric y Lara Trump y para Donald Trump Jr. y Kimberly Guilfoyle.

Donald Trump Jr. envía diferentes señales a sus amigos. “¡Por supuesto!” es la respuesta de una persona familiarizada con el pensamiento de Don Jr. cuando se le pregunta si el hijo de Trump hará campaña en su nombre, en caso de que anuncie su candidatura la próxima semana. Don Jr. no tiene ninguna de las dudas de su madrastra, su hermana y su cuñado sobre otra presidencia de Trump.

“Va a salir a hacer campaña por su padre”, dijo la persona. CNN se puso en contacto con un portavoz de Donald Trump Jr., sin respuesta.

Don Jr. es ahora mismo el asesor familiar más cercano que tiene Trump. A diferencia de sus años presidenciales, cuando Ivanka y Jared eran el círculo íntimo, Don Jr. ha surgido como una figura clave en el futuro de la política “trumpiana”. Pero eso no quiere decir que Don Jr. quiera llenar los zapatos de Jared e Ivanka.

“No quiere el papel de Jared tras bambalinas”, dice la fuente, y añade que Don Jr. no se deja llevar por la microgestión de Trump. “Cuando (Don Jr.) tiene opiniones fuertes sobre algo que involucra a su padre, no tiene problema en decirlas en voz alta”, dice la persona, poniendo como ejemplo la insistencia de Don Jr. en que Trump no anunciara su candidatura antes de las elecciones intermedias. “Simplemente no le parecía que tuviera sentido”.

Las opiniones y las apariciones serán lo mejor para Don Jr. en caso de que su padre vuelva a postularse, pero el hijo mayor de Trump pondrá el límite en una descripción de trabajo definida.

“No va a ser el director de campaña en la sombra ni nada por el estilo”, dice la fuente, que añade que Don Jr. también está centrado en sus cinco hijos, su empresa editorial y la “caza”.

Eric Trump, y probablemente más su esposa, Lara Trump, una invitada frecuente en los medios de comunicación conservadores, caerá más bajo el nivel de participación de Don Jr. en un segundo acto de Trump, que el de Ivanka y Jared.

La mayoría de las personas que han hablado con CNN aseguran que la división familiar en torno a los planes políticos de su patriarca no es motivo de preocupación: Tiffany Trump no cambiará la disposición de los asientos para alejar a la facción que está a favor de la campaña de la que está en contra. Mar-a-Lago, cerrado por la tormenta hasta este viernes a las 18:00 horas, volverá a funcionar a tiempo para la boda de Tiffany con Boulos, el hijo de un rico empresario que posee varias empresas en Nigeria.

En la boda no habrá lugar para riñas ni juegos de poder. “Será un día en el que todo girará en torno a Tiffany”, dice una persona familiarizada con el evento, del que se rumorea que será un asunto de un millón de dólares.

“Se llevan muy bien”, dice una de las personas que pasa tiempo con los hermanos, y añade que la política y su padre no son siempre lo que hablan cuando se reúnen. “Lo creas o no, son una familia bastante normal”.





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *