diciembre 3, 2022

Estos han sido los 6 partidos históricos de España en los mundiales de fútbol


(CNN) — La participación de España en los Mundiales ha sido histórica no solo por su juego, sino por las estrellas que ha tenido en su planilla con el paso de los años. Ha sido una de las selecciones favoritas en varias Copas del Mundo recientes tras la consecución de su máxima hazaña: el campeonato mundial en 2010.

Durante su presencia en las Copas del Mundo, España ha dado algunos espectáculos dignos de recordar. Estos son solo algunos de los partidos  históricos de España en su paso por los mundiales.

España-Inglaterra, 1950

El partido se jugó en el Mundial Brasil 1950 en el Maracaná (Estádio Jornalista Mário Filho). Fue un partido clave de primera ronda del grupo 2, en el que además estaban Chile y Estados Unidos.

Este encuentro era decisivo para la clasificación final del segundo grupo. A los españoles solo les bastaba con un empate para pasar a la siguiente ronda, pero Inglaterra debía llevarse una victoria para poder avanzar de fase.

Así que con los nervios de punta, una España liderada por el DT Guillermo Eizaguirre buscaba una victoria contra Inglaterra, que sellaron a los tres minutos del segundo tiempo, con un gol del delantero  Telmo Zarra.

La jugada inició poco después del inicio del segundo tiempo con en el defensa Gabriel Alonso, quien hizo un pase al delantero Piru Gaínza. Gaínza centró magistralmente la pelota de un cabezazo y Zarra cruzó el balón con la pierna derecha, con mucha precisión, para vencer al portero inglés Bert Williams, en un partido lleno de emociones.

En ese momento España terminó cuatro en el Mundial de Brasil 1950, su mejor actuación hasta entonces en una Copa Mundo.

España-Dinamarca, 1986

El delantero español Emilio Butragueño celebra después de marcar un gol durante el partido de fútbol de la segunda ronda de la Copa Mundial entre Dinamarca y España el 18 de junio de 1986 en Querétaro. Butragueño anotó cuatro goles y Dinamarca venció a España por 5-1. (Crédito: JOEL ROBINE/AFP a través de Getty Images)

En México 86, los españoles nuevamente dieron un gran espectáculo futbolístico con un partido clave frente a Dinamarca, en el que dieron un festín de goles anotando en cinco oportunidades contra los daneses. La leyenda Emilio Butragueño fue el anotador máximo de este encuentro marcando 4 goles.

El partido era de la fase de octavos de final; se jugó en Estadio La Corregidora, en Querétaro el 18 de junio del 86.

El encuentro empezó ganándolo Dinamarca con un gol de penalti de Jesper Olsen en el minuto 33 del juego. Pero luego España levantó la cabeza y anotó su primer gol 10 minutos después: un defensa danés centró la pelota y el defensa central, Emilio Butragueño, salió al ataque en el centro de la cancha venciendo al portero Lars Högh.

Más adelante, en el minuto 56 del partido, desde un tiro de esquina, José Antonio Camacho lanzó una asistencia de cabeza y un joven Butragueño de 22 años anotó su segundo gol del partido (el tercero del torneo), también de cabeza, venciendo de nuevo al portero Högh y poniendo a España a la delantera.

El tercer gol lo anotó Andoni Goikoetxea, al cobrar un tiro penal por una falta de Klaus Berggreen contra Butragueño en el minuto 69 del partido. 3-1, arriba España parcialmente.

Butragueño, que más adelante se convertiría en una de las leyendas del fútbol de España, empezó su legado en este encuentro, cuando nuevamente para el minuto 80 del partido tomó la delantera en la cancha acompañando a Eloy Olaya, venciendo a la defensa de Dinamarca y empujando el balón hasta el fondo de la red de pie derecho.

Y como si fuera poco, un penalti al final de partido, dejó conclusa la victoria de España sobre Dinamarca. Era el minuto 90. Una Dinamarca ya moralmente destruída con 4 goles en contra, esperaba el cierre del encuentro y se despedía de México 86. Así que Butragueño, que era la tortura de la defensa danesa, entra nuevamente en escena, se gana un tiro penal y con una carrera larga, le pega al balón contra la red en una media diagonal sobre el portero Högh para anotar el quinto gol del partido.

Histeria total y España clasificó a cuartos de final de México 86.

Italia-España, 1994

Este fue un partido no apto para cardiacos. Italia y España se disputaban el paso a seminifinales, por lo que era un encuentro como de final, muy recordado por una falta no reconocida por el árbitro húngaro Sándor Puhl, que le habría dado una ventaja de último minuto a los españoles.

El encuentro, que se jugó en el Foxborough Stadium de Massachusetts, comenzó con dos equipos con necesidad de la victoria, pero Italia tomó la delantera en el minuto 25 con un gol de Dino Baggio, que anotó de tiro con pierna derecha de un tiro desde fuera del área, tras una asistencia de Roberto Donadoni. 1-0, en un encuentro de infarto.

El partido estaba apretado y un codazo en la cara del defensa Mauro Tassoti a Luis Enrique calentó aún más los ánimos del juego. El árbitro no vio el golpe, pero el mediocampista español quedó en el suelo y un amago de pelea en el aire. Luis Enrique fue asistido por los paramédicos y se reincorporó en el juego sangrando, en medio de reclamos al árbitro por no reconocer la falta.

Jon Goikoetxea #7 de España regatea a Demetrio Albertini #11 de Italia durante los cuartos de final de la Copa Mundial en el Foxboro Stadium, Foxboro, Massachusetts. Italia ganó el partido 2-1. Crédito: Simon Bruty/ALLSPORT

El juego aún no acababa y España mostraba una gran condición y fue mucho más que su rival a pesar de la derrota parcial, poniendo constantemente en aprietos al portero italiano Gianluca Pagliuca.

El empate parecía tardar una eternidad, pero en el minuto 58 el mediocentro José Luis Caminero recibió una asistencia en el área de Sergi Barjuan, que se desvió en la punta del pie del defensa italiano anotando el gol del empate. España seguía viva de cara a la semifinal de USA 94.

Pero en un juego dramático mientras España intentaba imponerse ante Italia, la victoria le fue esquiva y los dirigidos por Arrigo Sacchi lograron la victoria con un doblete italiano, con la recuperación de la pelota desde el fondo de la cancha, y pases consecutivos de Bersi y Giuseppe Signori y finalmente, un Roberto Baggio solo frente al portero Zubizarreta, anotó el gol de la victoria en el minuto 87.

Roberto Baggio pasa por encima del portero Zubzareta camino a marcar el gol de la victoria contra España durante el partido de cuartos de final del Mundial USA 1994. (Crédito: Simon Bruty/ALLSPORT)

2-1, y España quedó eliminada del Mundial USA 1994.

España-Bulgaria, 1998

Esta es la mayor goleada de España en un Mundial. Ocurrió en el estadio Stade Bollaert-Deleli, en Lens, en la región de Calais en Francia. El equipo liderado por el entrenador Javier Clemente anotó seis goles a una Bulgaria disminuida por la escuadra española en el que Fernando Hierro, Luis Enrique y Fernando Morientes hicieron brillar a su selección.

El caudal de goles empezó muy temprano en el minuto 6 del partido cuando una falta contra Luis Enrique en el área le dio un penalty a España que cobró Fernando Hierro.

El delantero español Francisco Morientes es abrazado por un compañero de equipo después de anotar su segundo gol, el 24 de junio en el estadio Felix Bollaert en Lens, en el norte de Francia, durante el partido de primera ronda del grupo D de la Copa Mundial de Fútbol de 1998 contra Bulgaria. (PHILIPPE HUGUEN/AFP vía Getty Images)

El segundo gol lo marcó Luis Enrique con un tiro de pierna derecha, tras una asistencia de Josepa Etxeberria, en el minuto 19, que le daría la ventaja parcial al equipo español. Más adelante, Luis Enrique volvería a brillar con una asistencia que empezó desde mitad de cancha y un pase al fondo para Morientes, que convirtió superando a un defensa y al portero búlgaro en el minuto 55. Era el 3-0 y la cuenta estaba lejos de terminar.

En el segundo tiempo, al minuto 58, el delantero búlgaro Emil Kostadinov descontó para el 3-1 con un gol desde el área que pegó en el palo antes de entrar a la portería de Francisco Molina.

Morientes volvería a aparecer en el minuto 81 tras una asistencia de Raúl, liberándose del arquero rival, que apenas tocó la pelota, y dejó el camino libre para el cuarto gol. Siete minutos más tarde, Kiko Narváez anota el quinto gol del partido de un cabezazo tras un tiro de esquina de Fernando Hierro. El balón golpeó el palo y rebotó contra el portero búlgaro antes de entrar a la cancha.

Y esta misma dupla —Hierro-Naváez— selló la goleada definitiva contra Bulgaria marcando el sexto gol en una elegante jugada en el que Kiko detuvo la pelota y anota pasando el balón a través de las piernas del portero, asegurando su paso a octavos de final en Francia 98.

España-Corea del Sur, 2002

Un polémico arbitraje del réferi egipcio Gamal Ghandour, según los españoles, le quitó la posibilidad a La Roja de avanzar a semifinal del Mundial de ese año en el que jugó contra Corea del Sur, el anfitrión y una de las revelaciones de ese momento.

En un partido a muerte, los españoles tuvieron un control incipiente del balón en la primera parte del juego, y apenas algunas llegadas al arco. Pero el segundo tiempo llegó recargado con un gol de anulado de Rubén Baraja, que según el árbitro no fue válido por una falta de Iván Helguera contra un defensa coreano antes del remate.

Joaquín de España es consolado por sus compañeros de equipo tras fallar el penalti con el que perdió la tanda para avanzar a la semifinal de la Copa Mundial de la FIFA 2002 entre España y Corea del Sur. (Crédito: Ben Radford/Getty Images)

Una España ya debilitada y presionada por Corea del Sur que no daba un juego limpio, y en una jugada en el tiempo complementario, Joaquín en la línea final de la cancha centra el balón y Morientes anota el gol de la victoria, que fue anulado por el juez central alegando que el balón había salido de la cancha antes del remate. El partido quedaba 0-0.

Una nueva oportunidad de gol llegaba para España en la última parte de la prórroga cuando el árbitro de línea consideró que había fuera de juego cuando Joaquín y Fernando Morientes quedaron solos frente al portero Lee Woon-jae.

Al final la definición de penales clasificó a Corea del Sur a la semifinal (3-5) y un derrotado y frustrado equipo español quedó eliminado de la competición.

Los diarios deportivos españoles, dolidos por la eliminación de su selección, se quejaban a todo pulmón: Robo“, dijo AS. “Asco“, tituló Marca; mientras que El País habló de “El atraco más visto de la historia”

España Campeón, 2010

España ganó la Copa del Mundo en 2010 por primera vez en su historia cuando un gol en el tiempo complementario de Andrés Iniesta le dio a su país una victoria por 1-0 en el último suspiro sobre Holanda en la final en Soccer City.

https://www.youtube.com/watch?v=aKSHgMqCwbQ&ab_channel=FIFA

El partido estuvo plagado de nada menos que 14 tarjetas amarillas y una roja, pero se resolvió con un momento de magia de Iniesta después de una asistencia de Cesc Fábregas. El gol en el minuto 116 era lo que esperaban millones de españoles para ahorrarles a ambos equipos la agonía de decidir por penaltis al nuevo campeón del mundo.

España tuvo grandes ocasiones en la segunda mitad con David Villa negado por las piernas de Heitinga, y Sergio Ramos que cabeceó pero el gol le fue esquivo.

En la prórroga, España avanzó con más urgencia y Fábregas fue asistido por Iniesta, pero el portero Maarten Stekelenburg le negó la celebración con una atajada inteligente.

En la segunda mitad de la prórroga, las ocasiones de gol se agotaron. Al final del tiempo reglamentario, el juego permaneció sin goles, ya que la caída de las temperaturas y el empate en el partido sirvieron para calmar a la multitud llena en el estadio Soccer City.

El gol de Iniesta llegó luego de que el equipo holandés se quedara con 10 hombres en la cancha tras la expulsión de Johnny Heitinga en la segunda mitad del tiempo extra por una falta sobre el mediocampista español.

Un balón mal despejado por parte del defensa holandés cayó en manos de Cesc Fábregas, que envió un pase limpio a su compañero Iniesta, que hábilmente se había quedado de lado y, de un derechazo cruzado, superó al portero Maarten Stekelenburg y anotó el gol de la gloria para España.

El mediocampista español Andrés Iniesta (L) dispara para marcar el gol de la victoria en la prórroga mientras el mediocampista holandés Rafael van der Vaart (D) intenta defender durante la final de la Copa Mundial de Fútbol de 2010 entre Holanda y España el 11 de julio de 2010 en Soweto, en los suburbios de Johannesburgo. (Crédito: FRANCK FIFE/AFP a través de Getty Images)

España celebró un histórico triunfo, el primero en su haber mundialista. Su partido más importante.

“Que alegría sobre todo cuando ves como lo ganamos. No hay palabras para describir lo que estoy sintiendo. Después de mi gol, pensé en mi familia y en toda la gente que quiero. Pero la victoria es la fruto de mucho trabajo”, dijo emocionado Iniesta a los periodistas en ese entonces.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *