diciembre 4, 2022

Trump y DeSantis muestran cómo se vería un posible enfrentamiento en 2024


(CNN) — En un anticipo de un posible enfrentamiento en las primarias presidenciales republicanas, Donald Trump y Ron DeSantis realizarán mítines en Florida este domingo, en su lucha por la supremacía en el estado del Sol y corazón del Partido Republicano.

El expresidente dará la bienvenida a sus seguidores en Miami, la tercera parada de una gira por cuatro ciudades que ha convertido a Trump en un actor destacado en la lucha de su partido por el control del Congreso. Mientras tanto, el gobernador de Florida encabezará sus propios eventos en tres condados en la costa opuesta del estado: Hillsborough, Sarasota y Lee, alejándose mucho de Trump mientras busca cerrar su candidatura para un segundo mandato.

Durante los últimos dos años, Trump y DeSantis han coexistido en extremos opuestos de Florida: Trump planeando su próximo movimiento desde su propiedad de Mar-a-Lago en Palm Beach y DeSantis convirtiéndose en un nombre familiar de la capital del estado en Tallahassee. Pero a medida que estas elecciones intermedias llegan a su fin y se avecina una decisión sobre su futuro político, incluso en una península 724 km de largo se ha vuelto cada vez más difícil para los dos evitarse el uno al otro.

“Tenemos dos políticos muy tercos que están en la punta de lanza del Partido Republicano”, dijo un funcionario republicano que pidió no ser identificado. “Ambos llaman la atención, pero ambos tienen sus propias operaciones políticas y eso es lo que estás viendo. Ya es agotador hablar de eso”.

La larga rivalidad a fuego lento se ha hecho pública durante las últimas semanas previas al día de las elecciones. En un mitin en Pensilvania este sábado, Trump atacó directamente a DeSantis y bautizó con un nuevo apodo al gobernador, mientras se declaraba el favorito en una hipotética primaria republicana.

“Ahí está, Trump con el 71 (%), Ron DeSanctimonious con el 10 %”, dijo Trump a la multitud mientras leía supuestos números de las encuestas en una pantalla.

DeSantis respaldó recientemente al empresario republicano y candidato al Senado de Colorado Joe O’Dea, ya que O’Dea prometió en octubre hacer una “campaña activa” contra Trump.

“¡UN GRAN ERROR!”, escribió Trump en respuesta en su plataforma Truth Social.

DeSantis y Crist, contienda cuesta arriba para los demócratas 3:29

Trump siguió compartiendo un clip de la expresentadora de Fox News Megyn Kelly, prediciendo que los votantes republicanos permanecerían firmemente en el campo de Trump si DeSantis decidiera desafiar al expresidente en una primaria presidencial republicana. CNN informó este viernes que Trump podría lanzar su próxima candidatura presidencial tan pronto como este mes.

La relación tensa entre Trump y DeSantis

Pero la planificación de eventos competitivos dentro de Florida dos días antes de un trascendental día de elecciones es especialmente ilustrativa de lo tensa que se ha vuelto la relación entre los antiguos aliados. A diferencia de otros posibles contendientes de 2024, DeSantis no se ha negado a competir contra Trump en una primaria, lo que ha generado una gran ira al expresidente. Mientras tanto, DeSantis cree que tal concesión socavaría sus intentos de mantener el enfoque en su carrera de reelección actual en lugar de lo que puede venir, informó CNN anteriormente. DeSantis y su campaña se han negado a discutir públicamente sus planes para después de las intermedias, pero en un debate reciente no respondió cuando se le preguntó si tiene la intención de cumplir un mandato de cuatro años si es reelegido.

Si se enfrentan cara a cara en una primaria, los dos candidatos pueden encontrarse en una situación financiera similar. DeSantis ha recaudado US$ 200 millones en este ciclo de campaña a través de sus dos comités políticos y ha gastado poco más de la mitad, dejando alrededor de US$ 90 millones en capital inicial potencial para un Super PAC. A finales de octubre, Trump tenía unos US$ 117 millones entre sus tres vehículos activos de recaudación de fondos, según datos electorales federales.

El viaje preelectoral de Trump está motivado, al menos en parte, por su deseo de lanzar una tercera campaña para la Casa Blanca, informó CNN esta semana. De hecho, durante una visita a Iowa el jueves, Trump les dijo a los votantes en el primer estado del caucus de la nación que se “prepararan” para su regreso como candidato presidencial. Trump se detuvo en Pensilvania el sábado, sede de la reñida carrera por el Senado entre su patrocinador, el republicano Mehmet Oz, y el demócrata John Fetterman, y pasará la víspera de las elecciones en Ohio, donde el expresidente respaldó al republicano J.D. Vance en la carrera por el Senado contra el demócrata, Tim Ryan.

Pero la planificación de un mitin en Florida también fue vista como una oportunidad para DeSantis. Trump anunció por primera vez la semana pasada su intención de realizar un mitin para el senador estadounidense Marco Rubio en el sur de Florida, dejando a DeSantis notablemente fuera de sus planes. Desde entonces, la lista de oradores invitados ha crecido para incluir al senador estatal más joven, Rick Scott, así como a una docena de otros funcionarios electos y candidatos de todo el estado.

La decisión de realizar el mitin en el condado de Miami-Dade se produce cuando los republicanos están optimistas de que ganarán el otrora bastión demócrata por primera vez en dos décadas. Las inversiones de los republicanos para incursionar en los vecindarios hispanos del área han valido la pena en las elecciones recientes, y el partido está viendo una ola de entusiasmo que está volviendo al estado de un tono más rojo. Los republicanos tendrán una ventaja en el registro de votantes el día de las elecciones por primera vez en la historia política moderna de Florida.

Antes de su llegada, Trump ya se estaba atribuyendo el mérito de ese cambio.

“El presidente Trump lanzó una ola roja histórica en Florida en las elecciones intermedias de 2018 con su lista de candidatos respaldados en la boleta electoral y moldeó el estado del Sol en el bastión de MAGA que es hoy”, dice el anuncio del PAC Save America de Trump.

Si bien DeSantis se embarcó en su propio circuito de campaña fuera del estado para candidatos republicanos, incluido un mitin reciente en Nueva York para el candidato republicano a gobernador Lee Zeldin, está pasando los últimos días de la contienda contra el demócrata Charlie Crist arrasando en Florida. Su campaña tenía 13 eventos programados entre el viernes y el lunes. El último día, DeSantis tiene planeada una parada en Palm Beach, el condado adoptivo de Trump, y en Miami-Dade, no lejos del evento dominical de Trump.

En la campaña electoral, DeSantis no habla de Trump, pero sus comentarios están salpicados de menciones frecuentes al presidente Joe Biden en un anticipo de cómo sería una campaña presidencial contra el demócrata en funciones.

En un evento este jueves en Florida, DeSantis llamó a Biden “rey Midas al revés”.

“Biden lo toca y se convierte en algo mucho peor que (el oro)”, dijo DeSantis. “Es frustrante y mucha gente, la gran mayoría de los estadounidenses, piensa que el país ha visto sus mejores días. Piensan que estamos claramente en el camino equivocado. Pero ya sabes, creo que Florida proporciona el modelo que otros estados pueden seguir”.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *