noviembre 26, 2022

¿Con qué frecuencia debes lavarte el cabello?


(CNN) — Un informe reciente sobre una sustancia química cancerígena detectada en algunos champús secos puede hacer que te replantees tu rutina de cuidado del cabello. Sin embargo, los expertos afirman que no existe una respuesta única sobre la frecuencia con la que debes lavarte el pelo, ni sobre lo que puedes hacer para mantenerlo en los días de descanso.


“Algunas personas creen que tienen que lavarse el pelo todos los días o se les va a poner muy graso”, dice el Dr. Anthony Rossi, dermatólogo adjunto del Centro Oncológico Memorial Sloan Kettering de Nueva York y miembro de la Academia Estadounidense de Dermatología. “Si se dan una oportunidad, puede que vean que en realidad no tienen ese cuero cabelludo o pelo graso. Y, por otro lado, puede que no toleren esperar demasiado tiempo o lavarlo con poca frecuencia porque sienten que su cuero cabelludo se vuelve muy graso”.

La frecuencia con la que debes lavarte el cabello depende de múltiples factores, como el tipo y el estilo, el grado de grasa que suele tener tu cuero cabelludo y tus niveles de actividad.

“Es una cuestión personal”, dice Rossi. Lavar el pelo con demasiada frecuencia puede resecarlo y apagarlo, mientras que la acumulación de grasa por no lavarlo lo suficiente también puede provocar mal olor y escamas.

A continuación, te explicamos qué es lo mejor para ti.

Cuándo lavarse

Rossi suele decir a sus pacientes que deben lavarse el pelo una o dos veces por semana. Pero si te has sometido a tratamientos químicos que pueden resecar el cabello, como la decoloración, permanente o el alisado, es posible que quieras lavarlo menos de una vez a la semana para evitar que se rompa o se vuelva quebradizo o que tenga las puntas abiertas, dice.

Si tu cuero cabelludo es muy graso, puede que tengas que lavarlo hasta una vez al día, según el sitio web de la Asociación de la Academia Estadounidense de Dermatología. La edad también puede influir.

“Durante la pubertad se produce un aumento de las hormonas, por lo que las glándulas sebáceas pueden aumentar de tamaño. Es una de las razones por las que la gente tiene acné en la adolescencia”, dijo Rossi. Los menores pueden tener el cuero cabelludo más graso durante la pubertad, por lo que lavarse el pelo más a menudo podría ser útil, añadió.

Nuestro cuero cabelludo produce menos grasa a medida que envejecemos, según la asociación.

El cabello puede ser más propenso a resecarse o romperse si es rizado o quebrado, dice la asociación. Lavarlo con demasiada frecuencia puede agravar esta situación, por lo que, según la asociación, el cabello grueso y rizado no necesita lavarse a diario, ni siquiera semanalmente.

Pero deberías lavarlo al menos cada dos o tres semanas para mantener el cuero cabelludo y el cabello limpios y sanos.

Qué hacer entre lavados

El cuidado del cabello y del cuero cabelludo no solo se realiza en la ducha. Entre un lavado y otro, puedes hacer ciertas cosas para mantener su limpieza y aspecto, y protegerlo de cualquier daño.

“Creo que es importante la higiene del cuero cabelludo. Al igual que la higiene de la barba, hay que cuidar la piel que hay debajo”, dice Rossi. “Hay que cuidarla y peinarlo (el pelo). Eso afloja las células muertas de la piel, los restos. Si puedes, humedécelo”.

“Al menos, masajear la piel del cuero cabelludo ayudará también a aflojar los residuos. Así que no necesariamente tienes que lavarlo con un champú en sí, pero mantenerlo limpio es muy útil”, añadió Rossi. “También puedes usar cosas como acondicionador sin enjuague o aceites para el cuero cabelludo que ayudan a nutrirlo e hidratarlo”.

Si sueles sudar por hacer ejercicio, no es necesario que te laves el pelo con champú cada vez, a no ser que haya un crecimiento excesivo de bacterias o que el pelo o el cuero cabelludo empiecen a oler, dijo Rossi. Puedes lavarlo solo con agua, si quieres.

La mayoría de los champús en seco se consideran seguros para el cabello, pero no confíes en ellos a menudo, dijo Rossi. “Si tienes el pelo muy graso, es bueno en un momento dado. Pero hay que lavarlo. No quieres que se acumule en el cuero cabelludo”.

Si notas un exceso de grasa alrededor de la línea del cabello, puedes limpiarlo con papeles absorbentes cosméticos, añadió.

Si nadas en una piscina con el pelo expuesto al agua, el cloro puede resecarlo y volverlo quebradizo. Protege tu cabello mojándolo y acondicionándolo antes, usando un gorro de baño ajustado e, inmediatamente después, reponiendo la humedad perdida con un champú y un acondicionador profundo especialmente formulados para nadadores, según la Asociación de la Academia Estadounidense de Dermatología.

Si tienes problemas constantes con el cuero cabelludo o el cabello, como caspa, caída del cabello o cabello quebradizo, debes acudir a un dermatólogo certificado que trate estas afecciones, dice Rossi.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *