noviembre 25, 2022

Miles van cementerios en Día de los Difuntos


Miles de personas acudieron hoy a los diversos cementerios del país a rendir tributo a sus deudos, en ocasión de conmemorarse «El Día de los Fieles Difuntos».

Visiblemente acongojados llegaban desde tempranas horas de las mañana, familiares y amigos de los que han perdido un ser querido al Cementerio Nacional de la Máximo Gómez.

Al pararse frente a las tumbas de sus fieles difuntos, se quedan en rotundo silencio, miraban al cielo como si trataran de conectarse con los que partieron de este mundo terrenal.

Miles de dominicanos visitaron hoy los cementerios para ocasión del Día de los Fieles Difuntos o día de los muertos.- Foto por. Guillermo Burgos
Miles de dominicanos visitaron hoy los cementerios para ocasión del Día de los Fieles Difuntos o día de los muertos.- Foto por. Guillermo Burgos

Otros, una vez en los panteones y nichos comenzaban a limpiar y reacondicionar el lugar donde yacen los restos mortales de sus familiares.  

Te puede interesar leer: El Día de Muertos entre recuerdos y olvido

La mayoría de las personas adquirían velones que costaban entre 50 y 75 pesos así como ramos de diversas flores y rosas para colocarla en memoria a los fallecidos.

Mientras que brigadas del cabildo del Distrito Nacional, montaron una jornada de limpieza y aseo que para contribuir con la higiene y recibir a los visitantes.

El camposanto,  estaba custodiado por miembros de la Policía Municipal, la Policía y el Ejército de República Dominicana, a fin de garantizar seguridad a los visitantes.

Patrullas y ambulancias del Sistema Nacional de Emergencias 9-1-1 con luces encendidas se trasladaban de una lugar a otro dentro del camposanto para brindar asistencia a las personas que así lo requieran.

Una situación similar se vivía en el cementerio de Cristo Rey, también en el Distrito Nacional, donde cientos de personas se encontraban desde tempranas horas de la mañana, bajo un fuerte dispositivo de seguridad.

Los agentes municipales, Policiales y militares se mantenían vigilante para prevenir cualquier inconvenientes que pudiera surgir y que afecte a los visitantes.

 En cada caso, las autoridades de los cabildos celebran misas y hasta algunos alcaldes acuden este día a acompañar a los familiares de los difuntos, como es el caso de la alcaldesa del gobierno municipal del Distrito Nacional, Carolina Mejía quien estuvo presente en la iglesia del Cementerio Nacional, de la avenida Máximo Gómez.

En el cementerio Cristo Salvador, ubicado en el sector de San Isidro de Santo Domingo Este, el cabildo local comenzó un programa de bacheo de las calles, poda de árboles y recogida de basura. Estos trabajos se realizan solo en la parte de adelante del camposanto, mientras que en la parte de atrás el cementerio luce arrabalizado, sucio, y las calles traseras llenas de hoyos y lodo.

Mientras que en México la celebración del Día de los Muertos  es una de lsas principales actividadees masivas del año y ocupa la atención e influye en otras culturas.

Los muertos

En la liturgia cristiana católica el mes de noviembre evoca la memoria de nuestros seres queridos difuntos y la veneración y honra de los santos y de los mártires.

En el día de los fieles difuntos, los creyentes rezan por aquellos que han concluido su permanencia en el tiempo. Sin embargo, el mes inicia, no con la conmemoración de los fieles difuntos, que es el hoy, sino con la gozosa celebración de todos los santos que es el día 1. Es decir, que los cristianos anteponen la vida a la muerte.

Debido a las dos conmemoraciones seguida una de otra; personas confunden ambas celebraciones. Sin embargo, no se pueden negar sus semejanzas y sus diferencias. Son dos celebraciones que hablan de la fe en la vida eterna.

Aunque ambos días colocan al ser humano frente a lo ineludible de la muerte, ofrecen, al mismo tiempo, una manifestación de la vida. Mientras una, el día de santos, se sitúa delante de aquellos que han alcanzado la plenitud de su llamada a la unión con Dios, la otra, el día de los difuntos, hace coincidir «nuestros pensamientos y sentimientos hacia quienes han muerto, esperando alcanzar la plenitud del amor en la unión con Dios».



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *