noviembre 26, 2022

Khvicha Kvaratskhelia, la nueva sensación del Napoli que ya comparan con Maradona


(CNN) — “Cuando ven a Kvara, ven a Maradona”. El Napoli siempre enloquece con los jugadores que funcionan como un talismán.

En los últimos años, han sido Dries Mertens y Lorenzo Insigne. Unos años antes fueron Marek Hamsik y Ezequiel Lavezzi. Pero ninguno ha sido más famoso, o querido por los aficionados del Napoli, que Diego Maradona.

El argentino se convirtió en el símbolo del fulgor y la audacia napolitana durante sus siete temporadas en el sur de Italia, anotando goles y ganando títulos.

El legado de “El Pelusa” en el club, en el que llevó al Napoli a sus únicos títulos de Scudetto en 1986/87 y 1989/1990, así como a la única gloria europea del club con la Copa de la UEFA 1988/89, fue tal que éste rebautizó su estadio con su nombre tras su muerte en 2020.

A pesar de haber dejado el club en 1991, la presencia de Maradona se sigue sintiendo fuerte en el club, y “El Pibe de Oro” es el abanderado de los jugadores habilidosos y ofensivos que llegan al club.

Por eso, que los aficionados del Napoli lo comparen con Maradona conlleva la esperanza de que con él llegue el éxito que el argentino trajo consigo. Muchos jugadores han pasado por sus filas, considerados como el sucesor de Maradona, pero un tercer título de la Serie A ha sido esquivo.

Entonces, en julio, un extremo georgiano desaliñado y poco conocido llegó al Napoli.

En noviembre, Khvicha Kvaratskhelia, a pesar de haber llegado sin hacer mucho ruido, ya es comparado con Maradona.

Tras un comienzo fulgurante en Italia, donde conmovió a la ciudad enloquecida por el fútbol, se ganó el apodo de “Kvaradona”, con lo que pasó a ser vinculado a grandes clubes de Europa.

Kvaratskhelia

Kvaratskhelia celebra su segundo gol con el Napoli contra el Monza. Crédito: Alberto Pizzoli/AFP/Getty Images

Edo Badalashvili, periodista de fútbol de Georgia, visitó Nápoles en septiembre para ver a Kvaratskhelia, también conocido como “Kvara”, jugar contra su querido Liverpool en la Champions League.

Aunque Kvaratskhelia no anotó, atormentó a la defensa del Liverpool en una cómoda victoria del Napoli por 4-1, y recuerda las muestras de cariño que recibió su compatriota por parte de los aficionados del club.

“Nuestros inmigrantes georgianos que viven en Nápoles dicen que, como georgianos, nos dan pizza allí por Kvara”, dijo Badalashvili a CNN Sport. “En la ciudad de Maradona, todos aman a Kvara. Llevan sus camisetas”.

“Cuando se enteraron de que soy de Georgia, todos me recibieron bien, se tomaron fotos y corearon ‘Khvicha, Khvicha’. Es cierto que todavía les resulta difícil pronunciar el nombre correctamente. No sé cómo Kvara pudo lograrlo en tan poco tiempo”.

“Pero, créanme, en el Napoli ya lo quieren mucho y es el primer jugador de este equipo allí.

“Tengo un video de los aficionados del Napoli coreando los nombres de los jugadores antes del partido contra el Liverpool. El nombre que más coreaban era el de Kvaratskhelia”.

Kvaratskhelia

Kvaratskhelia celebra tras anotar el tercer gol del Nápoles contra el Torino. Crédito: ANDREAS SOLARO/AFP/AFP vía Getty Images

Con todo

Para ser un chico de Tiflis, Kvaratskhelia tenía unas botas muy grandes que llenar.

Dos de los pilares del Napoli, Insigne, nacido en Nápoles, y Mertens, el máximo goleador de la historia del club, se marcharon en el verano en busca de nuevos horizontes tras una larga trayectoria en el club.

Así que el Napoli buscó sustitutos en la banda. Para sorpresa de muchos, recurrió a un jugador hasta entonces desconocido para muchos aficionados al fútbol europeo, fichando a Kvaratskhelia, del Dinamo Batumi de Georgia, por unos 15 millones de euros (US$ 14,8 millones).

Considerando el hueco que Kvaratskhelia en teoría debía llenar, y siendo el principal fichaje ofensivo del club en verano, los directores deportivos del Napoli se preguntaron si habían hecho lo suficiente.

“En cierto modo piensas: ‘Bueno, cuando pienso en Mertens e Insigne, no me cuadra que un chico georgiano de 21 años por un precio relativamente bajo venga directamente de la Liga de Georgia también'”, dijo Euan Burns, periodista de fútbol italiano para Total Italian Football, a CNN Sport.

“Sería más común que hubiera una especie de trampolín en, digamos, Holanda, por ejemplo, antes de pasar a una liga como la Serie A”.

“Y eso no es lo que pasó. Así que piensas: ‘Seguro que este tipo no puede llenar ese hueco en este equipo del Napoli'”.

Pero con la camiseta número 77, Kvaratskhelia ha hecho mucho más que eso.

Como parte del nuevo equipo del entrenador del Napoli, Luciano Spalletti, el georgiano, de 21 años, ha sido una fuerza motriz vital por la banda izquierda, aportando goles y asistencias en la conquista de la Serie A y la Liga de Campeones y convirtiendo al Napoli en uno de los equipos más emocionantes de Europa. Sus aportaciones han contribuido a que el club lleve una racha de 16 partidos sin perder en la Serie A.

Kvaratskhelia

Kvaratskhelia celebra con sus compañeros tras anotar contra el Monza. Crédito: ALBERTO PIZZOLI/AFP/AFP vía Getty Images

En 16 partidos, Kvara ha anotado ocho goles y ocho asistencias. Su verdadera fiesta de presentación fue cuando aterrorizó a la defensa del Liverpool en la devastadora final de la Liga de Campeones de la temporada pasada, en Napoli.

Cuando se le pidió que recordara a un jugador que hubiera tenido un impacto tan inmediato en Italia, Burns se esforzó por hacerlo, comparando la variedad del estilo de juego de Kvaratskhelia con la del delantero del Manchester City, Erling Haaland.

“Lo interesante de Haaland es que, a pesar de su tamaño, tiene todos los elementos para ser un delantero, en el sentido de que puede correr mucho con el balón a velocidad”, dijo Burns. “También puede disparar desde lejos y anotar goles de cabeza”.

“Y para mí, Kvaratskhelia parece casi una versión de extremo de eso, donde no es ridículamente alto, pero ya ha marcado al menos un gol de cabeza. Es terriblemente rápido con o sin balón”.

“Tiene unos pies increíbles, pero también es muy fuerte, y creo que eso es lo que lo distingue de un jugador como Insigne, que es increíble con el balón en los pies y puede disparar desde cualquier sitio, pero que no era un jugador especialmente fuerte; la gente podía quitarle el balón”.

“Pero Kvaratskhelia le quita el balón a los defensas”.

Según Badalashvili, lo que más le llama la atención es el amor recíproco que se profesan Kvaratskhelia y los aficionados del Napoli.

“El Napoli fue el primer equipo en el que besó el escudo después de anotar un gol”, afirma Badalashvili, que recuerda haber visto jugar a Kvaratskhelia en el Dinamo de Tiflis, el Rustavi, el Lokomotiv de Moscú y el Rubin de Kazán.

“Después de un gol, besaba la insignia y, para nosotros, son muchas cosas. Responde mucho con esto. Quiere al Napoli, está agradecido al Napoli y el Napoli lo quiere a él”.

“Puedo decir que Kvara es [la] próxima leyenda. Su apellido ya es ‘Kvaradona’. Los aficionados del Napoli le pusieron el apodo de ‘Kvaradona’. Y cuando hablé con los aficionados del Napoli, me dijeron que cuando ven a Kvara, ven a Maradona”.

Kvaratskhelia

Kvaratskhelia intenta un disparo contra el Rangers en la Liga de Campeones. Crédito: Richard Callis/Eurasia Sport Images/Getty Images

“Kvara cambió la vida en Georgia”

Desde que debutó con 17 años en el equipo de fútbol más importante de Georgia, el Dinamo Tbilisi, el futuro de Kvaratskhelia como jugador totémico del país estaba escrito. Sin embargo, su ascenso a la fama siguió un camino tortuoso, ya que un año después abandonó el Dinamo de Tiflis para fichar por otro equipo georgiano, el Rustavi, en busca de minutos de juego.

Kvaratskhelia fue incluido en el artículo de The Guardian de 2018 que destacaba a los 60 mejores futbolistas jóvenes del mundo, además de irse cedido al Lokomotiv de Moscú en Rusia para ampliar sus horizontes durante la segunda mitad de la temporada 2018/19.

Y fue en Rusia donde Kvaratskhelia realmente dejó su huella, firmando finalmente de forma permanente por el Rubin Kazan.

Badalashvili recuerda que el entonces entrenador del Lokomotiv de Moscú, Yury Syomin, estaba “realmente decepcionado” de que el club no fuera capaz de retener a Kvaratskhelia, tal era su promesa.

Durante las dos temporadas y media que pasó en Kazán, Kvaratskhelia se convirtió en un habitual del primer equipo, así como en un pilar de la selección nacional de Georgia.

Kvaratskhelia

Kvaratskhelia celebra el gol del empate del Napoli contra el Hellas Verona. Crédito: Alessandro Sabattini/Getty Images Europe/Getty Images

Aunque se estaba convirtiendo en una estrella sobre el terreno de juego, tuvo que hacer frente a las críticas de su país.

En 2008, las fuerzas rusas invadieron Georgia y una quinta parte del territorio georgiano sigue bajo ocupación rusa.

Sin embargo, aunque algunos plantearon que Kvaratskhelia debería hablar más abiertamente sobre el tema, él prefirió no hacerlo, diciendo que, como futbolista, no es asunto suyo hablar de política.

Tras el estallido de la invasión rusa en Ucrania y el anuncio de la FIFA de que los jugadores extranjeros en Rusia podrían suspender sus contratos, Kvaratskhelia dejó el Kazán y regresó a Georgia para jugar en el Dinamo Batumi.

En unos pocos meses en el club, Kvaratskhelia se ganó a pulso su fichaje por el Napoli.

Entre su llegada a Italia y el traspaso de su compañero de selección Giorgi Mamardashvili al Valencia, Badalashvili cree que se han abierto puertas que antes estaban cerradas para los futbolistas georgianos.

“Nuestros jugadores no podían ir a Europa”, dijo. “Necesitamos muchos más jugadores con talento, no solo Kvara o Mamardashvili”.

“Tenemos otros jugadores, pero no pueden ir a Europa. Necesitamos esto. Y necesitamos aportar esperanza, con Kvara y Mamardashvili”.

Con la combinación de Kvaratskhelia y el resto de las amenazas ofensivas del Napoli, el equipo se encuentra actualmente en lo alto de la tabla de la Serie A, con cinco puntos de ventaja sobre el segundo clasificado, el Atalanta, y se ha clasificado para la fase eliminatoria de la Champions, a falta de un partido.

La sorpresa con la que ha irrumpido en la escena, impresionando con su estilo poco ortodoxo y su juego completo con el balón, deja entrever que está destinado a cosas más grandes que el Napoli; Badalashvili, por su parte, espera que elija el Liverpool.

Los aficionados celebran a Kvaratskhelia durante el partido de la Serie A entre la Roma y el Napoli en el Estadio Olímpico el 23 de octubre. Crédito: Giuseppe Maffia/NurPhoto/Getty Images

Pero, a pesar de estar apenas en sus años de formación futbolística, la reputación de Kvaratskhelia en Georgia ya está cimentada. Cuando regresa a su país, es recibido como un héroe.

“Todo ha cambiado en Georgia en los últimos dos años. Aquí todo ha cambiado. A los que no les gustaba el fútbol, empezaron a ver los partidos de fútbol, empezaron a ver los partidos del Napoli”, dijo.

“Cuando el Napoli juega, los días de partido, aquí es un gran día en Georgia. La gente a la que no le gustaba el fútbol, ahora va al partido de la selección georgiana. En las ciudades de Georgia se ve mucha gente con camisetas de Kvara: o con la del Napoli o con la de la selección georgiana”.

“(La selección georgiana) no ha perdido en 11 partidos. La gente tiene una nueva esperanza de que podamos clasificarn para la Eurocopa 2024 o un Mundial. Hoy, Georgia vive con el fútbol y, hoy, somos un país futbolero. Y cuando vayas a la ciudad, lo verás. Kvara cambió la vida en Georgia”.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *