diciembre 5, 2022

El consumo excesivo de alcohol está detrás de 1 de cada 5 muertes de adultos entre los 20 y 49 años en EE.UU.


(CNN) — Puede que una cerveza, una copa de vino o un coctel te parezcan tan comunes que ni siquiera pienses dos veces antes de servirte uno más, pero un nuevo estudio sugiere que puede ser importante que todo el mundo sea consciente de su consumo de alcohol.

Se calcula que 1 de cada 5 muertes de personas de entre 20 y 49 años es atribuible al consumo excesivo de alcohol en Estados Unidos, según un estudio publicado este martes en la revista académica JAMA Network Open. En el caso de las personas de 20 a 64 años, las muertes relacionadas con el consumo de alcohol representaban 1 de cada 8, según el estudio.

El porcentaje de muertes atribuidas al consumo de alcohol varía de un estado a otro, pero a nivel nacional es una de las principales causas de muerte prevenible, dijo la autora principal del estudio, la Dra. Marissa Esser, que dirige el programa de alcohol de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés).

Los investigadores tomaron los datos de mortalidad nacionales y estatales de 2015 a 2019 y analizaron las muertes total o parcialmente atribuibles al consumo excesivo de alcohol. Esas causas de muerte incluyeron accidentes vehiculares, intoxicación por alcohol y otros impactos en la salud, como la enfermedad hepática, dijo Esser.

Los datos mostraron que las muertes totalmente atribuibles al alcohol han aumentado en la última década, añadió Esser.

“No me sorprenden las cifras”, dijo David Jernigan, profesor de Derecho, Política y Gestión Sanitaria de la Universidad de Boston. “Se trata de una estimación conservadora”.

Jernigan no participó en el estudio.

Esser dijo que hubo muertes a las que probablemente contribuyó el alcohol y que los investigadores del estudio no pudieron incluir en sus estimaciones. Es posible que el alcohol haya sido un factor de algunas afecciones, pero los investigadores no pudieron verificar con seguridad el papel que desempeñó la bebida. En otros casos, no pudieron determinar si alguien que murió de una enfermedad solía beber en exceso pero luego dejó de hacerlo, añadió Esser.

Además, la gente no suele declarar con precisión lo que bebe, dijo Jernigan.

“No se le presta la atención que debería, por mucho”, dijo. “La conclusión es que (los investigadores) siguen demostrando que el consumo excesivo de alcohol es un gran problema en EE.UU.”.

¿Cómo saber cuándo es demasiado?

Para la salud y la seguridad, Jernigan dijo que el objetivo de los organismos gubernamentales estatales y locales debería ser animar a casi todo el mundo a beber menos.

“Los estados y las comunidades pueden prevenir estas muertes prematuras utilizando estrategias basadas en la evidencia para reducir la disponibilidad y accesibilidad del alcohol y aumentar su precio”, dijo Esser.

Esto puede significar aumentar los impuestos sobre el alcohol o limitar los lugares de venta, añadió Esser.

A nivel individual, Esser sugirió que la gente podría intentar dejar o limitar el consumo de alcohol.

Los CDC definen el consumo moderado de alcohol como dos bebidas o menos al día para los hombres o una bebida o menos al día para las mujeres. Dos tercios de los adultos afirman beber más que cantidades moderadas al menos una vez al mes, añadió la organización.

Los CDC también estiman que 1 de cada 6 adultos beben en exceso, definido como el consumo de cuatro o más bebidas en una ocasión para una mujer o de cinco o más bebidas en una ocasión para un hombre, y una cuarta parte de ellos lo hace al menos una vez a la semana.

Reducir el consumo de alcohol puede tener un efecto similar al de las dietas: cuanto más te dices a ti mismo que no puedes tomarlo, más lo deseas, afirma Natalie Mokari, nutricionista dietista registrada de Charlotte, Carolina del Norte.

Mokari, en cambio, recomienda empezar con una bebida menos de la que se suele tomar en cada ocasión o romper un hábito diario limitando la bebida a determinados días. También se puede tomar agua con gas entre copa y copa o preparar cócteles más débiles de lo habitual para reducir el consumo de alcohol, dijo anteriormente.

Y si te estás enfrentando a la presión social para beber, recuerda que la gente puede hacerte sentir mal porque se sienten incómodos con su propia relación con la bebida, dijo Annie Grace, autora de “This Naked Mind: Control Alcohol, Find Freedom, Discover Happiness & Change Your Life” en un artículo anterior.

A menudo ayuda tener una bebida sin alcohol en la mano en los eventos sociales, para que ni siquiera surja la oferta de tomar una copa, dijo el psicólogo biológico Aaron White, asesor científico principal del director del Instituto Nacional sobre el Abuso del Alcohol y el Alcoholismo.

La Escuela de Medicina de Harvard, en Boston, sugiere que una manera de frenar el consumo de alcohol es mediante el consumo de alimentos mientras se bebe, alternando bebidas alcohólicas y no alcohólicas y planificando días sin alcohol.

Una herramienta en el sitio web de los CDC puede ayudar a las personas a evaluar su consumo de alcohol y luego elaborar un plan para tomar decisiones más saludables.

Si necesitas ayuda o apoyo de inmediato, la Administración de Servicios de Salud Mental y Abuso de Sustancias tiene una Línea de Ayuda Nacional gratuita y confidencial, activa las 24 horas del día, los 365 días del año, para proporcionar información y derivaciones a centros de tratamiento locales, grupos de apoyo y organizaciones comunitarias: 800-662-HELP (4357) y 800-487-4889 (opción TTY).



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *