noviembre 25, 2022

Trump no podrá regresar a Twitter de inmediato por revisión de cuentas


Nueva York (CNN Business) — Elon Musk, el flamante propietario de Twitter, dijo este viernes por la tarde que la compañía “formará un consejo de moderación de contenidos con puntos de vista muy diversos”. Eso significa que las cuentas suspendidas, como la del expresidente Donald Trump, no volverán inmediatamente a la plataforma.

“No se tomarán decisiones importantes sobre el contenido ni se restablecerán cuentas antes de que ese consejo se reúna”, añadió Musk.

A raíz de la adquisición de Twitter por parte de Musk, por valor de US$ 44.000 millones, han surgido preguntas sobre si el multimillonario revertirá las prohibiciones permanentes, permitiendo que personas como Trump vuelvan a la plataforma. Musk ha insistido en varias ocasiones sobre su intención de replantear las políticas de moderación de contenidos de Twitter.

Musk había indicado anteriormente que no era partidario de prohibir permanentemente a la gente de Twitter y que permitiría a Trump volver bajo su propiedad.

Según los expertos en seguridad, el hecho de permitir el regreso de los usuarios a la plataforma y deshacer los esfuerzos de moderación de contenidos podría hacer que Twitter fuera menos aceptable para sus usuarios más vulnerables, normalmente mujeres, miembros de la comunidad LGBTQ y personas de color. También podría hacer retroceder los progresos realizados por Twitter en la lucha contra las cuentas y las publicaciones que promueven el abuso, el spam y la información engañosa.

El compromiso de Musk de crear un consejo de moderación debería frenar algunas de esas preocupaciones, por ahora. Sin embargo, Twitter ya cuenta con un Consejo de Confianza y Seguridad, compuesto por un “grupo de organizaciones expertas independientes de todo el mundo” para “abogar por la seguridad y asesorarnos a medida que desarrollamos nuestros productos, programas y normas”. No está claro si Musk era consciente de este hecho.

Trump dijo previamente que permanecería en su plataforma, Truth Social, en lugar de volver a unirse a Twitter, pero un cambio en su enfoque podría tener importantes implicaciones políticas, a medida que se acercan las elecciones intermedias de noviembre y Trump cambia su enfoque hacia 2024 y su futuro político.

Twitter fue fundamental a lo largo del mandato de Trump en la Casa Blanca, un hecho que también benefició a la empresa en forma de innumerables horas de participación de los usuarios. Twitter a menudo adoptó un enfoque poco estricto en la moderación de su cuenta, argumentando a veces que, como funcionario público, el entonces presidente debía tener una amplia libertad de expresión.

Pero a medida que Trump se acercaba al final de su mandato, y cada vez tuiteaba más desinformación alegando fraude electoral, el equilibrio cambió. La empresa comenzó a aplicar etiquetas de advertencia a sus tuits en un intento de corregir sus afirmaciones engañosas antes de las elecciones presidenciales de 2020. Y tras los disturbios en el Capitolio de Estados Unidos el 6 de enero de 2021, la plataforma prohibió su cuenta indefinidamente.

Pero Musk ha dicho que no está de acuerdo con la política de prohibición permanente de Twitter.

“Sí creo que no fue correcto prohibir a Donald Trump; creo que fue un error”, dijo Musk en una conferencia en mayo, prometiendo revertir la prohibición si se convertía en el dueño de la compañía.

Jack Dorsey, que era el CEO de Twitter cuando la compañía prohibió a Trump, pero que desde entonces ha dejado la empresa, respondió a los comentarios de Musk diciendo que estaba de acuerdo en que no debería haber prohibiciones permanentes. Prohibir al expresidente, dijo, fue una “decisión de negocios” y “no debería haber sido”.

Este jueves, Musk escribió en una nota enviada a los anunciantes de Twitter que “¡obviamente, Twitter no puede convertirse en un infierno de libertad, donde se puede decir cualquier cosa sin consecuencias! Además de adherirse a las leyes del país, nuestra plataforma debe ser acogedora para todos”.

— Clare Duffy, Brian Fung y Paul LeBlanc contribuyeron con este reportaje.





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *