diciembre 10, 2022

No todos los votos cuentan igual en Estados Unidos (Análisis)

[ad_1]

(CNN) — Probablemente has escuchado que la democracia estadounidense puede ser antidemocrática; el candidato que obtiene menos votos es elegido presidente de forma rutinaria debido al Colegio Electoral.

Pero la desigualdad de la democracia estadounidense es mucho más profunda. Aunque los ciudadanos estadounidenses mayores de 18 años tienen un voto, el voto de una persona puede llegar mucho más lejos que el de otra. Y una persona de Wyoming tiene el voto más poderoso de todos.

Una de las principales razones es el tamaño de la Cámara de Representantes, que está congelada en 435 miembros.

El Congreso solía crecer con la población

Los escaños de la Cámara se reparten entre los estados, en un proceso llamado prorrateo, cada 10 años después del censo.

A principios del siglo XX, el aumento vertiginoso de la población impulsado por la inmigración alimentó el temor de muchos legisladores rurales al creciente poder de las ciudades.

Una disputa tras el censo de 1920 llevó al Congreso a limitar el tamaño de la Cámara a 435 escaños.

El número de escaños creció temporalmente tras la incorporación de Hawai y Alaska como estados, pero básicamente se ha mantenido igual durante más de 100 años.

El número de representantes está congelado, pero la población de EE.UU. se ha disparado

En 1910, justo antes de que la Cámara alcanzara los 435 miembros, había 46 estados y la población oficial del censo era de 92.228.496 personas en EE.UU.

En 2020, ese mismo número, 435 miembros de la Cámara, representaba a 50 estados, y la población oficial del censo era de 331.449.281 personas.

Donde el miembro medio de la Cámara solía representar a unas 200.000 personas en 1910, hoy se acerca a las 800.000.

Esto no solo aleja a los legisladores de las personas a las que representan, sino que también significa que diferentes miembros de la Cámara pueden representar a un número muy diferente de personas.

Comparemos dos estados de tamaño similar:

  • Delaware tenía una población de 989.948 habitantes en 2020.
  • Montana tenía una población de 1.084.225 habitantes en 2020.

Es una diferencia de 94.277 personas.

Pero Delaware obtiene el mínimo de un representante en la Cámara.

Montana, basándose en esas 94.277 personas adicionales, obtendrá un segundo representante por primera vez en las elecciones de 2022.

  • El miembro de la Cámara de Delaware representará a casi un millón de personas.
  • Los dos miembros de la Cámara de Montana representarán a unas 500.000 personas cada uno.

26 personas pueden marcar una gran diferencia

Los anteriores son los ejemplos más extremos. Cada miembro de la Cámara de Representantes representa entre un millón de personas y un poco más de 500.000, una amplia gama.

La diferencia entre perder un escaño y mantenerlo puede ser increíblemente mínima. Tras el censo de 2020, Minnesota mantuvo su octavo escaño en el Congreso por un margen de 26 personas sobre Nueva York.

Date el tiempo de asimilarlo.

El recuento de 26 personas determinó una década completa de representación en el Congreso.

Millones de estadounidenses no tienen voz en el Congreso

La ciudad de Washington tiene una población mayor que Wyoming pero no tiene legisladores federales con derecho a voto, en comparación con el miembro de la Cámara de Representantes y los dos senadores de Wyoming. Lo mismo ocurre con más de 3 millones de puertorriqueños, que tienen aún menos poder porque solo pueden participar en las elecciones presidenciales si abandonan su hogar para vivir en un estado o en Washington.

La mayoría de los países tienen muchos más representantes por persona. El Reino Unido tiene 650 diputados, es decir, algo menos de un diputado por cada 100.000 habitantes. Cada miembro representa una fracción de las personas que representa un miembro de la Cámara de Estados Unidos.

El tamaño de la Cámara podría ser inmanejable si el Congreso creciera. Tal y como la concibieron los fundadores, la Cámara podría tener hoy más de 11.000 miembros. Algo intermedio podría funcionar mejor.

Solo hay que intentar leer todo el correo

Tener tan pocos representantes para tanta gente tiene consecuencias en el mundo real.

Una oficina del Congreso que recibió 9.300 mensajes en 2001 obtuvo 123.000 en 2017, según un análisis de la Fundación de Gestión del Congreso.

Más electores significa más trabajo para cada legislador, pero el número de empleados del Congreso ha disminuido drásticamente. También lo ha hecho el número de proyectos de ley promulgados. El Congreso está cada vez más diluido y es menos eficiente, ya que el mismo número de personas representa a un país mucho más grande.

La creciente distancia entre los legisladores y el pueblo ha cambiado el poder de los estados

Nueva York llegó a tener más de 40 representantes. Hoy tiene 26.

Pensilvania, Ohio e Illinois también han perdido poder. California, por primera vez, perdió un miembro de la Cámara tras el censo de 2020.

Texas, Florida y otros estados del Cinturón del Sol están creciendo. Texas, en particular, ha utilizado el llamado “gerrymandering” o manipulación de circunscripción electoral para mantener el estado confiablemente controlado por los conservadores en la Cámara, a pesar de que su crecimiento es impulsado por las ciudades y las poblaciones minoritarias.

Cómo hacer que Estados Unidos sea más democrático

El Congreso podría votar para eliminar el control del tamaño de la Cámara, y hay muchos grupos de gobernanza que impulsan este tipo de reforma, aunque no es lo más importante en Washington. Los argumentos y opciones se recogen en un estudio de la Academia Estadounidense de las Artes y las Ciencias. He aquí algunos de ellos:

Idea 1: aplicar la regla de Wyoming, en la que cada distrito tiene aproximadamente el mismo tamaño que el estado menos poblado: Wyoming.

Según este modelo, California pasaría a tener casi 70 escaños. Texas tendría más de 50. Montana y Delaware probablemente estarían más o menos igualados, ya que su población es similar, de alrededor de un millón de personas.

Idea 2: utilizar la regla de la raíz cúbica, en la que se utiliza la raíz cúbica de la población estadounidense.

Según los cálculos de la Academia Estadounidense, el número de miembros de la Cámara de Representantes sería de 692, es decir, ∛331 millones de personas, según el censo de 2020.

Cualquiera de los dos métodos daría lugar a un Congreso más equitativo y mucho más grande.

Idea 3: añadir 150 legisladores. Los autores del estudio de la Academia Estadounidense recomiendan, en última instancia, simplemente ampliar el tamaño de la Cámara en 150 miembros y añadir periódicamente más miembros a medida que crezca la población.

Ninguna de estas propuestas abordaría el otro gran problema que afecta a la democracia en la Cámara, que es la manipulación de circunscripción electoral.

Los partidos de los estados se han vuelto sofisticados en su capacidad para trazar los mapas del Congreso. Algunos estados han creado comisiones no partidistas o bipartidistas para eliminar parte del juego político, pero otra idea que se ha propuesto es que los legisladores representen a varios distritos, dando voz a más personas.

En realidad, la Constitución da un gran margen de maniobra a la hora de conformar el Congreso. En algunos periodos, algunos estados grandes como Nueva York han tenido distritos independientes además de sus distritos establecidos en el mapa.

Luego está el Senado, donde la igualdad de los estados equivale a la desigualdad de los estadounidenses

Hay un desequilibrio aún mayor en el Senado, donde cada estado, por diseño de los redactores de la Constitución e independientemente del tamaño de un estado, obtiene dos senadores.

Pero los estados, la mayoría de los cuales no existían cuando se redactó la Constitución, han crecido de forma desigual. Algunas poblaciones se han disparado, mientras que otras han permanecido relativamente estáticas.

California es una de las mayores economías del mundo, pero en el Senado, sus dos senadores están a la altura de Rhode Island y Wyoming, que tienen economías comparativamente minúsculas.

Los republicanos de finales del siglo XIX presionaron para ampliar rápidamente el número de estados, pensando que les ayudaría a consolidar el poder. Añadieron seis estados, 12 senadores, en dos años, en 1889 y 1890, creando un equilibrio de poder muy diferente en el Capitolio. Generaciones después, ese desequilibrio sigue ayudando a los republicanos, aunque los dos partidos de hoy no se parecen en nada a los de antes.

Y por último, el Colegio Electoral

La representación de la Cámara de Representantes y el Senado convergen en el Colegio Electoral, donde los estados tienen electores iguales a sus senadores más sus miembros de la Cámara de Representantes. Usando los datos del censo de 2010, como escribí en 2018, California tiene alrededor del 12% de la población, pero sus 55 electores equivalen a una parte menor del Colegio Electoral.

Lo que significa que cada votante californiano es el que menos voz individual tiene a nivel presidencial. Como tiene la menor población y dos senadores, los habitantes de Wyoming quienes tienen más voz. Hay un elector presidencial por cada 192.000 habitantes aproximadamente, lo que hace que la participación en su Gobierno sea muy desigual.

Con gráficos de Renée Rigdon de CNN

[ad_2]

Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *