diciembre 3, 2022

Sobrevivientes narran el terror del tiroteo en la escuela de St. Louis


(CNN) — Mientras un hombre armado de 19 años caminaba por los pasillos con un rifle estilo AR-15 y más de 600 rondas de municiones, estudiantes y maestros asustados en una escuela secundaria de St. Louis cerraron las puertas de las aulas y se acurrucaron en las esquinas.

Algunos recuerdan haber escuchado disparos desde afuera y alguien tratando de abrir sus puertas. Algunos contaron que saltaron por las ventanas.

El tiroteo en la Escuela Secundaria Central de Artes Visuales y Escénicas dejó dos personas muertas: la estudiante Alexandria Bell, de 15 años, y la maestra Jean Kuczka, de 61. Varios estudiantes también resultaron heridos en el tiroteo.

El atacante fue identificado como Orlando Harris, quien se graduó de la escuela el año pasado y regresó el lunes con un extenso arsenal y una nota escrita a mano, según la policía de St. Louis. Murió en un hospital después de un tiroteo con policías.

El estudiante Alex Macias dijo que era una mañana cualquiera hasta que el subdirector llamó por el intercomunicador con una señal que solo escuchan durante los simulacros de atacante activo. Luego oyeron disparos, dijo el estudiante a KSDK, afiliada de CNN.

Kuczka, su maestra de salud, cerró la puerta del salón de clases, pero el atacante pudo “disparar para entrar”, dijo Macías.

“Le disparó a la Sra. Kuczka y yo cerré los ojos”, dijo. “Realmente no quería ver nada más. Pero luego, cuando pensé que se estaba yendo, abrí los ojos para verlo parado allí haciendo contacto visual conmigo. Y luego, después de hacer contacto visual, simplemente se fue”.

Los estudiantes comenzaron a saltar por la ventana en ese momento, dijo.

La maestra Kristie Faulstich dijo que Kuczka murió interponiéndose entre el atacante y los estudiantes. Ella describió a su excolega como una maestra popular que era muy querida.

Faulstich estaba en la escuela ese día y recordó haber escuchado la frase “Miles Davis está en el edificio” por el intercomunicador, un código para alertar a los profesores sobre un atacante activo.

Un minuto después de cerrar la puerta de su salón de clases en el segundo piso, Faulstich dijo que alguien comenzó a “empujar violentamente la manija, tratando de entrar”.

El estudiante de segundo año Brian Collins, de 15 años, estaba en la clase de Kuczka cuando el hombre armado entró al salón de clases y disparó varias veces, dijo su madre, VonDina Washington.

Collins sufrió heridas de bala en las manos y la mandíbula y escapó saltando desde la ventana de un salón de clases a una repisa, dijo la madre.

“Es muy bueno dibujando”, dijo Washington. “Fue a CVPA para artes visuales, y esperamos que pueda dibujar nuevamente”.

El decano de artes de la escuela secundaria, Manfret McGhee, le dijo a KSDK que corrió para salvar su vida después de que una bala no lo alcanzara en el pasillo y se escondiera en un baño. No sabía en ese momento que le habían disparado a su hijo de 16 años.

Luego corrió a la clase de salud de su hijo.

“Cuando lo vi por primera vez, vi un enorme agujero en la pierna de su pantalón y todo lo que pude pensar fue: ‘Dios mío, ¿con qué le dispararon?’”, dijo, describiendo cómo usó su cinturón para detener el sangrado.

Esta imagen proporcionada por el Departamento de Policía Metropolitana de St. Louis muestra un rifle estilo AR-15 que, según dicen, fue usado por el pistolero de 19 años.

El atacante dejó una nota que decía: ‘No tengo amigos. No tengo familia’

Después del tiroteo, los investigadores del FBI encontraron una nota escrita a mano en el automóvil que Harris condujo a la escuela.

El comisionado de policía de St. Louis, Michael Sack, detalló algunos de los pasajes: “No tengo amigos. no tengo familia. Nunca he tenido novia. Nunca he tenido vida social. He sido un solitario aislado toda mi vida”, decía la nota, según Sack. “Esta fue la tormenta perfecta para un atacante en masa”.

El comisionado dijo que el atacante tenía su arma de fuego desenfundada cuando llegó a la escuela y llevaba puesto una pechera con siete cargadores de municiones. También llevó más municiones en una bolsa y arrojó cargadores adicionales en la escalera y en los pasillos a lo largo del camino.

“No se tarda mucho en acabar un cargador mientras miras un pasillo largo o subes o bajas una escalera o entras en un salón de clases”, dijo Sack. “Esta podría haber sido una escena horrible. No fue por la gracia de Dios y que los policías estaban tan cerca como estaban, y respondieron de la manera que lo hicieron”.

El comisionado de policía ha acreditado una respuesta policial rápida, puertas cerradas y capacitaciones previas para prevenir más muertes.

Una llamada sobre un atacante activo en la escuela secundaria llegó alrededor de las 9:11 a.m., y los agentes ingresaron cuatro minutos después, según Sack. Algunos policías fuera de servicio que estaban cerca en el funeral de un compañero también respondieron a la escena.

A las 9:23 a.m., los agentes habían encontrado al atacante y lo “involucraron en un tiroteo”. Dos minutos después, los agentes informaron que el sospechoso había caído.

Siete miembros del personal de seguridad también estaban en la escuela cuando llegó el atacante, pero este no ingresó a un puesto de control donde estaban estacionados los guardias de seguridad, dijo DeAndre Davis, director de seguridad de las Escuelas Públicas de St. Louis.

Davis dijo que los guardias de seguridad estacionados en las escuelas del distrito no están armados, pero los agentes móviles que responden a las llamadas en las escuelas sí lo están.

La gente se reúne después de un tiroteo en una escuela secundaria, en St. Louis, Estados Unidos, el 24 de octubre de 2022.

‘El edificio está acribillado a balazos’

Las autoridades dijeron que las puertas estaban cerradas con llave y no está claro cómo entró el atacante.

El comisionado de policía de St. Louis se negó a proporcionar esos detalles y dijo: “No quiero que esto sea fácil para nadie más”.

Cuando se le preguntó si hubiera sido diferente si la primera persona que confrontó al atacante tuviera un arma, el presidente de la Junta de Educación, Matt Davis, dijo: “El agresor tenía un rifle de alto poder. Tanto es así que podría entrar por la fuerza en un edificio seguro. El edificio está acribillado a balazos”.

“No sé cuánta potencia de fuego se necesitaría para detener a esa persona. Viste la respuesta de la policía, fue masiva. Fue abrumadora”, agregó … Sé que lo que habría sido diferente es si este rifle de alto poder no estuviera disponible para este individuo. Eso habría hecho la diferencia”.

En todo el país, se han producido al menos 67 tiroteos en terrenos escolares en lo que va del año.

Davis dijo que tales tiroteos no deben normalizarse.

“El hecho de que se necesite este nivel de respuesta para detener un tiroteo como este porque las personas tienen acceso a estas armas de guerra y pueden traerlas a nuestras escuelas nunca puede ser normal”, dijo Davis.

“Esta es nuestra peor pesadilla . … Y no puede volver a suceder”.

El distrito de las Escuelas Públicas de Saint Louis planea agregar seguridad con las armas a su plan de estudios, dijo el superintendente Dr. Kelvin Adams.

“No solo lectura, escritura y aritmética, sino lectura, escritura, aritmética y seguridad con las armas. Ese es un tipo extraño de alineación del plan de estudios, por así decirlo”, dijo.

Ayudar a los estudiantes a comprender cuán peligrosas son las armas de fuego ayudará a protegerlos en la escuela, en sus vecindarios, “francamente, en todas partes ahora”, agregó Adams.

Caroll Alvarado, Elizabeth Joseph, Holly Yan y Rebekah Riess de CNN contribuyeron a este informe.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *