noviembre 26, 2022

Estudio relaciona efectos de vacunación contra covid y respuesta inmune


(CNN) — Una nueva investigación encontró que las personas que declararon haber experimentado efectos secundarios por las vacunas contra el covid-19 de Pfizer/BioNTech y Moderna, como fiebre, escalofríos o dolor muscular, tendían a tener una mayor respuesta de anticuerpos tras la vacunación.

Tener estos síntomas después de la vacunación se asocia con una mayor respuesta de anticuerpos en comparación con tener solo dolor o erupción en el lugar de la inyección o no tener ningún síntoma, sugiere el artículo publicado el viernes en la revista académica JAMA Network Open.

“En conclusión, estos hallazgos apoyan el replantearnos los síntomas posteriores a la vacunación como señales de la eficacia de la vacuna y refuerzan las directrices para el refuerzo de la vacuna en los adultos mayores”, escribieron los investigadores de la Universidad de Columbia en Nueva York, la Universidad de Vermont y la Universidad de Boston en su artículo.

Pero aunque algunas personas tengan efectos secundarios ligeros y localizados o no presenten ningún síntoma, la vacuna también provoca en ellas una respuesta inmunitaria fuerte. Casi todos los participantes en el estudio mostraron una respuesta positiva de anticuerpos tras completar un esquema de dos dosis de la vacuna contra el covid-19 de Pfizer/BioNTech o Moderna.

“No quiero que un paciente me diga: ‘Anda, no tuve ninguna reacción, no me dolió el brazo, no tuve fiebre. La vacuna no funcionó’. No quiero que esa conclusión salga a la luz”, dijo el Dr. William Schaffner, profesor de la División de Enfermedades Infecciosas del Centro Médico de la Universidad de Vanderbilt y director médico de la Fundación Nacional de Enfermedades Infecciosas, que no participó en el nuevo estudio.

“Se trata más bien de tranquilizar a las personas que han tenido una reacción de que es su sistema inmunitario el que responde, en realidad de forma bastante buena, a la vacuna, aunque les haya causado algunas molestias”, dijo Schaffner.

Los investigadores analizaron los datos de 928 adultos que declararon los síntomas que experimentaron después de recibir las vacunas contra el covid-19 de Pfizer/BioNTech o Moderna, y que enviaron una mancha de sangre seca para analizar los anticuerpos. La mayoría de los participantes eran adultos blancos, con una edad media de 65 años.

Los investigadores descubrieron que, después de cualquiera de las dos dosis de la vacuna, 446 o el 48% de los participantes informaron de síntomas sistémicos, mientras que el 12% solo informó de síntomas locales y el 40% no informó ningún síntoma.

Mientras tanto, se observó reactividad de los anticuerpos en 444 o el 99% de los participantes con síntomas sistémicos, el 99% de los que solo tenían síntomas locales y el 98% de los que no tenían síntomas.

“Mucha gente ha especulado a lo largo de los años sobre si las personas que tuvieron una mayor reacción a la vacuna podrían contar con una respuesta inmunitaria más fuerte”, dijo Schaffner. “Y estos datos parecen apoyarlo”.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *