noviembre 29, 2022

Quiénes son los 700.000 deudores excluídos del plan de condonación de Biden


(CNN) — Michael Christofield se emocionó cuando descubrió que era elegible para la condonación de préstamos estudiantiles por US$ 10.000 prevista en el nuevo plan del presidente Joe Biden. El alivio de la deuda le ayudaría a no estar pagando sus préstamos estudiantiles en el momento en que sus hijos vayan a la universidad.

“Estaría en condiciones de ayudarlos de una manera en que mis padres no pudieron ayudarme a mí”, dijo.

Pero antes de que fuera lanzado el formulario para aplicar, el gobierno de Biden redujo abruptamente el programa. Como resultado, aproximadamente 700.000 personas con cierto tipo de préstamo federal, incluido Christofield, perdieron la elegibilidad para la condonación de la deuda.

“Nos la sacaron de las manos”, dijo Christofield, de 43 años.

La medida afectó a los prestatarios con préstamos federales más antiguos que, sin que esto fuera de ninguna manera su responsabilidad, dependen de prestamistas privados en lugar del gobierno. Los préstamos se encuentran en el centro de una demanda que se abre camino en los tribunales, y que desafia la legalidad del programa de alivio de la deuda de Biden.

Los funcionarios del gobierno de Biden han dicho repetidamente que están evaluando si existen vías alternativas para condonar las deudas de esos prestatarios también, pero el formulario para aplicar al programa comenzó oficialmente el lunes sin que haya al respecto ninguna actualización.

Los detalles del plan de Biden para perdonar deuda estudiantil 4:09

El gobierno “trabaja lo más rápido posible para brindar alivio a la mayor cantidad de personas posible”, dijo el secretario de Educación, Miguel Cardona, en una conferencia de prensa el lunes.

Sin embargo, un fallo de la corte de apelaciones el viernes detuvo temporalmente el programa, retrasando la condonación de las deudas mientras se evalúa el plan. El gobierno había dicho que comenzaría a otorgar las condonaciones de los préstamos estudiantiles a partir del domingo.

¿Quiénes quedarán fuera?

El cambio de elegibilidad, anunciado el 29 de septiembre, excluyó los préstamos federales de estudiantes garantizados por el gobierno pero que se encuentran en manos de prestamistas privados.

Muchos de estos préstamos se hicieron bajo el antiguo programa de Préstamo Federal para la Educación de la Familia, conocido como FFEL, y el programa de Préstamo Federal Perkins.

En general, los prestatarios no tenían la posibilidad de elegir si solicitar un préstamo federal del gobierno o uno de un prestamista privado. El programa FFEL finalizó en 2010, por lo que los prestatarios que obtuvieron préstamos después de esa fecha probablemente tengan préstamos directos que sí califican para el alivio de la deuda. Generalmente, los préstamos FFEL y Perkins son administrados por las mismas empresas que administran los préstamos directos federales.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden. (Foto: Brendan Smialowski/AFP/Getty Images)

El gobierno federal compró algunos préstamos del programa FFEL durante la Gran Recesión. Pero alrededor de 4 millones de los 43 millones de prestatarios de préstamos federales todavía tienen actualmente un préstamo FFEL con un prestamista privado. Inicialmente, no todas esas personas eran elegibles para el plan de condonación de los préstamos, debido a que también incluye un requisito de ingresos.

La estimación de cuántos de esos prestatarios eran elegibles se basa en suposiciones sobre sus ingresos y cuántas personas solicitarían el alivio. El gobierno de Biden dijo que alrededor de 700.000 personas perdieron la elegibilidad.

Muchos prestatarios con préstamos federales privados sienten que están siendo perjudicados. Sus préstamos tampoco calificaron para la pausa de pagos e intereses relacionada con la pandemia que comenzó en marzo de 2020.

Frustración del prestatario: “Esto no puede estar pasando”

Algunos prestatarios con préstamos federales privados aún pueden calificar para la condonación según el plan de Biden. Pero para eso, tienen haber solicitado la consolidación de sus préstamos en préstamos directos federales antes del 29 de septiembre, aproximadamente cinco semanas después de que se anunciara el programa.

Paulo Calderón dijo que inmediatamente consideró consolidar sus préstamos FFEL para calificar para el alivio de la deuda. Pero cuando llamó a su administrador del préstamo, no estaba claro si la consolidación era la mejor opción para él.

“De hecho, me dijeron que no había garantía de que la consolidación me calificaría para la condonación del préstamo”, dijo Calderón, de 45 años, quien tiene una deuda estudiantil de aproximadamente US$ 26.000.

Es cierto que hay riesgos en la consolidación. Podría aumentar la tasa de interés, elevando la cantidad adeudada mes a mes. Además, la solicitud de alivio de la deuda aún no se había lanzado y el gobierno de Biden dijo que los prestatarios tendrían tiempo hasta diciembre de 2023 para presentar la solicitud.

Activistas sostienen carteles de cancelación de la deuda estudiantil mientras se reúnen para manifestarse frente a la Casa Blanca en Washington D. C., el 25 de agosto de 2022.

Activistas sostienen carteles de cancelación de la deuda estudiantil mientras se reúnen para manifestarse frente a la Casa Blanca en Washington, el 25 de agosto de 2022. (Foto: STEFANI REYNOLDS/AFP vía Getty Images)

Calderón continuó investigando y aunque se inclinaba por la consolidación, no tomó la decisión antes de leer un artículo periodístico del 29 de septiembre que hablaba sobre el cambio en los criterios de elegibilidad. Volvió a llamar a su administrador ese día, pero ya era demasiado tarde para consolidar.

“Fue tan frustrante. Yo estaba como, ‘Esto no puede estar pasándome'”, dijo Calderón.

¿Por qué algunos préstamos reciben un trato diferente?

El gobierno de Biden cambió los criterios de elegibilidad el mismo día que seis estados liderados por el Partido Republicano presentaron una demanda, alegando que el presidente no posee autoridad legal para perdonar las deudas estudiantiles.

Los estados también argumentaron que los administradores de préstamos estudiantiles, incluida la Autoridad de Préstamos para la Educación Superior del Estado de Missouri, conocida como MOHELA, se ven perjudicados financieramente por el plan de condonación de préstamos estudiantiles de Biden. La demanda sostuvo que el plan crea un incentivo para que los prestatarios consoliden los Préstamos Federales para la Educación Familiar propiedad de MOHELA en Préstamos Directos propiedad del gobierno, “privándolos (a MOHELA) de los ingresos continuos que obtiene del servicio de esos préstamos”.

Al excluir a estos prestatarios del programa, el gobierno de Biden probablemente debilitó el argumento de los demandantes.

El jueves, el juez desestimó el caso y dictaminó que los estados no tenían la capacidad legal para presentar una impugnación. Los estados apelaron de inmediato y enviaron el caso a la Corte de Apelaciones del Octavo Circuito, donde es probable que le llegue a un panel de jueces conservadores.

¿Quiénes todavía califican para una condonación de su deuda?

Según el plan de Biden, los prestatarios individuales elegibles que ganaron menos de US$ 125.000 en 2020 o 2021 y las parejas casadas o cabezas de familia que ganaron menos de US$ 250.000 anuales en esos años recibirán una condonación de hasta US$ 10.000 de su deuda de préstamos estudiantiles federales.

Si un prestatario calificado también recibió una subvención federal Pell mientras estaba inscrito en la universidad, esa persona será elegible para una condonación de deuda de hasta U$ 20.000.

Los préstamos federales directos, incluidos los préstamos con subsidio, los préstamos sin subsidio, los préstamos PLUS para padres y los préstamos PLUS para graduados, también son elegibles.

Si bien los prestatarios con préstamos FFEL y Perkins que han seguido pagando sus facturas a tiempo siguen sin ser elegibles, los préstamos federales en mora tomados bajo cualquier programa sí son elegibles.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *