diciembre 9, 2022

Avenida Francisco del Rosario Sánchez bajo la cobija del caos y la arrabalización

[ad_1]

Como si se tratara de un cáncer que hace metástasis la ocupación indiscriminada, abusiva e indolente de calles y aceras avanza cada día, sin ningún tipo de control, todo bajo el pretexto de que quienes lo hacen son padres de familias y hombres de trabajo, sin importar las consecuencias para los peatones que no tienen por donde desplazarse en algunos barrios de la ciudad capital. 

28 Actualidad 06 1p03
Sólo donde no hay autoridad se pueden permitir acciones como esta. Jorge González

Antes de la pandemia de la covid-19 (A.P) la avenida Francisco del Rosario Sánchez, en la que se encuentran los puentes Flotante,  Duarte, Juan Bosch y el de la 17, que lleva el mismo nombre de la vía,  era una calle de desahogo con una gran cantidad de vehículos en circulación, muchas viviendas, pero con pocos negocios, y gracias a la población de árboles el viaje era agradable.

Te puede interesar leer: La capital dominicana se encamina a una urbe moderna e inclusiva

En la actualidad una gran cantidad de comercios sin ninguna regulación se han instalado en la zona creando como siempre un verdadero caos en el lugar, ya que estos establecimientos comerciales al no tener parqueos ni espacios para operar o realizan sus actividades a en plena calzada o acera.

Esta parte de la Avenida Francisco del Rosario Sánchez fue tomada para bancas de apuestas y depósito para equipos de construcción
Esta parte fue tomada para bancas de apuestas y depósito para equipos de construcción.

Algo preocupante es que ya no solo toman un tramo de una acera, sino que toman todo el frente donde está su negocio, y hasta lo techan impidiendo que las personas puedan pasar por el lugar. Algunos comercios de compra y venta de metales, tiendas, colmados, quincallería, reparación y venta de muebles de oficinas tienen sus almacenes al aire libre en la calzada de la calle o en plena acera.

Muy a pesar del esfuerzo de las autoridades del Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre (Intrant), responsable del tema, y la alcaldía del Distrito Nacional en busca de regular los parqueos en las vías y la ocupación de calles y aceras, este mal se propaga de manera indetenible.

Ahora bien. ¿Por qué los agentes de la Policía y los  de la Dirección General de Seguridad de Tránsito Terrestre (Digesett), que son los que tienen mayor presencia en las vías del  Gran Santo Domingo, no hacen cumplir la Ley  63-17, de Movilidad, Transporte Terrestre, Tránsito y Seguridad Vial de la República Dominicana.

28 Actualidad 06 1p04
Una carpa que toma uno de los carriles de la vía, es simplemente un lavadero de autos.

En el ensanche La Fe, Villa Juana, Villas Agrícolas, Villa Consuelo existe una ocupación indebida  de las vías públicas, por parte de los negocios, vendedores ambulantes o en su defecto de los ciudadanos y sus vehículos, que usufructúan estos espacios en detrimento de la misma ciudadanía que ve sus derechos vulnerados al tener que caminar por las calles a riesgo de ser atropellados.

Prohibición

El artículo 147 de la Ley 63-17 expresa que: “Queda prohibido el establecimiento de quioscos, casetas, puestos de ventas en las vías públicas y paseos. Toda persona que viole esta disposición será sancionada con el pago de un (1) salario mínimo del que impere en el sector público centralizado”.

[ad_2]

Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *