noviembre 30, 2022

Las startups de Asia están revolucionando la atención de salud mental


Singapur (CNN Business) —  Muchos países asiáticos introdujeron restricciones de covid-19 más duras que en otros continentes, una realidad que ha causado preocupación por los elevados niveles de estrés, ansiedad y aislamiento. Ahora, una serie de jóvenes emprendedores están aprovechando la tecnología para proporcionar un mayor acceso a la asistencia sanitaria mental allí.

En julio, Intellect, con sede en Singapur, recaudó US$ 20 millones en su financiación de serie A, la mayor cantidad recaudada por una empresa emergente de salud mental en Asia.

Fundada en 2019, Intellect gestiona una aplicación móvil que comprueba periódicamente el estado de ánimo de los usuarios, ofrece sesiones de auxilio y ejercicios que se adaptan a sus necesidades, y les permite conectar con terapeutas en tiempo real si lo necesitan.

aplicaciones salud mental singapur

Theodoric Chew, cofundador de Intellect, dice que la tecnología puede ayudar a escalar el acceso a la atención mental a todos. Crédito: John Mees/CNN

“La forma tradicional de terapia es presencial y personalizada, y es difícil de ampliar”, afirma Theodoric Chew, cofundador de Intellect, de 26 años. “Cuando la tecnología entra en escena, podemos ampliar el acceso a la atención mental a todo el mundo”.

La start-up ya atiende a más de tres millones de usuarios en toda la región de Asia-Pacífico en 15 idiomas desde que inició el servicio a principios de 2020.

La salud mental como espectro

Chew dijo que se inspiró para tratar de popularizar la atención médica mental después de luchar contra un ataque de pánico cuando tenía 16 años.

“Vi de primera mano cómo la terapia y el trabajo con profesionales me ayudaron a mejorar”, dijo. “Por otro lado, vi a mucha gente con dificultades en toda la región, no desde el punto de vista clínico, sino por no tener las herramientas o los conocimientos adecuados para acceder a la atención”.

Aunque Intellect se fundó antes de la pandemia, su popularidad creció rápidamente a medida que las empresas tomaban conciencia de la salud mental de sus empleados al imponerse medidas de confinamiento y cuarentena relacionadas con el covid-19.

“Mucha gente se vio inmersa en un cúmulo de cosas: la ansiedad de la pandemia, el encierro y los avisos de permanecer en casa”, dijo. “Lo que ha cambiado fundamentalmente es que la salud mental ya no es solo un elemento bonito que las empresas deben tener en cuenta, sino que es algo que se necesita hoy en día en todos los ámbitos”.

“Beneficia a las empresas de forma muy real… porque si no te sientes bien mentalmente, tiendes a no rendir tanto”, dijo.

Justin Kim, CEO y cofundador de Ami, otra empresa emergente de salud mental digital con sede en Singapur y Yakarta, coincidió en que es necesario ampliar la oferta de salud mental.

“Muchas empresas se gastan millones de dólares al año y pagan por las cuotas de los gimnasios. Pero, ¿por qué la gente no invierte en su salud mental del mismo modo? Es porque no hay recursos que se les ofrezcan, que sean igual de accesibles y asequibles”, añadió.

salud mental pandemia apps singapur asia

Justin Kim es el CEO y cofundador de Ami. Su empresa ha recibido financiación de Meta, el propietario de Facebook. Crédito: John Mees/CNN

Desde que se fundó la empresa en enero de este año, ha recaudado al menos US$ 3 millones de varios inversores, entre ellos Meta, el propietario de Facebook.

El equipo de Kim ha estado trabajando en el desarrollo de una aplicación que permita a los usuarios enviar mensajes de texto o llamar a asesores de salud mental de forma confidencial en cualquier momento, sin tener que concertar citas previas. Esto permitirá a los usuarios buscar ayuda profesional cuando la necesiten de la manera más eficiente.

Crear un equipo de trabajo más feliz

Tanto Chew como Kim se dirigen a los empleadores en sus modelos de negocio: las empresas pueden pagar una suscripción y los trabajadores tendrán acceso ilimitado a sus servicios, que se mantienen privados de sus jefes.

Alistair Carmichael, socio de McKinsey & Company, afirma que los empresarios se beneficiarán de una mejor salud mental de sus trabajadores. “Las repercusiones de una mala salud mental son significativas. … Si nos centramos en el nivel de empleo y organización, esos impactos pueden ser cosas como el trabajar horas extra innecesarias, el absentismo, la pérdida de productividad, la pérdida de compromiso y el desgaste”, dijo.

La Organización Mundial de la Salud estima que la depresión y los trastornos de ansiedad cuestan a la economía mundial 1 billón de dólares al año en pérdida de productividad. Y un informe de la OMS de marzo mostró que la prevalencia mundial de la ansiedad y la depresión aumentó un 25% durante el primer año de la pandemia.

Chew dijo que Intellect está tratando de cerrar la brecha salvaguardando proactivamente el bienestar mental antes de que los síntomas empeoren. Cuando los empleados abren la aplicación, el sistema les pregunta cómo se sienten en ese momento. También se ofrecen mini “sesiones de rescate” a los usuarios que están pasando por un mal momento, mientras que las sesiones de terapia en vivo también están disponibles para aquellos que las necesiten.

aplicación salud mental

La aplicación desarrollada por Intellect pregunta a los usuarios cómo se sienten en ese momento. También se ofrecen mini “sesiones de auxilio” y sesiones de terapia en vivo para quienes estén pasando por un mal momento. Crédito: John Mees/CNN

La aplicación cuenta con numerosos programas de aprendizaje para que los usuarios superen los obstáculos mentales, como los problemas de autoestima, la depresión o la procrastinación. Una función de diario guía a los usuarios a la hora de escribir lo que tienen en mente, mientras que una “línea de tiempo del estado de ánimo” hace un seguimiento de sus niveles de estrés.

Desde el lanzamiento de la aplicación, Intellect ha prestado sus servicios a una serie de clientes corporativos de alto nivel, como Dell, Foodpanda y el conglomerado de comunicaciones Singtel, según Chew, lo que ha permitido a Intellect pasar de un equipo de dos personas a 80.

Kim, cuya start-up ha estado construyendo un prototipo, dijo que los empleadores también podrían beneficiarse al identificar las tendencias y las preocupaciones generales entre su fuerza laboral.

“Con el consentimiento de los empleados, compartimos niveles agregados de datos. Y eso ofrece a los empresarios una perspectiva general de lo que sus empleados están pasando realmente, en lo que necesitan profundizar”, dijo.

“Pero nunca identificamos quién lo ha dicho, porque no queremos que los empleados sientan que éste no es un espacio seguro en el que puedan abordar libremente las preocupaciones que tienen”.

Romper el estigma social

Karen Lau, psicóloga clínica con sede en Hong Kong que trabaja en la iniciativa de salud mental Mind HK, dijo que abordar la salud mental en Asia conlleva desafíos únicos.

“En los contextos asiáticos, muchas culturas tienden a mantener valores como el honor, el orgullo y mantener las apariencias”, dijo. “Las enfermedades mentales suelen verse y juzgarse como un signo de debilidad y una fuente de vergüenza para la familia”.

“Creo que cuando se trata de la salud mental, al igual que la salud física, todos los problemas son más fáciles de prevenir que de solucionar”, dijo Kim. “Si la gente sale y admite y celebra el hecho de que está recibiendo entrenamiento o servicios para invertir en su salud mental, va a normalizar la práctica”.

Chew dijo que uno de sus objetivos es romper el estigma social y construir un nuevo sistema de salud mental para la región de Asia-Pacífico.

“La salud mental ha estado estigmatizada durante mucho tiempo en Asia, por lo que tradicionalmente la hemos visto como un problema clínico, una crisis”, dijo. “Consideramos que la salud mental es tan importante como la salud física. Tú y yo nos enfrentamos a cosas como el estrés, el agotamiento, los problemas de sueño y las dificultades en las relaciones. Ahí es donde realmente muchos de nosotros deberíamos empezar a trabajar en nuestro bienestar mental”.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *