diciembre 5, 2022


A finales de la década de los 80s, el deportista Rafael Balbuena Farington, solicitó mi cooperación cuando se dispuso a solicitar una franquicia del béisbol invernal dominicano para Puerto Plata.

Farington era un líder provincial, dirigente del Partido Reformista Social Cristiano y ocupó dos veces la Alcaldía de ese municipio y en tres períodos fue diputado.

Recuerdo que el nombre para el equipo puertoplateño de béisbol era

Tiburones del Atlántico, del que Rafael era presidente, posición que ejerció durante varios años.

Tocamos muchas puertas y casi al lograr la misma políticamente, se inventaron un estudio de pluviometría  y se dijo que en Puerto Plata, llovía demasiado en épocas invernales, por lo que era muy difícil que se pudiera jugar béisbol. ¡Nada más ilógico! Las diligencias sobre esa franquicia beisbolera invernal, nunca han desmayado y los aprestos han continuado.

Además de Farintgton, sus promotores fueron los empresarios Josè Joaquín Redondo (Chichì); Don Isidro Garcìa Mercedes, Rafael Díaz Montes, Fabio Rafael González, Rafael Ulloa, todos fenecidos.

Juan Carlos Morales, Pablo T. Brugal, Rafael Silverio Galán, Gustavo Llenas, Osvaldo Brugal, Ramón Gilbert, Yuri de los Santos, Ricardo Brugal León (Ricky), entre otros, que no han tirado la toalla y siguen con sus aspiraciones como el primer día.

En la actualidad este proyecto está dirigido por la Corporación Deportiva del Atlántico (CODEPA) que tiene de cabeza principal al ex presidente de la Cámara de Comercio y Producción de Puerto Plata, Sixto Peralta Domìnguez e integra además a los empresarios:

José Natalio Redondo Galán, Fernando Ortega Zeller, Guillermo Pérez Bonelly, el obispo de la diócesis Puerto Plata-Gaspar Hernàndez, Monseñor Julio César Cornielle Amaro, Manuel Frìas y  el periodista Aridio Perdomo.

Peralta Dominguez es un profesional del mundo de las finanzas, el cual maneja una compañía auditora de gran renombre que goza de gran prestigio en la región del Cibao.

Mientras que Redondo Galán, hijo del fenecido empresario Chichí Redondo, maneja diversas compañías en el país, especialmente en el área del negocio de la medicina, bienes raíces, ganadería y otras de índole comercial.

Pérez Bonelly es un profesional de la ingenierìa que construye proyectos inmobiliarios en Punta Cana, La Romana, Santiago y Puerto Plata e incluso su empresa tendrá a su cargo los trabajos de reconstrucción del Estadio José Briceño. En tanto que,  Ortega Zeller, forma parte del plantel de ejecutivos de la empresa Casa Brugal en Puerto Plata.

Frías y Perdomo representan en CODEPA a la crónica deportiva.

No hay duda de que el establecimiento de un equipo de la pelota profesional rentada criolla tendrá una gran repercusión en la región de la Novia del Atlántico, por las siguientes razones: a) creará fuentes de empleos; b) añadirá un nuevo atractivo turístico del Este.

destino; c) mayor dinamismo económico a la región de la costa Norte; d) diversión a las familias residentes en el entorno de Puerto Plata, entre otros aspectos.

El presidente Luis Abinader ha puesto el Cascabel al Gato con disponer la reconstrucción general de su estadio José Briceño, por lo que solo resta la atinada  decisión de la Liga de Béisbol Profesional

de la República Dominicana. ¡Enhorabuena!

Por Héctor García
[email protected]



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *