diciembre 4, 2022

estos son los problemas legales que enfrenta


(CNN) –– Kevin Spacey regresó a un tribunal este jueves, para asistir a la selección de jurados en la demanda civil que presentó el actor Anthony Rapp.

Rapp, conocido por su papel en “Star Trek: Discovery”, demandó a Spacey en 2020 por ataque, agresión y angustia emocional intencional.

Rapp afirmó públicamente públicamente por primera vez en 2017 que Spacey hizo un avance sexual hacia él en 1986, cuando él tenía 14 años y los dos actuaban en espectáculos de Broadway.

La demanda acusa a Spacey de manosear las nalgas de Rapp y de poner al entonces adolescente sobre una cama y ubicar su cuerpo parcialmente sobre el de Rapp.

Spacey se disculpó públicamente poco después de las declaraciones de Rapp. En ese momento tuiteó que estaba “más que horrorizado de escuchar su historia” y aseguró que no recordaba el incidente.

“… Si me comporté como él lo describe, le debo la más sincera disculpa por lo que habría sido una conducta de ebriedad profundamente inapropiada. Y lamento los sentimientos que él describe haber cargado consigo todos estos años”, escribió Spacey en un tuit en ese entonces.

Chase Scolnick, abogado de Spacey, dijo en un comunicado a CNN que espera que el juicio reivindique a su cliente.

“Esperamos que las afirmaciones del señor Rapp se juzguen ante un jurado imparcial, en lugar de en las redes sociales. Y esperamos que el Sr. Spacey sea reivindicado”, dijo Scolnick.

El juez federal de distrito Lewis Kaplan presidirá el juicio.

Los otros problemas legales de Spacey

En 2017, el movimiento Me Too comenzó a alentar a los sobrevivientes de agresiones sexuales a hablar públicamente sobre sus denuncias de abuso por parte de figuras poderosas. Y las historias acerca de supuestas conductas inapropiadas de Spacey comenzaron a surgir.

Un hombre de Massachusetts afirmó que Spacey lo manoseó cuando era un ayudante de camarero de 18 años en un restaurante de Nantucket. Una denuncia penal asegura que el ayudante de camarero le dijo a la policía que Spacey le compró bebidas alcohólicas y supuestamente le desabrochó los pantalones y le frotó el pene, tanto dentro como fuera de los pantalones, durante unos tres minutos.

En última instancia, los fiscales abandonaron el caso penal contra Spacey, luego de que el denunciante se acogiera a la Quinta Enmienda en el banquillo de los testigos, después de que lo interrogaran sobre su teléfono celular perdido y acerca de había borrado los mensajes de texto.

Además del juicio civil en Manhattan, Spacey también enfrenta cargos penales en Inglaterra.

En mayo, el Servicio de Fiscalía de la Corona de Gran Bretaña acusó al actor de cuatro cargos de agresión sexual contra tres hombres y un cargo de hacer que una persona participara en una actividad sexual con penetración sin consentimiento.

Los cargos se relacionan con dos supuestos incidentes que ocurrieron en Londres durante 2005, otros dos en 2008 y otro más en Gloucestershire, al oeste de Inglaterra, en 2013. La presunta víctima de los incidentes de 2005 tiene ahora 40 años, mientras que los dos hombres supuestamente involucrados en los incidentes de 2008 y 2013 tienen ahora alrededor de 30, dijo la Policía Metropolitana de Londres.

Spacey se ha declarado inocente de los cargos.

La carrera de Spacey se derrumba

Una investigación de CNN en 2017 reveló que varios miembros y exmiembros de la producción de la serie “House of Cards”, de Netflix, afirmaron que Spacey los acosaba. Poco después de la publicación, Netflix cortó lazos con el actor.

En diciembre de 2018, Spacey publicó un video en su cuenta de Twitter en el que hablaba como su personaje de “House of Cards”, Frank Underwood. Al personaje lo asesinaron en la serie luego del despido de Spacey.

“Por supuesto, algunos creyeron todo y han estado esperando con gran expectativa escucharme confesarlo todo”, dijo el actor con el acento sureño del personaje. “Se mueren por que declare que todo lo dicho es verdad y que obtuve lo que merecía. ¿No sería fácil si todo fuera tan simple? Solo tú y yo sabemos que no es tan simple, ni en la política ni en la vida”.

“Pero no creerías lo peor sin pruebas, ¿verdad? No te apresurarías a juzgar sin hechos, ¿verdad?” continuó.

El año pasado, a Spacey se le ordenó pagar casi 31 millones de dólares a Media Rights Capital, la productora detrás del programa.

Al actor lo eligieron para la película italiana The Man Who Drew God, su primer proyecto desde que surgieron las acusaciones en 2017, que actualmente se encuentra en posproducción, según Imdb.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *