diciembre 4, 2022

CVS baja precios de sus tampones y pagará el “impuesto rosa”


Nueva York (CNN Business) — CVS reducirá los precios de sus productos menstruales de marca propia en todo el país y pagará los impuestos sobre las ventas de esos productos en una docena de estados.

A partir del jueves, CVS bajará los precios un 25% en los tampones, compresas, pantiprotectores y copas menstruales de CVS Health y Live Better.

La semana pasada, la cadena también comenzó a pagar los impuestos sobre las ventas para los clientes de los productos relacionados con la menstruación en 12 estados: Arkansas, Georgia, Hawai, Louisiana, Missouri, Carolina del Sur, Tennessee, Texas, Utah, Virginia, Wisconsin y Virginia Occidental. CVS dijo que no puede cubrir los impuestos en otros estados que los cobran debido a las leyes que impiden que terceros paguen los impuestos en nombre de un cliente.

La Dra. Padmini Murthy, directora de salud global de la Asociación de Mujeres Médicas de EE.UU., elogió a CVS, pero dijo que la empresa debería dar un paso más y reducir los precios de todos los productos menstruales que vende.

“Esta medida pondrá de manifiesto su compromiso con la salud de las mujeres y allanará el camino para reducir la desigualdad menstrual”, dijo Murthy en un correo electrónico a CNN, “y no solo para promover el uso de los productos de CVS”.

Los recortes de precios de CVS son la medida más reciente en un esfuerzo creciente para cerrar la brecha entre el costo de los artículos de salud personal de las mujeres y de los hombres, y eliminar los impuestos sobre las ventas de los productos de higiene femenina, que a menudo se conocen como el “impuesto rosa” o “impuesto sobre los tampones”.

En los últimos años, los defensores de los derechos humanos han presionado para que los estados eliminen los impuestos sobre las ventas de productos femeninos. Veintitrés estados eximen de impuestos a estos artículos, según la Alliance for Period Supplies, una organización de defensa que trabaja para ampliar el acceso a los suministros menstruales.

“Con demasiada frecuencia, los productos para la menstruación se gravan como artículos de lujo y no se reconocen como necesidades básicas”, afirma la organización. “Los productos para el periodo se gravan a un tipo similar al de artículos como la decoración, la electrónica, el maquillaje y los juguetes”.

Los productos menstruales pueden suponer un gran gasto para las mujeres y se han encarecido en los últimos años.

Los precios de los tampones aumentaron un 12,2% en las tiendas minoristas durante el año que finalizó el 2 de octubre, según los últimos datos de la empresa de investigación de mercados IRI. Los protectores aumentaron un 11,6%.

Una de cada cuatro mujeres tuvo dificultades para comprar artículos para el periodo en el último año debido a la falta de ingresos, según la Alliance for Period Supplies.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *