noviembre 29, 2022

la FDA advierte sobre los peligrosos desafíos de las redes sociales


(CNN) — ¿Quieres cocinar pollo en NyQuil? ¿Tener sobredosis de antihistamínicos? ¿Tragar cápsulas de detergente para ropa?

Si bien la mayoría de nosotros retrocedería con horror ante sugerencias tan peligrosas, los adolescentes y adultos jóvenes continúan siendo susceptibles a desafíos como estos que aparecen en las redes sociales, según la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA, por sus siglas en inglés).

“Una tendencia en las redes sociales que se basa en la presión de los compañeros son los videoclips en línea de personas que abusan de los medicamentos sin receta y animan a los espectadores a que también lo hagan. Estos desafíos de video, que a menudo están dirigidos a los jóvenes, pueden dañar a las personas, e incluso causarles la muerte”, dijo la FDA en una advertencia.

retos redes sociales

Un desafío reciente publicado en las redes sociales alentó a las personas a cocinar pollo en una mezcla de paracetamol, dextrometorfano y doxilamina, los ingredientes básicos del medicamento conocido comercialmente como NyQuil y algunos productos similares de venta libre para la tos y el resfriado.

“Hervir un medicamento puede hacerlo mucho más concentrado y cambiar sus propiedades de otras maneras”, dijo la FDA. “Incluso si no te comes el pollo, inhalar los vapores del medicamento mientras cocinas podría causar que niveles altos de medicamento entren en su cuerpo. También podría dañar tus pulmones”.

La agencia también señaló un desafío de TikTok que desafiaba a las personas a alucinar tomando grandes dosis del antihistamínico difenhidramina de venta libre. Llamado el “Desafío Benadryl“, la FDA citó informes de adolescentes que terminaron en salas de emergencia de hospitales o murieron después de participar.

¿Por qué los jóvenes son tan susceptibles a los desafíos en línea?

El cerebro adolescente no está completamente desarrollado, según la Academia Estadounidense de Pediatría (AAP por sus siglas en inglés). De hecho, la corteza prefrontal, que maneja el pensamiento racional, la resolución de problemas y las consecuencias, no se desarrolla por completo hasta mediados de los 20 años. Es por eso que los adolescentes y adultos jóvenes suelen ser impulsivos y más propensos a actuar sin considerar las ramificaciones, dijo la AAP.

“Los niños no necesariamente se detendrán a considerar que el detergente para la ropa es un veneno que puede quemarles la garganta y dañar las vías respiratorias. O que el uso indebido de medicamentos como la difenhidramina (Benadryl) puede causar problemas cardíacos graves, convulsiones y coma”, advirtió la AAP en su sitio web.

“En lo que se centrarán es en que un niño popular en la clase hizo esto y obtuvo cientos de me gusta y comentarios”, declaró el sitio web de la AAP. “Las redes sociales recompensan el comportamiento escandaloso, y cuanto más escandaloso, mayores son los derechos de fanfarronear”.

Teniendo en cuenta el impacto masivo de las redes sociales en el comportamiento de los adolescentes, ¿cómo pueden los padres y cuidadores evitar que sus hijos participen en tales desafíos?

Mantén abiertas las líneas de comunicación, sugirió la AAP. Pregúntale a tu hijo adolescente y a sus amigos sobre los desafíos de las redes sociales y discútelos “con calma y sin juicios” mientras los animas a pensar en los posibles resultados negativos.

“Recuérdales a tus hijos que las sobredosis pueden ocurrir con medicamentos de venta libre (OTC) y con medicamentos recetados”, declaró la FDA. En casa, mantén todos los medicamentos recetados y de venta libre bajo llave, agregó la agencia.

Si tu hijo adolescente parece reacio a hablar sobre lo que ha visto, pregúntale sobre sus amigos: “A veces los niños están más dispuestos a hablar sobre sus compañeros que sobre sí mismos”, señaló la AAP.

Si un niño parece haber tomado demasiados medicamentos y “está alucinando, no puede despertarse, ha tenido o está teniendo convulsiones, tiene problemas para respirar, se ha desmayado o muestra otros signos de abuso de drogas, llama al 911 para obtener atención médica inmediata. O comunícate con el control de envenenamiento al 1-800-222-1222”, dijo la FDA.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *