diciembre 7, 2022


Santo Dommingo.- Una buena digestión empieza en la boca, con la masticación, por eso es importante cuidar los hábitos eligiendo alimentos adecuados y evitando comer demasiado rápido, sobre todo en la cena.

Para la diabetóloga Danae Pérez Balbuena lo ideal es consumir alimentos que eviten digestiones lentas y pesadas y sustituir los platos copiosos por otros más ligeros y nutritivos a la hora de la cena.

“Para esta hora de la noche se recomienda el consumo de fibra dietética (Chía, avena, quinoa, frutas), verduras de hojas verdes, yogurt y Kéfir, por su alto contenido de probióticos, además, pescado blanco, aceite de oliva, frutos secos, caldos caseros”, explica Pérez.

Importancia de una cena ligera
Importancia de una cena ligera

La también especialista en nutrición indica que siempre se debe tomar en consideración la forma de preparación de los alimentos y el tiempo de cocción, además de que se deben evitar las frituras y darle prioridad a la preparación al vapor, plancha o hervidos.

Dice que se ha demostrado en diversos estudios científicos que las cenas tardías se relacionan a la elevación de azúcar en sangre y con la obesidad, porque se puede presentar lo que llaman un balance energético positivo, que quiere decir que se ingiere muchas calorías y se gasta menos, por lo tanto estas se almacenan en el cuerpo en forma de grasa, por lo que se debe cenar por lo menos tres horas antes de irse a la cama.

También te podría interesar: La teoría de una buena alimentación

Para esta nutrióloga lo importante es saber qué comer y qué cantidad, y además respetar los horarios que se recomiendan para la cena (7:00 a 9:00 PM), así el organismo podrá iniciar el proceso de digestión antes de irse a la cama, logrando evitar la sensación de pesadez en el estómago e indigestión.

“Siempre se debe tomar en consideración el estilo de vida y el ritmo circadiano de cada uno, si la persona come fuera de su ritmo circadiano puede cursar con alteración en su metabolismo”, indica.

que le pasa al cuerpo si no cenas 7fe2468b 1280x720

A la hora de perder peso, muchas veces las personas se saltan la hora de la cena, por lo que la especialista advierte que esto es un grave error, ya que con esta acción lo que se logra es que el organismo interprete que tiene un déficit de aporte calórico y se prepara para crear una reserva en forma de grasa que le aporte energía al cuerpo, por lo tanto, en la próxima comida la captación de calorías será más alto que el día anterior.

“No cenar puede provocar hipoglucemias, déficit de nutrientes y ralentizar el metabolismo”, agrega Balbuena.

En cuanto a comer frutas en la noche, explica que las porciones o cantidades de estas deben ser el foco de atención primaria que tiene que tener la persona que la consume.

“El momento del día o el orden de los alimentos no tienen ninguna influencia en los efectos beneficiosos de comer fruta. Estas aportan vitaminas, minerales y fibra dietética, que regulan el tránsito intestinal, reduciendo el estreñimiento, además del aporte de antioxidantes que combaten con radicales libres, logrando así retrasar el envejecimiento”, resalta.

Advierte que se debe consumir fruta en nuestra dieta diaria, pero que es preferible evitar consumirla como jugo, porque va a requerir varias porciones para hacer un buen vaso de jugo y quizás tengas que agregar azúcar, siempre es recomendable consumir la fruta entera.

pareja cenando kYDF U10066065513SVE 624x385@Las Provincias

Dentro de sus recomendaciones, señala que “se debe procurar que la dieta sea atractiva y variada; que estimule los sentidos.

También se deben controlar las cantidades de comida, consumir poca grasa, poco alcohol y bebidas gaseosas.

No abusar de especias, salsas y picantes, no acostarse ni realizar esfuerzos importantes inmediatamente después de comer”. Puntualiza la galena que labora en el Centro Médico Integral Santana Guzmán II, ubicado en la avenida Sabana Larga .





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *