diciembre 5, 2022

¿Se pueden cobrar beneficios del Seguro Social en EE.UU. sin haber trabajado?


(CNN Español) — Los familiares de personas que han trabajado y aportado al Seguro Social en Estados Unidos —por ejemplo cónyuges, excónyuges, padres o hijos— pueden, en algunos casos, cobrar beneficios aunque ellos no hayan trabajado.

La Administración del Seguro Social (SAA, por sus siglas en inglés) utiliza el dinero proveniente de los aportes para pagar beneficios a cuatro categorías de personas: los que ya se han retirado, las personas discapacitadas, los sobrevivientes de trabajadores que hayan muerto y las personas dependientes de los beneficiarios.

Los beneficios del Seguro Social para sobrevivientes

Unos 5,9 millones de personas recibían beneficios para sobrevivientes en marzo de este año, según la información de la organización sin fines de lucro AARP. Unos dos tercios eran viudos de los trabajadores fallecidos, que pueden cobrar los beneficios para sobrevivientes a partir de los 60 años en términos generales.

Además de los cónyuges, estos beneficios pueden otorgarse a excónyuges (si el matrimonio duró al menos 10 años y no se han vuelto a casar antes de los 60 años) y en algunas circunstancias también a hijos, padres o abuelos.

En el caso de hijos, deben ser solteros menores de 18 o de hasta 19 si estudian a tiempo completo o mayores con una discapacidad que comenzó antes de que cumplieran 22, según la SSA. En el caso de padres, mientras tanto, se otorga cuando tienen de 62 años en adelante y dependían del trabajador que murió para la mitad de su manutención al menos.

Los montos dependen de lo que recibía la persona fallecida al momento de la muerte.  El porcentaje de cobro va aproximadamente desde el 70% al 100% dependiendo de la edad de la persona que sobreviva.

(Los cónyuges o hijos sobrevivientes también pueden, en algunos casos, recibir un pago especial por fallecimiento que asciende a US$ 255).

Beneficios para cónyuges e hijos

Si estás casado hace al menos un año, tienes de 62 años en adelante (salvo excepciones) y tu pareja cobra sus beneficios jubilatorios, tú también puedes cobrar un beneficio de cónyuge aunque no hayas trabajado. Según AARP, puede ir desde el 32,5% al 50% de la cantidad que tiene derecho a recibir tu cónyuge en su edad de jubilación plena (que dependiendo el año en el que nació se sitúa entre los 66 y 67).

También los hijos y en ciertas ocasiones hijastros, nietos y nietos políticos pueden recibir beneficios aunque no hayan trabajado, que se calculan en función de lo que haya aportado el padre o la madre (o abuelo o abuela). Para que los hijos reciban esos beneficios deben tener menos de 18 o hasta 19 y todavía asistir a la secundaria a tiempo completo o una discapacidad que haya comenzado antes de los 22 años.

El pago puede ser de hasta la mitad de lo que le corresponde al progenitor en la edad plena de jubilación por hijo. Sin embargo, hay límites familiares según los ingresos del núcleo que pueden jugar en el cálculo.

Ese límite, según la SSA, en general varía entre el 150% y el 180% del beneficio básico del trabajador que aportó al Seguro Social.

Contactos útiles

Cada caso es diferente, por lo que es recomendable tener a mano ciertos contactos útiles en caso de que tengas consultas o solicitudes vinculadas a los beneficios por el Seguro Social.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *