noviembre 29, 2022

¿Por qué hoy en día las niñas y adolescentes tienen tanta ansiedad y depresión?


(CNN) — Mis años de adolescencia, como muchos de nuestros años de adolescencia, fueron crudos. Me sentí vulnerable, desestabilizada y confundida, y registré todo en las páginas de diarios altamente guardados.

Mirando hacia atrás, veo que había una belleza en esta crudeza. Todos esos fuertes sentimientos me ayudaron a descubrir quién era yo y qué tipo de personas quería a mi alrededor. También me siento afortunada de ser parte de la última generación en experimentar la infancia sin mucho en la vida digital, y la última en ser influenciada por los holgazanes de la generación X en lugar de los autoptimizadores que vinieron después. Esta crudeza estaba algo protegida de las influencias sociales que me decían que debería hacer y ser más.

Esto hoy no es cierto. Las niñas están creciendo con un número creciente de presiones externas, lo que hace que su transición a la adolescencia y la edad adulta sea mucho más perturbadora psicológicamente de lo que solía ser. Las investigaciones muestran picos pronunciados en la depresión y la ansiedad entre las niñas en los últimos años, a tasas notablemente más altas que en los niños.

En su nuevo libro, “Girls on the Brink: Helping Our Daughters Thrive in an Era of Increased Anxiety, Depression, and Social Media”, Donna Jackson Nakazawa analiza por qué ocurre esto y qué podemos hacer al respecto. CNN habló con Nakazawa sobre la nueva ciencia del cerebro en las niñas y la pubertad, y cómo nuestro acelerado estilo de vida en línea no funciona bien con nuestras necesidades psicológicas.

Esta entrevista ha sido editada y resumida para mayor claridad.

1 de cada 5 casos de depresión se podría relacionar al estrés laboral 1:14

CNN: ¿Qué tiene este momento que hace que la vida sea mucho más desafiante emocionalmente para las niñas y adolescentes?

Donna Jackson Nakazawa: Hay mucho enfoque en el desempeño y la competencia. Nuestros hijos se están perdiendo esa parte importante de la infancia, los de entre 7 y 13 años, cuando deberían estar haciendo cosas como pasar el rato con sus amigos y tumbarse en el césped para charlar sobre lo que sea. Hemos reemplazado eso con una cultura de rápido movimiento y también hemos agregado las redes sociales, en las que se supone que los niños no deben estar sino hasta los 13 años, pero muchos lo hacen mucho antes.

Una vez que están en las redes sociales, el enfoque en la apariencia afecta especialmente a las niñas. Es más probable que les “gusten” o “no les gusten” en función de su apariencia y que sean más sexualizadas que los niños. Aprenden que cuanta más ropa te quitas, más “me gusta” obtienes, y que sus cuerpos serán evaluados.

Agrégale a esto las amenazas del calentamiento global, los tiroteos en las escuelas y todo lo demás. Todo se está calentando, literalmente, y se crean plataformas de redes sociales para aumentar la intensidad de la emoción. Y luego tenemos que superponer la cruda realidad de que las niñas enfrentan rutinariamente amenazas adicionales como el acoso sexual, violación y violencia contra las mujeres por el hecho de ser mujeres.

Depresión ansiedad Niñas

El enfoque de las redes sociales en la apariencia es difícil para las niñas, que se enfrentan a “likes” según su apariencia.
(Crédito: Tommaso79/iStockphoto/Getty Images)

CNN: ¿Son los cerebros de las niñas particularmente más sensibles a estos factores estresantes?

Nakazawa: La pubertad es un momento muy vulnerable para el desarrollo del cerebro de las niñas. Por supuesto, esto también es cierto para los niños y para todos en el espectro, pero es especialmente cierto para las niñas. Cuando el estrógeno se incorpora durante la pubertad, es particularmente poderoso para aumentar una potente respuesta de estrés a los factores estresantes no mitigados, y hay una buena razón para ello.

El estrógeno, evolutivamente hablando, es una hormona maravillosa y un regulador maestro en el cerebro. En el lado bueno, en circunstancias normales, brinda a las mujeres esta respuesta inmunológica adicional que las ayuda a mantenerse sanas y fuertes. Pero cuando una mujer se enfrenta a grandes factores estresantes continuos en el entorno, puede hacer que nuestros sistemas reaccionen de forma exagerada. Esta es la razón por la que las mujeres tienen una respuesta más sólida a las vacunas y por la que las mujeres sufren enfermedades autoinmunes en una proporción mucho mayor que la de los hombres. Los factores estresantes sociales pueden provocar una respuesta inmunológica similar a la de experimentar daño físico.

Cuando las niñas experimentan estrés social y emocional abrumador al mismo tiempo que el estrógeno se incorpora durante la pubertad, esto puede exacerbar los efectos nocivos del estrés en la salud y el desarrollo.

CNN: Además de todo eso, las niñas pasan por la pubertad a edades más tempranas

Nakazawa: La pubertad ocurre antes en un momento en el que se supone que el cerebro no debe remodelarse. Todas esas partes del cerebro que ayudan a discernir a qué debemos responder y a qué no, y cuándo necesitamos ayuda, aún no se han activado.

Los científicos todavía están tratando de analizar por qué la pubertad ocurre antes, pero sabemos que está sucediendo. Por allá por el año 1800, las niñas tenían la regla alrededor de los 16 años; en la década de 1900, era alrededor de los 15 años; y en 2020, la edad promedio fue de 11 años. Puede ser que el estrés o un cambio en la dieta aceleren el desarrollo. Algunos neurocientíficos postulan que es posible que la sexualización de las niñas a una edad temprana sea quizás otra parte de la razón por la que atraviesan la pubertad temprano. Si el entorno te dice que eres sexual, entonces podría desencadenar las vías que desencadenan la pubertad. Pero para cada una de estas teorías siempre hay alguien que dice que no sabemos.

Cualquiera que sea la razón, cada vez más niñas atraviesan la pubertad más jóvenes, lo que significa que tienen sentimientos y experimentan un mayor estrés antes de que sus cerebros se enciendan y conecten para manejarlo. Este es un desajuste evolutivo.

Los padres deben encontrar formas de mantener una conversación abierta con las niñas para que hablen durante los momentos difíciles. (Crédito: ljubaphoto/E+/Getty Images)

CNN: La pubertad, para todos, tiende a ser una época de fuertes sentimientos y cierto nivel de alienación. ¿Cómo se puede saber la diferencia entre los típicos adolescentes malhumorados y un trastorno de salud mental?

Nakazawa: La señal clásica es que tu hijo ya no te habla ni a ti ni a nadie. Se aíslan, están irritables, se pelean con amigos, duermen todo el tiempo o no duermen nada, y experimentan tristeza, desesperanza y fatiga persistentes.

Por eso, cuando tu hija venga a ti con cosas difíciles, trata de que sea una buena experiencia para ella. Si un niño dice que puede hablar con sus padres sobre cualquier cosa, eso dice mucho sobre cómo le está yendo. Los padres deben tratar de encontrar formas de mantener la conversación abierta, y no solo con ellos, sino con cualquier persona, ya sea una tía favorita o un maestro.

CNN: Aún así, la solución a este problema no es algo que los padres puedan o deban manejar por su cuenta, ¿verdad?

Nakazawa: Hay tantas maneras diferentes de atraer a la comunidad en general. Demasiados padres piensan que están solos al lidiar con esto, pero no estamos solos, y no deberíamos pensar que todo esto depende de nosotros. Habrá un momento en que nuestros hijos no nos hablen, y está bien comunicarse con la escuela y decir que necesita ayuda. No es un fracaso si su hijo está ansioso o deprimido, y no puede manejarlo solo. ¿Por qué deberíamos pensar que somos los únicos con consejos viables?

La terapia de conversación puede ayudar; hay muy buena evidencia. Al igual que tener una comunidad más amplia, que puede brindar mucha tranquilidad a los niños, porque así es como evolucionaron los humanos a lo largo del tiempo evolutivo, sabíamos que la tribu nos respaldaba. Venimos de entornos comunitarios, pero hoy en día hay mucho aislamiento y los niños sienten que están compitiendo entre sí, lo que hace que sea menos probable que se sientan conectados.

Cuando involucras a la comunidad, tus hijos perciben del resto del mundo que ellos importan y que hay otros adultos en el mundo que dicen: “Te veo por allá”. Queremos que nuestros niños participen en eventos de toda la comunidad que no se traten de desempeño o evaluación, ni de validación externa, ni de creación de su currículum. En cambio, queremos que estas experiencias les ayuden a saber que importan porque importan y aumentan su valor intrínseco.

En general, cuanto más hagamos que el mundo en general parezca atractivo y emocionante bueno para nuestras niñas, lleno de conexiones saludables y diferente de su mundo de redes sociales en línea, más seguras se sentirán nuestras niñas.

Cuando se sienten seguras, es menos probable que la maquinaria del estrés en sus cerebros se active y tienen más posibilidades de pasar la adolescencia sin depresión ni ansiedad. Los cerebros de las niñas en la pubertad son increíblemente ágiles; están tomando muchas señales sociales a la vez. Si estas señales son buenas y eliminamos muchos de los factores estresantes, el cerebro femenino adolescente es un superpoder.

Nota del editor: Elissa Strauss cubre la cultura y la política de la paternidad. Su libro sobre el poder radical de la crianza y el cuidado se publicará en 2023.=



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *