noviembre 25, 2022

Los antidepresivos no impactan el neurodesarrollo fetal, según estudio


(CNN) — Las futuras madres que toman algunos de los antidepresivos más comunes no tienen que preocuparse de que la medicación pueda perjudicar el futuro desarrollo neurológico conductual o cognitivo de su hijo, según un nuevo estudio realizado a más de 145.000 mujeres y sus hijos en todo Estados Unidos, a los que se hizo un seguimiento de hasta 14 años.

“Los resultados de estudios anteriores sobre este tema han presentado resultados contradictorios. Debido al gran tamaño de nuestra población y al diseño cuidadoso del estudio, creemos que nuestro estudio ofrece una claridad que podría ayudar a los pacientes y a los proveedores a tomar decisiones sobre el tratamiento en el embarazo”, dijo la autora del estudio, Elizabeth Suárez, instructora del Centro de Farmacoepidemiología y Ciencias del Tratamiento del Instituto Rutgers de Investigación sobre la Salud, la Política Sanitaria y el Envejecimiento.

El uso de antidepresivos durante el embarazo no se asoció con el autismo, el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH), los trastornos del comportamiento, los trastornos del desarrollo del habla, el lenguaje, el aprendizaje y la coordinación o las discapacidades intelectuales, según el estudio, publicado este lunes en la revista académica JAMA Internal Medicine.

“Creemos que estos resultados son tranquilizadores cuando se trata de las preocupaciones sobre los posibles efectos en los resultados del neurodesarrollo en los niños, especialmente para los diagnósticos que pueden ser de mayor preocupación para los futuros padres como el trastorno del espectro autista”, dijo Suárez a través de correo electrónico.

“Este es un artículo realmente importante. Las mujeres y los profesionales de la salud a menudo se preocupan por los antidepresivos en el embarazo, y a veces deciden suspender repentinamente estos medicamentos tan pronto como se conoce el embarazo”, dijo Carmine Pariante, profesor de Psiquiatría Biológica en el Instituto de Psiquiatría, Psicología y Neurociencia del King’s College de Londres, en un comunicado.

En cambio, a las mujeres con depresión y otras enfermedades mentales para las que se prescriben antidepresivos se les debería decir que el riesgo en el embarazo “no es tan alto como se pensaba”, dijo Pariante, quien no participó en el estudio.

“Estoy agradecida por este estudio”, dijo a CNN por correo electrónico la doctora Tiffany Moore Simas, miembro del Comité de Guías de Práctica Clínica sobre Obstetricia del Colegio Estadounidense de Ginecología y Obstetricia.
“Una de cada cinco personas perinatales experimentará una condición de salud mental”, dijo Moore Simas, quien no participó en el estudio. “Debemos dejar de avergonzarlas por hacer lo necesario para cuidarse. Los bebés sanos necesitan madres sanas”.

Un tema controvertido

Numerosos estudios a lo largo de las décadas han encontrado asociaciones entre el uso de antidepresivos durante el embarazo y problemas de desarrollo en los niños, predominantemente autismo y TDAH. Pero las investigaciones más recientes han puesto en tela de juicio la calidad de los estudios anteriores. Muchos de los estudios más antiguos eran de carácter observacional y a menudo no controlaban los factores que contribuían a ello, como la obesidad y otros problemas de salud, las toxinas ambientales, la inflamación e incluso el estrés materno.

Las investigaciones más antiguas tampoco tuvieron en cuenta el impacto en el desarrollo del feto de una madre con depresión no controlada, ansiedad u otro trastorno psiquiátrico. No tratar el trastorno mental de la madre también se ha relacionado con “el nacimiento de niños muertos, partos prematuros, restricción del crecimiento y problemas de peso al nacer, el deterioro del vínculo afectivo, los resultados adversos del neurodesarrollo y el aumento del riesgo de salud mental de la progenie”, dijo Moore Simas.

Las mujeres deprimidas también pueden faltar a las visitas prenatales, saltarse las comidas, abusar del alcohol o del tabaco y, en general, no cuidar de su feto en crecimiento como no se cuidan a sí mismas, dicen los expertos.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés), un número muy reducido de antidepresivos se ha relacionado con un mayor riesgo de defectos congénitos, por lo que las mujeres embarazadas deberían discutir sobre su medicación con sus médicos.

“En nuestro estudio no tuvimos en cuenta otros posibles resultados adversos. Nuestros resultados sobre los trastornos del neurodesarrollo deben sopesarse con el riesgo de otros resultados, como un posible aumento ligero del riesgo de parto prematuro, y los beneficios del tratamiento”, dijo Suárez.

A pesar del avance de los conocimientos que demuestran el escaso o nulo impacto de los antidepresivos más comunes, muchos médicos y futuras madres siguen desconfiando de su uso, dijo Moore Simas.

Las consultas entre las embarazadas y sus médicos sobre el uso de antidepresivos suelen “enmarcarse en el contexto del riesgo de los medicamentos, a pesar de que los datos son en general tranquilizadores”, dijo. “Las conversaciones sobre el uso de medicamentos para la salud mental en el embarazo o en otros casos deben tener en cuenta el riesgo de la enfermedad no tratada”.

El Colegio Estadounidense de Ginecología y Obstetricia se reúne periódicamente para actualizar las orientaciones sobre los medicamentos que son seguros de usar durante el embarazo, dijo un portavoz a CNN, y revisará investigaciones recientes, incluyendo este nuevo estudio.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *