diciembre 3, 2022

Lo que una experta quiere que sepas sobre los trastornos de ansiedad


(CNN) — Todos los adultos menores de 65 años deberían someterse a valoraciones de ansiedad, según el influyente Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de EE.UU. (USPSTF, por sus siglas en inglés), que publicó el mes pasado un nuevo proyecto de recomendaciones.

Las recomendaciones, que ayudan a orientar las decisiones de los médicos, no son definitivas hasta que concluya un periodo de comentarios públicos a finales de este mes.

Sin embargo, es la primera vez que el grupo nacional de expertos recomienda la detección de la ansiedad en un sector tan amplio de la población estadounidense. ¿Qué síntomas pueden presentar las personas? ¿Con qué frecuencia deben realizarse las pruebas de detección de la ansiedad y en qué consisten? ¿Qué tratamientos existen? ¿Y qué significan estas recomendaciones?

Para responder a estas preguntas, hablamos con la Dra. Leana Wen, analista médica de CNN, médica de urgencias y profesora de Política y Gestión Sanitaria en la Escuela de Salud Pública del Instituto Milken de la Universidad George Washington. También es autora de “Lifelines: A Doctor’s Journey in the Fight for Public Health”.

CNN: ¿Cuán comunes son los trastornos de ansiedad?

Dra. Leana Wen: Según el proyecto de recomendaciones del Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de EE.UU., la prevalencia de los trastornos de ansiedad a lo largo de la vida es del 26% para los hombres y del 40% para las mujeres. Esto significa que aproximadamente 1 de cada 4 hombres y 4 de cada 10 mujeres desarrollarán un trastorno de ansiedad en algún momento de su vida.

Está claro que es un problema que hay que abordar. La ansiedad, al igual que la depresión y otros problemas de salud mental, debe tratarse con la misma atención que prestamos a los problemas de salud física. Me alegro de que el grupo de trabajo haya emitido recomendaciones que aumentarán la concienciación sobre la necesidad de diagnosticar la ansiedad.

CNN: ¿Cómo defines la ansiedad?

Wen: Esta es una aclaración importante: es crucial distinguir los sentimientos de ansiedad del diagnóstico médico de un trastorno de ansiedad. La ansiedad es una reacción normal al estrés. Todo el mundo siente algún nivel de nerviosismo ante situaciones de su vida.

Los trastornos de ansiedad se caracterizan por un miedo o una ansiedad persistentes y excesivos que afectan a la capacidad de funcionamiento de la persona. Pueden llevar a las personas a evitar situaciones, compromisos sociales, funciones profesionales, citas o incluso tareas diarias, por ejemplo, y afectar a sus trabajos, su educación y sus relaciones personales. Los trastornos de ansiedad incluyen una serie de diagnósticos, como el trastorno de ansiedad generalizada, el trastorno de pánico, el trastorno de ansiedad social y las fobias específicas.

CNN: ¿Existen algunos grupos de población que puedan tener un mayor riesgo de sufrir ansiedad?

Wen: La presencia de alguna otra condición de salud mental aumenta la probabilidad de que una persona desarrolle trastornos de ansiedad. Por ejemplo, la depresión y la ansiedad suelen coincidir. Un amplio estudio descubrió que el 67% de las personas con depresión también tenían un trastorno de ansiedad. También existe una relación entre los trastornos de ansiedad y el consumo de tabaco y alcohol. Los acontecimientos vitales estresantes, como la pérdida del trabajo, el duelo o el embarazo, también pueden aumentar la probabilidad de sufrir trastornos de ansiedad.

(El proyecto de recomendaciones también reconoce la necesidad de seguir investigando la prevalencia de los trastornos de ansiedad en grupos de población definidos por la raza y la etnia, la orientación sexual y la identidad de género, entre otros).

CNN: ¿Cuáles son algunos de los síntomas de los trastornos de ansiedad?

Wen: Las personas con trastornos de ansiedad pueden experimentar una amplia gama de síntomas: estar inquieto e intranquilo, tener una sensación de pánico o de fatalismo, tener dificultades para concentrarse o dormir y experimentar ataques de pánico. Los ataques de pánico se caracterizan por palpitaciones, falta de aire o manos frías y con hormigueo.

Es importante señalar que muchas personas con trastornos de ansiedad pueden tener otros síntomas físicos. Por ejemplo, algunas desarrollan dolores de cabeza, dolores de estómago, náuseas y fatiga. Dado que los síntomas del trastorno de ansiedad son tan variados, es frecuente que no se detecten y diagnostiquen con facilidad.

CNN: ¿Con qué frecuencia deberían los médicos examinar a sus pacientes para detectar la ansiedad?

Wen: El proyecto de recomendaciones del grupo de trabajo no lo especifica. Esto se debe a que todavía no hay suficiente investigación para decir que la detección de la ansiedad tiene que ocurrir en un determinado intervalo de tiempo. El grupo de trabajo nacional aboga por un “enfoque pragmático” que “podría incluir la valoración de todos los adultos que no se hayan sometido a él antes y el uso del juicio clínico para considerar otros factores, como las condiciones de salud subyacentes y los acontecimientos de la vida, para tomar decisiones sobre si es necesaria una valoración adicional para las personas que están en alto riesgo”.

Lo que esto me dice, como clínico, es que si nunca hemos examinado a un paciente por ansiedad, es una buena práctica hacerlo al menos una vez. (Eso suele implicar que los pacientes rellenen un cuestionario y/o respondan a una serie de preguntas durante una cita médica). A continuación, dependiendo de lo que hayamos detectado en las circunstancias cambiantes de un paciente, podemos volver a realizar la valoración. Por ejemplo, podríamos hacer una valoración si un paciente ha tenido un cambio de vida reciente, si se le ha diagnosticado depresión u otra enfermedad mental, o si ha informado de un aumento del consumo de alcohol.

Los médicos también deben estar atentos a otros síntomas que puedan indicar un trastorno de ansiedad subyacente.

CNN: ¿Qué tratamientos existen para las personas a las que se les ha diagnosticado un trastorno de ansiedad?

Wen: Al igual que la depresión y algunos otros diagnósticos de salud mental, los trastornos de ansiedad pueden tratarse mediante farmacoterapia, psicoterapia o ambas. La farmacoterapia incluye medicamentos, mientras que la psicoterapia incluye la terapia cognitivo-conductual que se realiza mediante el trabajo con un psicólogo u otro especialista en salud mental. Los médicos suelen recomendar también cambios en el estilo de vida, como la meditación, el ejercicio y la reducción del consumo de alcohol y tabaco.

Algunos pacientes necesitan un tratamiento continuo. Muchos reciben tratamiento durante un periodo de tiempo y luego se les hace un seguimiento para ver si pueden volver a necesitarlo.

La conclusión es que los tratamientos funcionan. Reducen los síntomas de los trastornos de ansiedad y ayudan a las personas a recuperar el bienestar en sus vidas.

CNN: ¿Qué debe hacer alguien si cree que podría tener un trastorno de ansiedad?

Wen: Hay herramientas de detección en línea que las personas pueden utilizar para ver si podrían tener ansiedad, incluyendo la escala de Trastorno de Ansiedad Generalizada. Cualquier persona que piense que podría tener un trastorno de ansiedad debería pedir una cita con su médico de atención primaria. Si ya acuden a un especialista en salud mental, también podrían ir directamente a esa persona.

Es importante contarle al médico todos sus síntomas. Algunos que no parecen estar directamente relacionados pueden apuntar en realidad a un trastorno de ansiedad. Tampoco hay que perder tiempo, el tratamiento existe y funciona.

Si tuvieras un problema de salud física, por ejemplo, dolores de cabeza debido a migrañas o dolores de estómago debido a úlceras, querrías que se tratara. Los problemas de salud mental deben tratarse de la misma manera, con el mismo nivel de urgencia.

CNN: ¿Por qué las recomendaciones dicen que las revisiones deben ser para adultos menores de 65 años? ¿Qué pasa con los niños o las personas mayores?

Wen: El grupo de trabajo especifica que la evidencia es más fuerte para apoyar la valoración rutinaria de la ansiedad en adultos menores de 65 años.

Eso no significa que los niños o los adultos mayores no deban someterse a una valoración de ansiedad. Es una buena práctica que los médicos estén atentos a los síntomas de ansiedad o a las preocupaciones de todos sus pacientes, independientemente de la edad, y del mismo modo, que los pacientes planteen la posibilidad de síntomas de ansiedad a su proveedor de atención médica.

CNN: ¿Cuál es el siguiente paso de las recomendaciones del grupo de trabajo, cuándo entrarán en vigor?

Wen: Estas recomendaciones por ahora están en etapa de borrador, lo que significa que el grupo de trabajo está solicitando comentarios del público hasta el 17 de octubre. Preveo que estarán finalizadas a finales de este mes.

Incluso entonces, sigue siendo responsabilidad de los profesionales de la salud aplicar la detección de la ansiedad a sus pacientes. Espero que las recomendaciones logren su objetivo crucial de aumentar la concienciación sobre los trastornos de ansiedad y hacer que más pacientes reciban tratamiento para este problema de salud mental.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *