noviembre 26, 2022

el sospechoso está bajo custodia


(CNN) –– Un sospechoso de 15 años está bajo custodia después de que cinco personas murieran y al menos otras dos resultaran heridas durante un tiroteo masivo este jueves en Raleigh, en un hecho que el gobernador de Carolina del Norte calificó de “momento de agonía indescriptible”.

Una de las víctimas que falleció era un agente de policía de Raleigh que estaba fuera de servicio: Gabriel Torres, de 29 años, iba camino a su trabajo, dijeron las autoridades.

Los funcionarios ofrecieron pocos detalles sobre lo que ocurrió, pero dijeron que la escena del crimen se extendía más de 3,2 kilómetros por calles de vecindario. El tiroteo terminó después de un enfrentamiento extenso, durante el cual el atacante resultó gravemente herido.

Las otras víctimas que perdieron la vida fueron identificadas como Nicole Conners, de 52 años; Susan Karnatz, de 49; María Mariscal, de 35, y James Roger Thompson, de 16.

Escucha las llamadas de pavor al 911 de los testigos del tiroteo en Raleigh 1:27

Un policía herido en el tiroteo recibió el alta del hospital, mientras que la otra persona herida, Marcille Lynn Gardner, de 59 años, se encuentra en estado crítico, según la jefa de policía de Raleigh, Estella D. Patterson.

“Mi corazón carga una gran tristeza, pues no tenemos respuestas sobre por qué ocurrió esta tragedia”, dijo Patterson.

Por su parte, el gobernador Roy Cooper, aseveró en una conferencia de prensa este viernes que el tiroteo fue “un acto exasperante y trágico de violencia armada”.

“Fue una misión compleja, en muy poco tiempo, detener al atacante”, dijo Cooper, al elogiar la respuesta de la policía.

“Estamos tristes. Estamos enojados y queremos conocer las respuestas a todas las preguntas”, agregó. “Esas preguntas serán resueltas. Algunas hoy y más de ellas con el tiempo. Pero creo que todos conocemos la verdad central: ningún vecindario, ningún padre, ningún hijo, ningún abuelo, nadie debería sentir este miedo en sus comunidades”, continuó.

Lo que sabemos del sospechoso

El portavoz de la policía de Raleigh, el teniente Jason Borneo, identificó al presunto atacante como un joven blanco. La policía no ha divulgado ningún otro detalle sobre él.

Horas antes, la jefa Patterson informó que “un sospechoso de 15 años, de raza blanca, fue puesto bajo custodia y se encuentra en estado crítico”, dijo.

Al sospechoso lo trasladaron a un hospital después de ser detenido, informó la afiliada de CNN WRAL-TV. Las autoridades no mencionaron la magnitud de las lesiones del sospechoso. CNN se ha comunicado con el hospital para obtener más información.

El tiroteo desató una persecución de horas

El tiroteo comenzó poco después de las 5 p.m. en el vecindario de Hedingham, cerca de Neuse River Greenway, dijeron las autoridades. Entonces, empezó una intensa persecución de las autoridades para intentar detener al sospechoso.

La policía tuiteó poco antes de las 6 p.m. que sus agentes estaban “en la escena de un tiroteo activo en el área de Neuse River Greenwa,y cerca de Osprey Cove Drive y Bay Harbor Drive”. Luego se les aconsejó a los residentes que permanecieran en sus hogares “hasta nuevo aviso”.

Las autoridades “contuvieron” al presunto atacante alrededor de las 8 p.m. dentro de una residencia en el área, dijo la alcaldesa de Raleigh, Mary-Ann Baldwin, a los periodistas este jueves.

Imágenes aéreas de WRAL-TV mostraron más de una decena de vehículos de emergencia alineados en un camino a través de un área boscosa.

Una mujer que estaba en el campo de prácticas de Hedingham Golf Club dijo que un “flujo interminable de policías” pasó por el área.

“Un jugador profesional de golf salió para decirnos que nos refugiáramos adentro o que nos fuéramos lo antes posible”, le dijo a CNN. “Estaban muy tranquilos, pero me di cuenta de que algo andaba mal, así que nos fuimos de inmediato”.

El sospechoso fue puesto bajo custodia antes de las 9:40 p.m. jueves, dijo la policía.

Baldwin, en una conferencia de prensa junto a otros funcionarios, expresó su frustración por la desgarradora violencia armada que se infiltró en su ciudad.

“Hoy ha sido un día muy difícil en nuestra ciudad. Orábamos para que algo así nunca sucediera aquí. Pasó”, dijo Baldwin.

La policía respondió a un tiroteo en la ciudad de Raleigh, Carolina del Norte.

La alcaldesa enfatizó en que se debe detener la violencia generalizada con armas de fuego. “Tenemos trabajo que hacer, pero hay demasiadas víctimas”, dijo.

“Tenemos que despertar. No quiero que otros alcaldes estén parados aquí en el podio, con el corazón roto porque la gente de su comunidad murió, innecesaria y trágicamente”.

Al menos 531 tiroteos masivos, incluido el de Raleigh este jueves, han ocurrido en Estados Unidos en lo que va del año, según Gun Violence Archive. La organización, al igual que CNN, define un tiroteo masivo como aquel en el que al menos cuatro personas reciben disparos, sin contar al atacante.

El gobernador Cooper hizo eco de las palabras de la alcaldesa y pidió oraciones por las víctimas y la comunidad.

“Esta noche, el terror ha alcanzado nuestra puerta. La pesadilla de toda comunidad ha llegado a Raleigh”, dijo Cooper. “Este es un acto de violencia sin sentido, horrible y exasperante que se ha cometido”.

Tanto Cooper como Baldwin elogiaron la respuesta de varias agencias ante el tiroteo. Cooper dijo que los agentes corrieron hacia “un atacante que estaba listo para matar gente”.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *